La estadounidense que ‘acelera’ con las SUVs mexicanas
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La estadounidense que ‘acelera’ con las SUVs mexicanas

COMPARTIR

···
menu-trigger

La estadounidense que ‘acelera’ con las SUVs mexicanas

30/01/2019

En este espacio, ya le hemos platicado de cómo las camionetas hechas en México se han ganado la preferencia de los consumidores estadounidenses. Según datos de la AMIA, el año pasado casi el 64 por ciento del total de vehículos exportados al país que gobierna Donald Trump correspondió a este tipo de unidades, donde la mayoría –cerca del 69 por ciento– tuvo que ver con las llamadas SUV.

Esta tendencia, se ha traducido en un mayor negocio para ferroviarias estadounidenses como Union Pacific. En conferencia con analistas, Kenyatta Rocker, vicepresidente del grupo, reveló que en el cuarto trimestre de 2018 aumentaron en 3 por ciento su volumen de carga respecto al mismo lapso de 2017, cuando tuvo un alza de 1 por ciento. En el último cuarto de 2016, la compañía fundada en 1862 había reportado una caída de 3 por ciento.

La aceleración de este negocio, se dio a pesar de que los volúmenes de ventas de vehículos en general bajaron 1 por ciento en Estados Unidos el año pasado.

Rocker destacó que el mayor transporte de autos terminados –principalmente SUVs–, vino a compensar el menor volumen de carga de productos agrícolas (su ‘core business’).

De acuerdo con las cifras de la AMIA, en 2018 se exportaron a Estados Unidos 2 millones 566 mil 701 autos hechos en México, lo que implicó un alza de casi 10 por ciento respecto a un año previo. Con ello, el peso de la Unión Americana como destino de los vehículos armados en ‘suelo azteca’ pasó de 71.8 a 74.4 por ciento. No cabe duda que México ha ganado participación en el segundo mercado automotriz más grande del mundo.

Apenas ayer le contamos de los agresivos planes de inversión que para 2019 tiene Vesta, uno de los mayores operadores y propietario de parques industriales en México. Sin embargo, otro jugador del mismo sector que ve el año con cautela es Fibra Prologis.

¿Por qué? El fideicomiso de inversión en bienes raíces –que administra unos 200 inmuebles destinados a la logística y manufactura–, no sólo ve incertidumbre sobre el nuevo gobierno en México, también en el futuro del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

La Fibra que dirige Luis Enrique Gutiérrez Guajardo tiene claro que aunque el T-MEC ya se firmó, aún falta que sea ratificado por el Congreso de Estados Unidos.

En consecuencia, Gutiérrez Guajardo y su equipo suspendieron su estrategia de adquisiciones hasta que haya más visibilidad en el entorno. En lo que sí ha sido activa la Fibra es en la venta de activos no estratégicos.

En 2018 comercializó espacios con un área bruta rentable de un millón de pies cuadrados. Cuentan que los fondos obtenidos de la venta de dichos activos los destinará a recomprar acciones y mejorar su apalancamiento. Fibra precavida, ‘vale por dos’.

Como usted sabe, Aeroméxico ajustó este año sus operaciones para tener una estructura de costos y gastos acorde a una menor demanda de pasaje. Pero no sólo eso, nos dicen que Andrés Conesa, CEO de la aerolínea, también busca mejorar la estrategia de comunicación del grupo.

Para ello, incorporó a Christian Pastrana Maciá como director de Comunicación y Asuntos Públicos de la compañía.

Pastrana Maciá hizo una larga carrera en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) donde fungió, hasta hace unos años, como director general adjunto comercial, subdirector de terminal y gerente de vinculación técnica y operativa.

Para algunos, el cambio se veía venir en el plan de vuelo de la aerolínea y se espera que rinda frutos en beneficio de sus millones de usuarios. Ojalá así sea.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.