Subsidiaria de ICA quiere ‘volar’ fuera de México
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Subsidiaria de ICA quiere ‘volar’ fuera de México

COMPARTIR

···

Subsidiaria de ICA quiere ‘volar’ fuera de México

29/01/2018
1
 

 

Porfirio González. (De Jefes)
,

Aquí le hemos contado de la estrategia de diversificación de mercados que han seguido los Grupos Aeroportuarios del Pacífico (GAP) y del Sureste (Asur).

Además de manejar 12 puertos aéreos en México –incluidos Los Cabos y Guadalajara– el primero opera desde hace un par de años el de Montego Bay, en Jamaica; al tiempo que el segundo tiene alrededor de un lustro con el aeropuerto de San Juan de Puerto Rico y lleva tres meses con la administración de 12 aeropuertos en Colombia.

Grupo Aeroportuario del Centro-Norte, mejor conocido como OMA, no quiere quedarse atrás, sabe lo importante que es no estar expuesto a un solo país e incluso generar más ingresos en dólares.

La subsidiaria de ICA ya evalúa oportunidades de adquisición de aeropuertos fuera de México, principalmente en Latinoamérica. Eso sí, no se trata de comprar por comprar, el grupo que dirige Porfirio González Álvarez se ha fijado tres criterios en su estrategia adquisiciones: 1. Que sea un aeropuerto que puede operar, 2. Que pueda consolidarlo en sus resultados, y 3. Que atienda entre dos y 10 millones de pasajeros al año.

A septiembre de 2017, la firma que en México maneja aeropuertos como el de Monterrey y Acapulco, tenía en caja más de dos mil 150 millones de pesos para salir de shopping y enfrentar otros requerimientos. La otra diversificación, la del negocio, no es menos relevante para OMA. Nos dicen que González ya trabaja para que sus ingresos no aeronáuticos (incluidos los comerciales) representen 50 por ciento de sus ventas en el mediano plazo. Actualmente significan 35 por ciento.

Diversificación, un tema clave para los grupos aeroportuarios.

APUESTA TURÍSTICA DE ROBERTO ALCÁNTARA
Apenas el pasado jueves el titular de la Sectur, Enrique de la Madrid, reveló que el turismo doméstico creció 4.1 por ciento en 2017 respecto a un año antes. Se trata de una cifra positiva, si se considera la desaceleración que observó el consumo, y la expectativa es que este año aumente en un dígito medio.

Ante esto, empresarios del autotransporte expanden inversiones, como es el caso de Roberto Alcántara, presidente de Grupo IAMSA, que maneja ETN, Primera Plus y Ómnibus de México. Autoridades de hospitalidad y viajes de León nos dijeron que este año Alcántara duplicará su flota de autobuses de doble piso para paseos turísticos.

En septiembre pasado comenzó a operar ‘León Tour’ -equivalente al Turibus que tiene ADO en la CDMX- con una inversión de 10 millones de pesos, lo que incluye la modificación de los camiones.

Pero el empresario va por más, pues Primera Plus se asoció con Reservamos.com para ‘subirse’ a la venta de boletos de autobús por internet, un mercado poco explorado por las líneas de autobuses.

AEROMAR RENUEVA CERTIFICACIÓN
Una de las aerolíneas mexicanas que anda de manteles largos en estos días es Aeromar. ¿La razón? Nos dicen que cumplió satisfactoriamente las normas internacionales de seguridad aérea, que le permitieron renovar la certificación Operational Safety Audit (IOSA) que otorga la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA).

El refrendo estará vigente hasta el 22 de enero de 2020 y la certificación permite simplificar los procesos de auditoría con lo que se garantiza la adopción de las mejores prácticas en materia de seguridad y operación aérea. En 2017 la firma que dirige Andrés Fabre transportó cerca de 700 mil pasajeros, 28 por ciento arriba respecto a un año antes y para 2018 se ha fijado la meta de mover 40 por ciento más viajeros. En este logro será importante la incorporación de tres nuevos aviones.

,

También te puede interesar:
CEO de Ferrero quiere ‘endulzar’ más sus ventas en México
‘Mamá Lucha’, la vencedora de 2017
Patrón ‘embriaga’ a Cuervo en la BMV

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.