Honeywell renueva liderazgo para AL
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Honeywell renueva liderazgo para AL

COMPARTIR

···

Honeywell renueva liderazgo para AL

07/11/2019

La productora estadounidense de ingeniería y sistemas aeroespaciales, Honeywell, acaba de nombrar presidente para América Latina a Manuel Macedo, quien a partir de enero residirá en México dada la importancia que tiene el país en la región para esta empresa.

En México, Honeywell tiene la base de colaboradores más grande sólo después de Estados Unidos, con más de 12 mil empleados, que son más del 90 por ciento de los 13 mil colaboradores que tiene en Latinoamérica.

La compañía que se enfoca en cuatro divisiones de negocio, tiene presencia en la Ciudad de México, Nuevo León, Baja California, Chihuahua y San Luis Potosí.

En marzo pasado la empresa anunció una expansión de su Centro de Investigación y Desarrollo ubicado en Tecnoparque de Azcapotzalco, donde colaboran más de 200 ingenieros mexicanos que diseñan alta tecnología y software para México, América Latina y mercados globales.

Honeywell sólo opera centros de investigación y desarrollo en cuatro países y uno de ellos está en México, donde talento mexicano diseña productos y desarrolla tecnología que se exportan a todo el mundo.

Macedo, quien llega a México después de varios años en Brasil, ya tiene mucho qué presumir.

Prosegur Seguridad, la unidad de negocio de vigilancia y tecnología de Prosegur, un referente global del sector de la seguridad privada, nombró a Alexis Langagne como director general para el área LatAm Norte.

Bajo su responsabilidad estarán los mercados de México, Colombia y Perú, socios en la Alianza del Pacífico.

Langagne liderará un equipo de unos 20 mil colaboradores para avanzar en la transformación y el desarrollo del negocio de seguridad, intensificando el uso de nuevas tecnologías para el desarrollo de productos y servicios.

Originario de la Ciudad de México, Langagne viene de ser vicepresidente de Operaciones para Norteamérica en Oracle durante los pasados tres años. 

La aprobación por parte del Congreso de una iniciativa que pretende eliminar el outsourcing es una amenaza directa a la contratación de personal y servicios para dependencias del gobierno federal y empresas privadas, que enfrentarían riesgos laborales ante la imposibilidad de hacer contrataciones mediante este esquema.

Como es sabido, el senador Napoléon Gómez Urrutia impulsa la iniciativa que reformaría la Ley Federal del Trabajo y la Ley del Seguro Social, al prohibir la subcontratación, por considerar que es una fuente de evasión fiscal.

El problema es que, de ser aprobada la prohibición al outsourcing, el mismo gobierno se daría un balazo en el pie, pues en lo que va del año la administración pública ha adjudicado 46 contratos por un monto de tres mil 122 millones de pesos a 19 firmas que ofrecen estos servicios, de acuerdo con datos de Compranet.

Nos cuentan que, de los 46 contratos firmados, 12 fueron para la empresa Lore Soluciones Integrales Empresariales, con 854.8 millones de pesos; seis para Wee Keep On Moving, por mil 124 millones de pesos; cinco para Gestión del Agua y Medio Ambiente, con 63.4 millones de pesos, y los 23 restantes se repartieron entre 15 firmas.

Entre las dependencias que se beneficiarán de estos contratos están secretarías, institutos, centros de investigación y otras instituciones del sector público, como Hacienda, Economía, la Secretaría de Educación Pública y la Semarnat.

Expertos han manifestado su rechazo por considerar que, si se prohíbe esta forma de contratación, se generaría un gran daño a nivel nacional e internacional, con efectos negativos reflejados en desempleo y demandas laborales.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.