Coordenadas

El ‘superpeso’ a debate… nuevamente

Un dólar de 15 pesos, más allá de lo atractivo que pueda sonar, tendría un impacto muy negativo en la economía.

La pregunta es reiterada. Se repite una y otra vez: ¿seguirá fortaleciéndose el peso frente al dólar? ¿Por cuánto tiempo tendremos un ‘superpeso’ que cotice cerca de los 17? ¿Acaso llegaremos a niveles por debajo de los 17?

Y hay muchas otras interrogantes que ya no agrego.

Ayer, nuevamente, la divisa norteamericana le apuntó a los 17 y llegó a un mínimo de 17.07 pesos, luego rebotó un poco.

Muchos operadores consideran que es muy factible, si no lo hace ahora, baje de los 17 en el curso de las próximas semanas.

Los factores que han propiciado el fortalecimiento de la paridad de nuestra moneda allí están y, salvo sorpresas, van a seguir presentes.

Los inversionistas incluso ya descontaron el escenario de que la Fed anuncie un aumento de un cuarto de punto el próximo 26 de julio y el Banxico siga sin elevar la tasa cuando tome su decisión el 10 de agosto, y a pesar de ello se ve una alta probabilidad de que nuestra moneda siga fortaleciéndose.

La razón es que la apuesta a favor del peso se ha convertido en una decisión que muchos fondos a nivel global ven con mucha simpatía, pues la combinación de elevadas tasas de rendimiento con una moneda que se aprecia está siendo sumamente apetitosa.

Tome usted el ejemplo de un fondo que haya comprado Cetes a seis meses a principios del año, cuando se pagaba un 10.8 por ciento a ese plazo.

Imagine que invirtió un millón de dólares, que convirtió a pesos a 19.40, paridad vigente entonces, y por lo tanto tuvo 19 millones 400 mil pesos de Cetes.

Al término del semestre, ese monto se habría convertido en 20 millones 400 mil pesos.

Al final del semestre, con una ganancia nominal de 5.4 por ciento, el monto de la inversión habría subido a 21 millones 500 mil pesos.

Convertidos a la paridad de 17.10, habría obtenido 1 millón 260 mil dólares.

La ganancia semestral en dólares habría sido de 26 por ciento.

En términos de rendimiento anual equivalente en dólares, la ganancia es superior ¡al 50 por ciento!

Este semestre ha sido impresionante, casi único e irrepetible en las inversiones en activos en pesos.

Hay mercados bursátiles que ni aun en sus épocas de expansión loca ofrecen estos rendimientos.

Al observar estas cifras, muchos fondos que estaban reticentes están empezando a apostar a activos valuados en pesos.

Puede suponerse que la ganancia del peso frente al dólar que se tuvo en el primer semestre de este año no se repetirá.

Para que eso sucediera, el tipo de cambio tendría que terminar el año en poco más de 15 por dólar, un escenario que no ven en el panorama ni los más optimistas en materia de paridad.

Sin embargo, muchos ven todavía espacio para apreciación del peso y no ven que pudiéramos regresar a paridades superiores a los 19 pesos en este año.

En este contexto, Banxico va a tener que valorar con más detenimiento cada vez si conviene mantener las tasas reales en los niveles tan altos que hoy existen o si, en cierto momento en el que se vea que la inflación subyacente viene claramente a la baja, decide empezar a reducir ya las tasas.

Pareciera que por ahora esa posibilidad ni siquiera está en el horizonte, pero me parece que poco a poco va a tener que considerarla… pues un dólar de 15 pesos, más allá de lo atractivo que pueda sonar, tendría un impacto muy negativo en nuestra economía.

COLUMNAS ANTERIORES

Ya no hay duda: la economía está frenando
Los escenarios que vienen con Kamala Harris

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.