menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Dinner sube al cielo

COMPARTIR

···
menu-trigger

Dinner sube al cielo

21/11/2019

Hace poco le adelantamos en esta columna que el exclusivo restaurante suspendido a 45 metros de altura, Dinner in the sky México, que encabeza Joan Cordoves, buscó un millón y medio de pesos de financiamiento en la plataforma tecnológica de crowdfunding Propeler, a fin de capitalizarse para instalar una segunda mesa en el país.

Cordoves nos contó que no sólo lograron su meta de obtener ese financiamiento, sino que superaron el objetivo al lograr un fondeo por el 171.93 por ciento, es decir casi duplicaron su objetivo.

El empresario nos relató que Dinner in the Sky levantó 2 millones 579 mil pesos de financiamiento, de la mano de 64 inversionistas que colaborarán para que el restaurante elevado pueda abrir una segunda mesa en México, cuyo costo sería de seis millones de pesos.

La proyección que tiene esta marca originaria de Bélgica es que para 2024 sus ingresos casi se dupliquen al pasar de 16 millones de pesos anuales a 28 millones de pesos en el próximo lustro.

Hoy, Dinner in the Sky ya cumplió sus primeros 6 años en el país, con presencia itinerante en la CDMX, Morelia, Puebla, Yucatán y Monterrey, donde ofrecen desayunos, comidas y cenas a grupos de 22 comensales que literalmente son levantados a 45 metros de altura durante poco más de una hora, a fin de que aprecien la vista, mientras son atendidos por dos meseros, un chef y una capitán.

Dinner in the Sky México actualmente se encuentra en Campo Marte, en la CDMX, atendiendo a comensales que podrán apreciar esta experiencia desde el 28 de noviembre y hasta el 28 de diciembre. ¿Ya apartó su lugar?

En este medio ya le hemos informado del adeudo que mantienen algunas aerolíneas por el pago de derechos por el uso del espacio aéreo administrado por la SCT, aunque Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM) cree que es un asunto que está por resolverse.

Resulta que a septiembre este año, Interjet adeuda 123.8 millones de pesos –aunque recientemente el subsecretario de Transportes de la SCT, Carlos Morán Moguel, estimó que la cifra podría alcanzar ya los 126 millones de pesos–, pero la misma SENEAM acotó que la aerolínea de Miguel Alemán se encuentra en proceso de aclaración de este adeudo.

Mientras que Aeromar acumula 53.9 millones de pesos, con la salvedad de que la empresa ya solicitó un convenio, que está en proceso de autorización, para pagar en parcialidades.

Los montos de los que hablamos no son poca cosa, sólo tome en cuenta que las deudas acumuladas a septiembre de ambas líneas aéreas –los 177.7 millones de pesos– representan casi 20 por ciento del presupuesto de 904 millones de pesos que se otorgó a la SENEAM para este año.

Por lo pronto, Morán Moguel ya declaró que no suspenderá los servicios a Interjet, así que la atribulada compañía –que también litiga adeudos por 726 millones de pesos con el SAT – puede estar tranquila… por ahora.

En México sí existen precedentes de suspensión de operaciones para Aviacsa, Aerocalifornia, Líneas Aéreas Azteca, Avolar y Novair, que en algún momento dejaron de pagar ese derecho. Ahora sí que las aerolíneas andan en plan de “debo, no niego; pago, no tengo”

Del 25 al 27 de noviembre se llevará a cabo en Mérida, Yucatán, el Tercer Congreso Nacional que organiza la Academia Mexicana de Impacto Ambiental (AMIA), que preside Daniel Basurto.

Entre las autoridades federales destaca la presencia de la Semartnat, de Víctor Manuel Toledo, y la Sedatu, de Román Meyer Falcón, quienes se reunirán con representantes del sector empresarial y ONGs para discutir temas de agenda nacional como el Tren Maya y el aeropuerto de Santa Lucía, esto en términos de permisos, impacto y sustentabilidad.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.