De Jefes

El pleito de los contadores

La renovación de la dirigencia del Instituto Mexicano de Contadores Públicos podría suscitar un conflicto interno para un organismo que ha colaborado con las reformas fiscales.

Como de película se pusieron ya los sombrerazos al interior del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), el máximo organismo que ordena al gremio en el país, a un día de que los socios acudan a las urnas para elegir a su próximo presidente.

Todo indica a que la próxima líder del Instituto será Diamantina Perales, una contadora oriunda de Tamaulipas y que en últimos años estuvo a cargo de su vicepresidencia de Relación y Difusión. Su elección es prácticamente un hecho ya que los otros dos candidatos fueron descartados por la Comisión Orientadora de Elecciones del IMCP, por no cumplir con los requisitos establecidos en los estatutos del organismo. Y es ahí donde empiezan los problemas.

Varios contadores, entre ellos la expresidenta del IMCP Leticia Hervert, acusan que Perales no cuenta tampoco con los requisitos necesarios para contender por el cargo y ha sido ampliamente favorecida por la dirigencia actual del Instituto. En una serie de correos y mensajes al Comité Ejecutivo Nacional del IMCP, Hervert afirmó que la candidata no pasó el tiempo requerido en comités y actividades del organismo.

La dirigencia ha desestimado sus señalamientos, aunque cada vez es mayor el número de contadores que levantan la voz acerca de lo que consideran es una imposición de candidato.

De hecho, contrario a su costumbre, varios agremiados han salido a redes sociales para expresar su malestar y muchos consideran que cualquiera que sea el resultado de la elección, el IMCP quedará dividido por los próximos años. Y no es poca cosa, los contadores del IMCP han sido asesores y auxiliares en la redacción de las últimas reformas fiscales y representan los intereses de quienes están a cargo del buen manejo de las empresas.

Semillas de Huawei México

Seguro conoce las iniciativas que implementan algunas empresas extranjeras para desarrollar talento en México. Es el caso de Huawei, que en el país dirige Yang Peng.

Este jueves, el ejecutivo de la multinacional asiática y Gerardo Ruiz Esparza, titular de la SCT, entregarán 10 becas a jóvenes mexicanos, quienes viajarán a China para capacitarse en Tecnologías de la Información (TI) como parte de la iniciativa Seeds for the future que implementa el grupo.

En general, para el sector es clave impulsar el talento mexicano en las TI, ya que en el país hay más de 4 mil firmas relacionadas con esta industria, según cifras de ProMéxico y nos dicen que para Huawei es estratégico, por lo que ejecuta el programa en 90 países.

Desde su arranque en México (2015), ha promovido la capacitación de 30 jóvenes mexicanos y este año se suma una cuarta generación.

Seeds for the future consiste en una experiencia cultural e informativa para cerrar la brecha entre el conocimiento académico y las habilidades requeridas por la industria, además de fortalecer la transferencia de información vía una serie de entrenamientos en temas de redes, cómputo en la nube y 5G, entre otros temas. ¿Le interesa?

Una cerveza de... ¿Heineken y Modelo?

Como usted sabe, en México hay dos grandes empresas que ostentan la mayoría del negocio de la cerveza en México: Heineken México y Grupo Modelo de AB InBev. Según Euromonitor, esta última posee más del 57 por ciento del mercado y la segunda un 40.4 por ciento.

Aunque dichas empresas son rivales, hoy Cerveceros de México, gremio que dirige Maribel Quiroga, presentará una cerveza de edición especial tipo viena y hecha por 16 maestros de ambos grupos.

Según nos contó la propia Quiroga, su propósito es "resaltar la unión entre las cerveceras mexicanas más emblemáticas". La bebida no se venderá, sino que será regalada vía las redes sociales. Tiene color ámbar y una malta que resalta los sabores caramelo, nuez y la corteza del pan. ¿Se le antoja?

COLUMNAS ANTERIORES

Lanzan plataforma para festivales y conciertos en México
inDrive, desde Yakutsk al cine

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.