De Jefes

Protección de la marca Nike

La productora de ropa y calzado deportivo, dirigida por John Donahoe, trabaja para encontrar la mejor manera de ayudar, incluyendo prototipos de protectores faciales y otros.

Ante la expansión del coronavirus, muchas empresas cerraron temporalmente tiendas y apostaron a la venta en línea, con la intención de que eventualmente se disipe el problema, pero para Nike esta contingencia, más que un problema, representa una oportunidad de mercado.

John Donahoe, presidente y CEO de Nike, aseguró que sus equipos de innovación y fabricación exploran diseños que incluyan protección personal para apoyar a médicos, enfermeras y otros en la primera línea de este brote, junto con la Oregon Health and Science University.

"Este es un momento en la sociedad donde el sector privado tiene un papel importante que desempeñar. Las compañías como Nike necesitamos hacer nuestra parte", afirmó.

La productora de ropa y calzado deportivo trabaja para encontrar la mejor manera de ayudar, incluyendo prototipos de protectores faciales y otros.

"Ha sido muy estimulante ver los esfuerzos de ataque rápido del equipo multifuncional para tratar de ayudar con esta necesidad crítica", destacó el directivo.

Por el momento señaló que cuentan con una solidez financiera para soportar la debilidad económica mundial que causará el Covid-19, además de que trabajan en mejorar su cadena de proveeduría, tomando en cuenta que en México tienen una gran base de producción con terceros.

"Sabemos que en momentos como este las marcas fuertes se vuelven aún más fuertes", dijo Donahoe. En resumen, Nike, tiene un buen entrenamiento y no piensa aflojar el paso, ni siquiera por el Covid-19.

Minería enfrenta al Covid-19

Ante el impacto provocado por el coronavirus en la economía, hay sectores que han respondido a la contingencia, de manera directa, como es el caso de la minería, que se acercó al gobierno federal para emprender acciones comunes.

En los próximos días, la Secretaría de la Defensa Nacional recibirá e iniciará el equipamiento del hospital que construyó la Fundación de Grupo México, en Juchitán, Oaxaca, para que sea operado por el Ejército.

Ese nosocomio, con una capacidad de 60 camas, en 6 mil 800 metros cuadrados, se usará para atender a pacientes con Covid-19 y posteriormente será un hospital de especialidades.

Otras empresas, como la mina Media Luna, de Torex Gold, en Guerrero, realizan cercos sanitarios al interior del complejo y en las zonas aledañas. La empresa canadiense, cuyo CEO es Fred Stanford, mantiene acciones de apoyo a la comunidad. Hasta ahora las mineras trabajan normalmente para mantener su producción y reducir el riesgo de paralización de su producción, que genera 2.6 millones de empleos directos e indirectos y junto con el sector metalúrgico representa casi 3 por ciento del PIB nacional.

Se aceleran patentes

Con la propagación del Covid-19, muchas productoras de artículos de limpieza y desinfectantes aceleran sus procesos de registro de patentes en el mundo para iniciar la venta de sus innovaciones.

Una de estas compañías es la química Neogen Corporation, dedicada a la seguridad alimentaria y que preside John Adent, que aseguró que tienen tres productos de limpieza que pueden ayudar a las personas, por lo que aceleraron los registros en todo el mundo para ayudar a los clientes que necesiten esterilizar sus hogares y oficinas.

Destacó que también ampliaron sus instalaciones para la fabricación de desinfectantes porque abrieron ese grupo de productos en todo el mercado.

México es uno de los países más importantes para la compañía, pues este mercado logró que las ventas de todo Latinoamérica aumentaran 15 por ciento, impulsado principalmente por raticidas, pero consideran que ahora tienen nuevas oportunidades con el Covid-19 y sus desinfectantes.

COLUMNAS ANTERIORES

Aceleran rentas de inmuebles
Proptech se prepara para salir a la bolsa

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.