Bepensa, de regional a… nacional
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bepensa, de regional a… nacional

COMPARTIR

···
menu-trigger

Bepensa, de regional a… nacional

02/12/2019

Mientras otros se distraen en lo que analizan el horizonte, Bepensa avanza.

La subsidiaria financiera de este conglomerado nacido de una distribuidora de bebidas en el sureste de México, cerró el viernes un trato que le dará mayor control sobre la actividad de arrendamiento.

Hablamos del Grupo Financiero Bepensa, propietario de Finbe o Financiera Bepensa, encabezado por Juan Manuel Ponce Díaz.

Anunció un acuerdo definitivo para adquirir la mayoría de las acciones de ABC Leasing de México.

Esta compañía está basada en Guadalajara y se especializa en arrendamiento, sector en el que presume de más de 15 años de operación, principalmente en el occidente del país y en la zona metropolitana de la Ciudad de México.

Es un escalón grande para Bepensa, cuya fuerza crecerá en el financiamiento automotriz.

Si bien la conclusión de esta transacción se encuentra sujeta a la resolución favorable por parte de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), que encabeza Alejandra Palacios, de aprobarse, la cartera del negocio financiero de Bepensa superará los diez mil millones de pesos en derechos de cobro. ABC Leasing se convertiría en la compañía hermana de Finbe.

Ojo, el trato fue firmado sólo unos días después de que Finbe consiguió una colocación de bonos por 400 millones de pesos a una tasa incluso ligeramente debajo de TIIE, la referencia habitual en estas transacciones. Todo a través de la Bolsa Mexicana de Valores.

Esto luce como una estrategia bien planteada que suma un jugador importante al escenario financiero nacional.

Recordará que a inicios de noviembre la marca de tenis Producto Auténtico Nacional Mexicano, mejor conocida como Panam, cuya vocera es Alma Italia, anunció que ahora vendería también ropa, pues nos cuentan que en el mediano plazo quieren que esta división de negocio les aporte hasta el 40 por ciento de sus ingresos anuales.

Actualmente la producción de su línea de ropa, entre playeras, chamarras y sudaderas, se hace con apoyo de maquiladores en el Estado de México e incluso también buscan aliados productores en León, Guanajuato.

Su apuesta por la producción de ropa, que se renovará cada tres meses, es grande, pero por ahora no han considerado manufacturar en su planta de Cuautitlán Izcalli, que seguirá concentrándose en la elaboración de los tenis.

Lo que sí es un hecho, es que Panam pasará de emplear a 840 personas, que se encargaban solo en producir calzado a 2 mil 500 personas, que ahora también harán ropa.

Panam también buscará expandir su piso de venta, actualmente integrado por 165 unidades, pues su intención es crecer en metros cuadrados para dar cabida a los accesorios de la marca, que en un futuro muy próximo venderá.

La ilegalidad, desinformación y falta de regulación es lo que rodea al mercado de cigarros electrónicos o vapeadores, tanto en México como en Estados Unidos, lo que ha provocado serios problemas de salud para los consumidores de ambos países.

Aquí, la Cofepris, que dirige José Alonso Novelo, por ley tiene prohibida su venta, sin embargo, hay dos formas en las que se colocan estos productos: mediante amparos ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación y por el contrabando o piratería.

Nos cuentan que Nueva York será la primera ciudad de Estados Unidos en prohibir estos productos.

En México el debate se ha apagado, pues en el periodo ordinario de sesiones de la Cámara de Diputados se han presentado varias iniciativas para regularlos, pero por ahora no ha pasado nada.

Así que en ambos países los consumidores están desprotegidos, a pesar de que ya se tienen registros de muertes, el más reciente a principios de noviembre en San Luis Potosí.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.