Coordenadas

¿Ya saben quién perderá las elecciones del domingo?

La oposición avanzaría, pero menos de lo que aspiraba. Morena mantendría poder, pero menos del que necesitaba.

¿Quiere saber quién no va a ganar las elecciones del próximo domingo?

El resultado de hace tres años fue un triunfo aplastante de López Obrador, sacando casi 31 puntos de distancia al segundo lugar.

En la Cámara de Senadores, Morena, en lo individual, obtuvo 39.1 por ciento de los votos válidos, casi 20 puntos por arriba del PAN, que ocupó el segundo lugar.

Entre los diputados, Morena consiguió 38.6 por ciento, igualmente 20 puntos por arriba del PAN.

El triunfo de la 4T fue arrollador en prácticamente todos los ámbitos en los que hubo elecciones.

Los candidatos a diputados de Morena o de la alianza que formaron, ganaron en 218 de los 300 distritos electorales del país, es decir, en 72.7 por ciento de ellos. Igualmente, sus candidatos al Senado obtuvieron el triunfo en 25 de las 32 entidades, equivalentes a 78 por ciento. AMLO ganó en ¡31 estados!

Salvo que hubiera una sorpresa mayúscula, esos resultados serán historia.

Pero… sin excepción, todos los estudios de opinión que se han realizado coinciden en que Morena se mantendrá como la principal fuerza política del país. Va a ganar más diputados que ningún otro partido y también será el partido que gane más gubernaturas.

La discusión no está allí.

Lo que habrá de dirimirse el domingo es el margen con el que gane.

Hay tres escenarios posibles para la Cámara de Diputados.

1.- Que, junto con sus aliados, logre la mayoría calificada en la Cámara.

Esto requiere sumar 331 legisladores. No es imposible, pero no es altamente improbable con las cifras de la encuesta más reciente de El Financiero, que hoy se publica en estas páginas.

2.- Que, aun con sus aliados, pierda la mayoría absoluta.

Esto implicaría no llegar ni a 250 diputados, aun con los de representación proporcional. No es imposible, pero es una debacle cuya dimensión no es hoy lo más probable. La intención de voto de Morena-PT-PVEM reportada por la encuesta referida suma 46 puntos porcentuales y la Constitución permite una sobrerepresentación de hasta 8 puntos. Así que podrían llegar a 54 por ciento de los asientos.

3.- Que, con sus aliados, logre la mayoría absoluta pero no la calificada.

Esto implicaría quedarse en un margen de 251 a 330 legisladores. Por lo pronto, es el escenario más probable. El 54 por ciento que referimos equivale a 270 diputados.

Si ese fuera el caso, perderían 65 asientos respecto a los que hoy tienen, junto con sus aliados.

¿Qué implicaciones existirían si este escenario se concretara?

Morena y sus aliados seguirían teniendo los votos necesarios para pasar el Presupuesto sin tener que negociarlo con la oposición. Igualmente, podrían realizar reformas a leyes secundarias, pues también tienen mayoría absoluta en el Senado.

Pero no podrían realizar reformas constitucionales sin negociarlas con la oposición.

¿Y si Movimiento Ciudadano (MC) votara con Morena esas reformas?

Si, por ejemplo, MC obtuviera 25 asientos y los sumara a los 270 de Morena y aliados, se quedarían en 59 por ciento de los votos en la Cámara, todavía distantes de 66 por ciento más uno requerido para reformas constitucionales. No podrían.

¿Quién perdería y quién ganaría con este escenario?

Las dos principales corrientes políticas quedarían insatisfechas.

Morena buscaba la plataforma para realizar los cambios constitucionales que, de acuerdo con AMLO, le darían permanencia a la 4T. Sin mayoría calificada, no se ven al alcance.

La alianza PAN-PRI-PRD quería quitar la mayoría absoluta a Morena para impedir reformas legales y tomar el control del Presupuesto. Si el resultado es el que le describimos como más probable, eso no se lograría.

La oposición avanzaría, pero menos de lo que aspiraba. Morena mantendría poder, pero menos del que necesitaba.

Así que, la batalla final tendría que posponerse al 2024, lo que para algunos, ya es ganancia.

Pero, en estos tiempos inéditos, no dé nada por sentado pues estamos viendo sorpresas. No descarte que el domingo tengamos una.

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

COLUMNAS ANTERIORES

AMLO, el dólar y… las gracias al gobernador del Banxico
La reforma fiscal va por los ‘peces gordos’

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.