El ‘evidente montaje’ del CJNG
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El ‘evidente montaje’ del CJNG

COMPARTIR

···
menu-trigger

El ‘evidente montaje’ del CJNG

20/07/2020
Actualización 20/07/2020 - 13:13

El secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, anda agitado. Se rumora que su mente no está en ser secretario, que anda en otra parte (quizás en Sonora, su estado natal, que elige gobernador el año que entra). Tal vez por eso le pareció que el video que circuló el viernes pasado es un evidente montaje (me refiero a ese video donde se ve una veintena de camionetas del CJNG y sicarios del ‘Grupo Élite’, que gritan vivas al ‘señor Mencho’). Así lo describió en su cuenta de Twitter, como un ‘evidente montaje’. La sorna de los tuiteros contra el secretario y presunto aspirante a gobernador no se hizo esperar; como reviró @CartonCalderon, si el video es un montaje está producido por Spielberg.

El problema es precisamente que el video no es ningún montaje. Tampoco es ninguna novedad. El CJNG ha filmado y circulado en años recientes varias decenas de grabaciones completamente reales con una temática más o menos similar. En algunos casos los videos son más prudentes y se limitan a mostrar a los sicarios y el arsenal en un espacio cerrado (lo hacían así cuando por lo menos les preocupaba que se identificara dónde se realizó la filmación). Sin embargo, en un video de 2018 ya se veía una larga caravana de vehículos con gente armada, estacionados tranquilamente en una carretera. En abril de este año se filmó otra caravana del CJNG, esta vez en la localidad de Valparaíso, Zacatecas.

Más importante, el CJNG usa con terrible frecuencia el arsenal y los sicarios que exhibe en sus videos. Los usan para derribar helicópteros militares, para armar batallas campales contra sus enemigos, y para intimidar y asesinar funcionarios de los tres órdenes de gobierno. Al ‘señor Mencho’ se le puede acusar de muchas cosas, pero no de hacer publicidad engañosa. Mucho menos montajes.

Es cierto que los 19 vehículos blindados y los 70 u 80 sicarios que participaron en el video divulgado la semana pasada no serían rival para las Fuerzas Armadas en una guerra convencional. Tampoco lo serían junto con los otros centenares de camionetas y de sicarios que conforman el ‘Grupo Élite’ del CJNG. No importa. El Mencho no busca derrotar militarmente al Estado mexicano, todavía estamos lejos de eso. Lo que el CJNG sí puede lograr con su ejército, compacto pero profesional, es ganar fácilmente batallas estratégicas en Guanajuato, en Jalisco, en Michoacán y en medio país. El elemento sorpresa siempre juega a su favor, y una veintena de vehículos con gente armada y entrenada, probablemente exmilitares, basta y sobra para aplastar a la Policía Municipal de cualquier pueblo, y de cualquier ciudad chica o mediana. Eso, en el remoto caso de que la Policía Municipal decidiera intervenir.

El video del viernes pasado es, pues, un recordatorio. Nada más. Un recordatorio importante, pues se difundió pocas horas después de que el Presidente hiciera una de las pocas declaraciones serias que se le han escuchado contra el crimen organizado. El jueves, durante su gira por Jalisco, AMLO dijo ‘que se escuche bien y que se escuche lejos, no vamos nosotros a negociar con la delincuencia’. Con el video, el CJNG le recuerda a los alcaldes, gobernadores y funcionarios de la Federación y del Poder Judicial, cuál es la alternativa a la negociación.

No es casual, por cierto, que los sicarios que aparecen en el video mencionen una y otra vez que pertenecen al ‘Grupo Élite’, la letal fuerza militar que el CJNG utiliza en sus operaciones contra El Marro, en Guanajuato y contra Los Viagras, en Michoacán. Como comenté el mes pasado en este espacio, una clave para entender el atentado contra Omar García Harfuch fue precisamente que el CJNG no enviara a la Ciudad de México a dicho grupo. Para no arriesgar a sus elementos mejor entrenados a una detención casi inevitable, el CJNG decidió reclutar sicarios improvisados y ese fue uno de los factores que hizo posible que García Harfuch sobreviviera al ataque.

Durazo dijo que el video que circuló la semana pasada se analiza ‘a fin de confirmar su eventual autenticidad’. Ojalá lo analice en serio, su gente o el equipo del general Audomaro Martínez, en el Centro Nacional de Inteligencia. Por supuesto, no se trata de confirmar si el video es auténtico. Se debería tratar de identificar con toda precisión el lugar donde fue filmado y, si es un predio privado, proceder legalmente. Es perfectamente posible, pues en el video no sólo se ven las camionetas, los sicarios, el trazo de un camino y la vegetación del lugar. También se alcanza a ver, al final, el contorno de los cerros circundantes. Ante la pasividad del gobierno, el CJNG se ha vuelto imprudente y descarado en sus estrategias de propaganda. Sería momento de hacer algo al respecto.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.