Coordenadas

El significado del triunfo de Morena

Morena tuvo un nivel absoluto de votos mucho mayor que el de la alianza opositora, ya que el Edomex tiene 12.6 millones en la lista nominal frente a los 2.3 millones de Coahuila.

No hubo sorpresas. De acuerdo con los resultados que conocemos hasta esta hora, antes de que los institutos electorales locales hubieran dado a conocer las cifras de sus conteos rápidos, se anticipan triunfos holgados de Delfina Gómez en el Estado de México y de Manolo Jiménez en Coahuila.

Los resultados tienen que validarse, primero con los PREP de cada entidad y a partir del miércoles, con el procedimiento legal de los cómputos distritales.

Pero, si resultan correctas las cifras que las encuestas de salida anticipaban ayer por la tarde, hay que explicar las razones por las que se dieron triunfos tan amplios.

La explicación más sencilla y clara se presenta en Coahuila.

Por un lado, tenemos a un candidato de Morena, Armando Guadiana, elegido por encuesta, que desde el principio generó una división al interior de Morena, al grado que uno de los competidores, que parecía incluso más cercano al presidente López Obrador, Ricardo Mejía, acabó yéndose del partido.

Su competidor, Manolo Jiménez, que fuera alcalde de Saltillo, por el contrario, designado sin discusión, con un respaldo pleno de la alianza que lo postuló y con buenos saldos en el gobierno local.

La desventaja tan amplia que en toda la campaña tuvo Guadiana, llevó al final a presionar a Morena para que el PVEM y el PT, que tenían candidatos propios, acabaran quitándoles su respaldo para dárselo a Guadiana.

La derrota fue contundente y preserva a Coahuila como la única entidad del país que seguirá sin alternancia, y uno de los dos que mantiene el PRI, junto con Durango.

En el Estado de México, todavía el día de ayer existía la esperanza entre los integrantes de la alianza opositora de que pudiera darse un resultado que fuera sorprendente, y contradijera lo que las encuestas anticipaban con una elevadísima participación política.

No hubo milagro, los primeros datos del PREP marcan una participación ciudadana del orden 46 al 47 por ciento.

De acuerdo con los sondeos que se publicaron hasta el miércoles pasado, la ventaja de la candidata de Morena y aliados, Delfina Gómez, era muy amplia, lo que se ratificó en las encuestas de salida de la jornada de ayer.

Aunque pareciera que hay una división de victorias pues cada fuerza política ganó una entidad, la realidad es que Morena tuvo un nivel absoluto de votos mucho mayor que el de la alianza opositora, ya que el estado en el que ganó tiene 12.6 millones en la lista nominal frente a los 2.3 millones de Coahuila.

En el balance, cuando se conozca el monto total de los sufragios, hay un gran avance de Morena a partir de su triunfo en el Edomex.

La alianza opositora deberá hacer un diagnóstico claro para definir si el problema fue el gobierno priista en Edomex, un funcionamiento inadecuado de la alianza o la candidata.

Aquí le hemos comentado ampliamente el nivel de aprobación de 62 por ciento de AMLO en el Estado de México frente a una aprobación de 38 por ciento del gobernador Alfredo del Mazo.

Allí ya hubo un punto de partida negativo para la alianza, que nunca pudo remontarse en el curso de la campaña.

Este resultado redefinirá las expectativas de 2024 en la elección presidencial.

Pero, de ello comentaremos mañana.

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

COLUMNAS ANTERIORES

Los escenarios que vienen con Kamala Harris
AMLO y la nostalgia del séptimo año

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.