Pandemia quitará hasta 15% del bocado de Subway
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Pandemia quitará hasta 15% del bocado de Subway

COMPARTIR

···
menu-trigger

Pandemia quitará hasta 15% del bocado de Subway

02/06/2020
Actualización 02/06/2020 - 8:50

La ‘nueva normalidad’ de la pandemia del coronavirus le traerá a la cadena de comida rápida Subway el cierre de entre 12 y 15 por ciento de sus sucursales, pues aseguran que algunas unidades tendrán que ‘bajar la cortina’ debido a que no lograron ningún acuerdo con los centros comerciales en cuanto al pago de renta que ‘ahorca’ a algunos de sus franquiciatarios.

“Estimamos que una vez que la pandemia pase, aproximadamente entre un 12 a 15 por ciento de los restaurantes tenga el riesgo de no poder seguir adelante porque no lleguen a un acuerdo con el desarrollador del local, o que el franquiciatario no tiene el capital, porque la mayoría de los franquiciatarios están incurriendo en deudas”, señaló Héctor Huerta, director general de Subway en México.

De los 887 restaurantes que tiene la marca en México, 208 están ubicados dentro de centros comerciales, plazas que se encuentran cerradas desde el 1 de abril por la declaratoria de emergencia sanitaria.

Huerta compartió que la mayoría de los arrendadores ofrecieron descuentos de la renta o mantenimiento de los meses de abril y mayo, para normalizar los cobros después. En tanto las Fibras inmobiliarias desarrolladoras de centros comerciales son las que parecen apoyarles más, pues han extendido hasta cinco meses los descuentos en renta.

Por ahora Subway alista un protocolo que incluye rutinas de limpieza cada hora para combatir los riesgos por el Covid-19.

Nos cuentan que la Cooperativa Cruz Azul se prepara para entrar a la ‘nueva normalidad’ con apenas la cuarta parte de su plantilla laboral en la ejecución de actividades esenciales dentro de sus cuatro plantas en el país.

Noé Calvo Morales, director de recursos humanos de la cementera, aseguró que la empresa no ha parado operaciones desde que fue considerada actividad esencial a principios de abril, sin embargo, hicieron una reducción en la cantidad de trabajadores que operan en los centros de trabajo de hasta 700 personas, de un total de 2 mil 500. 

“Si hablamos de los números gruesos, de aproximadamente 2 mil 500 que en este momento si no hubiera pandemia estaríamos trabajando, traemos la operación con aproximadamente 750 personas en los cinco lugares esencialmente”, dijo. 

Desde hace meses le contamos del proyecto de una planta desalinizadora de agua de la empresa Consolidated Water que se instalaría en Rosarito, Baja California, el cual fue detenido por la pandemia de coronavirus Covid-19 en el estado, la tercera entidad con más infectados de todo México.

Pero ahora Rick McTaggart, CEO de la empresa estadounidense, afirmó que el mismo coronavirus destapó una oportunidad de oro para su firma, pues considera que su planta se convertirá en una fuente relevante de agua potable muy necesaria para la región, más ahora que necesitan lavarse y desinfectarse constantemente zonas públicas y privadas.

Si logran ser un factor de cambio en Baja California, McTaggart piensa que podría ser el ejemplo de cambio para muchas otras áreas del mundo con escasez de agua que necesitan soluciones, especialmente a medida que el estrés hídrico continúa en aumento con el crecimiento de las poblaciones, la expansión urbana y la producción de alimentos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.