Once días para revivir al mimo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Once días para revivir al mimo

COMPARTIR

···

Once días para revivir al mimo

06/09/2019

Hubo un mimo al que internacionalmente se le llegó a considerar superior a MARCEL MARCEAU: JUAN GABRIEL MORENO.

En vida se le hará un homenaje que a la par pretende recobrar la vida del mimo en México, donde hoy prácticamente no existe.

Se trata de un esfuerzo grandioso que encabeza HUMBERTO IBARRA quien en su momento fue uno de los más destacados elementos de una generación que fue integrada por no menos de 40 mimos de excelencia en el país.

HUMBERTO inició en 1982 a la edad de 16 tomando clase con ROBERTO CASTILLA GREEN quien actualmente vive en Italia. Con larga tradición HUMBERTO IBARRA rescata la memoria de una generación que ayudo a conformar FREDERIK VANMELLE, Belga quien vino a establecerse a nuestro país adoptado por nuestras tradiciones, nuestra cultura, nuestro clima y nuestras bellezas. Frederik fallece en la calle de Bruselas 8 Col. Juárez en el terremoto de 1985.

A partir de ahí comienza quizá la muerte por inanición de un arte fundamental en la vida del ser humano y que fue relevante en el país pero al que se le fue restando importancia injustamente.

Y Humberto quiere con un esfuerzo que rebasa sus fuerzas financieras pero no su amor por este arte retomar la dignificación de la expresión artística a lo largo de un Festival que iniciará el 19 de septiembre y que concluirá el día 29.

El esfuerzo tiene un costo que en realidad es mínimo tomando en cuenta lo que exige funciones diarias, producción y movilidad de técnicos y artistas pero consiguieron que la cifra no excediera 760 mil pesos que por supuesto no tienen. Los aportes de autoridades de la Ciudad de México y de autoridades Españolas dedicadas al arte no exceden los 50 mil pesos y la iniciativa se ha apoyado en "Donadora" que ha marcado la meta en 50 mil pesos.

Lo que ahora exige esta situación está más del lado del consumidor de eventos culturales sensible al reto del rescate del arte del mimo es por un lado el aportar en Donadora lo que pueda donarse y sobre todo apoyar con asistencia a los eventos.

Este Festival reunirá a mimos de primer nivel de nuestro país e internacionales, como es el español José Piris, quien para mayor referencia es uno de los discípulos más destacados de Marcel Marceau.

Los participantes presentarán los espectáculos de pantomima que les han hecho famosos, impartirán talleres y participarán en un conversatorio del 19 al 29 de septiembre en el Teatro María Terea Montoya, el Centro Cultural España, el Centro Cultural “El Rule”, Centro Cultural Xavier Villaurrutia e instalaciones de Mima Escénica.

Será inaugurado por el llamado padre de la pantomima en México, Juan Gabriel Moreno, y de quien se proyectará la filmación “Resurrección”, espectáculo presentado en los años 60 en diversos teatros del mundo. La cita es el jueves 19 de septiembre a las 19 horas en el Teatro María Teresa Montoya. Además, el homenajeado ofrecerá el Taller Mimo del 20 al 22 de septiembre en la sede de Mima Escénica.

El viernes 20 de septiembre se presentará a las 19 horas “Mimo Trova” a cargo de la Compañía Teatral Imaginerías, bajo la dirección de Humberto Ibarra. Un día después el Mimo Oskar, originario de Guadalajara, escenificará “El gesto juega”; y en el mismo recinto, el domingo 22 a las 18 horas, la compañía morelense Teatro Súbito, dirigida por Rafael Degar, presentará la obra “Misión Secreta”.

Del 23 al 27 de septiembre, José Piri, director de la Escuela Internacional de Mimo y Teatro Gestual Nouveau Colombier de Madrid, impartirá en las instalaciones de Mima Escénica el Curso Mimo método Piris Metamorfosis.

En el Centro Cultural “El Rule” del primer cuadro de la CDMX, el lunes 23 y martes 24 de septiembre a las 19 horas se proyectarán los videos “Los trabajos y los días” y “Beatlemima”.

El llamado es a rescatar un arte que en México lleva 22 años enterrado. Ojalá podamos todos participar en este esfuerzo.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.