El negocio ‘saludable’ de Genomma Lab
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El negocio ‘saludable’ de Genomma Lab

COMPARTIR

···
menu-trigger

El negocio ‘saludable’ de Genomma Lab

11/12/2019

Genomma Lab, la única multinacional mexicana especializada en cuidado personal y medicamentos de venta libre, está por cerrar el año con un incremento de más de 60 por ciento en el valor de su acción en la Bolsa Mexicana de Valores, lo que la sitúa como la emisora de mayor rendimiento bursátil en 2019.

Ayer, el precio de la acción de Genomma Lab rondaba los 19 pesos, pero los analistas prevén que en 2020 se posicionará en torno a los 28 pesos, por lo que tiene un potencial de ganancia importante sobre la base de su estrategia de transformación.

La empresa que tiene como director general a Jorge Brake apuesta a consolidar lo que ha hecho en cuanto a innovación de productos, internacionalización de mercados y expansión de su portafolio de marcas.

Pese a que la economía mexicana no crece, Genomma Lab se perfila a entregar buenos resultados en este año, con un crecimiento estimado de doble dígito en sus ventas.

Para 2020 la firma busca entrar en nuevas categorías de negocio y la plataforma para hacerlo es la planta de manufactura y el centro de distribución que se construyen en el Estado de México, que requirieron una inversión de mil 500 millones de pesos, obtenidos con financiamiento otorgado en 2018 por la CFI, el brazo financiero del Banco Mundial. En una palabra, Genomma Lab ve su futuro muy ‘saludable’.

La empresa de equipo y uniformes industriales Lakeland Industries tuvo un tercer trimestre del año fiscal 2020 – finalizado el 31 de octubre pasado– muy positivo, pues la firma que dirige Christopher Ryan tuvo un aumento en ventas netas de 14 por ciento y esto fue en parte gracias a México.

Allen Dillard, director de finanzas de la firma, dijo que, ante la imposición de aranceles en Estados Unidos a los productos importados de China, tuvieron que mover parte de su capacidad a sus plantas de México, eso les ayudó para aprovechar la alta demanda en la Unión Americana por sus productos sin necesidad de subir precios por situaciones de impuestos.

Además, también reportó que las ventas en el mercado mexicano crecieron 12 por ciento en este lapso, llegando a sumar en el país 900 mil dólares, que son alrededor de 17.3 millones de pesos.

La firma también encontró una situación diferente en China, pues ante la imposición de aranceles en EU a sus productos, cada vez hay menos chinos dedicados al empaque, embalaje y exportación de productos, lo cual reduce el mercado para esta empresa en el país. A veces se gana y en otras se pierde.

La plataforma de búsqueda de empleo, Glassdoor, anunciará hoy por primera vez en México el premio a las Mejores Compañías para Trabajar elegidas por los mismos trabajadores, quienes voluntariamente brindan a su empresa comentarios confidenciales.

La lista de 25 compañías destacadas la encabezó la cadena de clubes de precio Costco Wholesale, el proveedor de tecnología UST Global y el conglomerado Honeywell, que obtuvieron cada cual una calificación de 4.5 –de una nota que va de 1 (muy insatisfecho) al 5 (muy satisfecho).

En segundo lugar, se ubicaron Epicor Software, Ford Motor Company, HP, Globant, Nestlé, Cisco Systems e IBM con una nota de 4.4 para cada firma.

Mientras que tercer sitio destacan Intel, Uber, Grupo Bimbo, FEMSA, SAP, Hewlett Packard Enterprise, Continental, Aeroméxico, Accenture, CFE, Starbucks, GE, Banco Compartamos, Mondelez International y Jabil.

Este año, Glassdoor, que encabeza Christian Sutherland-Wong, lanzará 10 listas simultáneamente en nueve Países, incluidos Brasil, México y Argentina. Los ganadores de los mejores lugares para trabajar en 2020 se determinan utilizando un algoritmo patentado de Glassdoor, y la calificación de cada empresa tiene en cuenta la cantidad, calidad y consistencia de las evaluaciones aprobadas por Glassdoor enviadas por empleados con sede en México entre el 23 de octubre 2018 y 21 de octubre de 2019.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.