¿Acabó negocio de automotrices con socios de Uber?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Acabó negocio de automotrices con socios de Uber?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Acabó negocio de automotrices con socios de Uber?

20/11/2018

Hace apenas un par de años, en México la figura del conductor privado –aquel operador de vehículos al servicio de plataformas como Uber o Cabify– se veía como la oportunidad de colocar un volumen importante de unidades y con perspectivas muy positivas a mediano y largo plazo para las empresas automotrices, financieras y de seguros.

Sin embargo, todo indica que eso se quedó en meras expectativas. En días recientes Rafael Portillo, CEO de NR Finance México, la financiera de Nissan, Renault e Infiniti, reveló que ya no era negocio prestar dinero a los socios conductores de esas plataformas tecnológicas.

¿La razón? El ejecutivo aseveró que muchos de ellos dejan de pagar los créditos o de plano regresan las unidades al no alcanzarles para los seguros y financiamientos. De los 70 mil autos que financió NR Finance en dos años, solo quedan activos 25 mil contratos y el resto tuvo que recuperarlos.

Ejecutivos de KIA Finance nos contaron que el costo promedio de la prima del seguro para esos vehículos pasó de 12 mil a 30 mil pesos al año, situación que ya espantó a muchos conductores de las plataformas e incluso, mejor optaron por abandonar a Uber.

Algunos aseveran que es más barato asegurar un taxi convencional que una unidad de Uber, pues los socios de ésta registran en promedio siete accidentes al año, mientras que los del primero no pasan de dos.

Nos dicen que algunas financieras automotrices ya no quieren prestar para la compra de unidades que servirán a la plataforma tecnológica, y los conductores que aún pagan sus créditos, se quejan de lo caro que salen. Todo indica que el desencanto es de ambos lados.

Usted es testigo de cómo la caída en los precios del petróleo y la incertidumbre por el proteccionismo comercial de Estados Unidos, han provocado el replanteamiento de los planes de muchas empresas, incluidas GE y Siemens.

La primera optó por hacer a un lado negocios como los de salud y servicios para hidrocarburos, a fin de centrarse en los que le dejan mejores retornos como la cogeneración eléctrica.

Siemens no se quedó atrás, pues el próximo miércoles presentará a Juan Ignacio Díaz, como CEO del grupo para Mesoamérica, puesto que ocupó desde hace un par de meses para sustituir a Louise Goeser.

Nos dicen que con ello también lanzará su nuevo plan para México, donde se enfocará en el desarrollo del software llamado “Industria 4.0”. Aunque se mantiene activa en proyectos de transmisión y generación eléctrica, parece que su futuro está en la digitalización industrial, campo donde México tiene mucho potencial.

Como usted sabe, la onmicanalidad –que integra las experiencias de ventas online y las tiendas físicas–, se ha convertido en la principal apuesta de los retailers tradicionales.

Soriana, que dirige Ricardo Martín Bringas, no quiere quedarse atrás en el comercio electrónico, por ello en enero próximo presentará un relanzamiento de su estrategia omnicanal, la cual consistirá en una unificación de sus dos plataformas de e-commerce: sorianadomicilio.com y soriana.com.

Rafael Castelltort, director de comercio electrónico de la compañía, nos dijo que también buscan mejorar la experiencia de compra de los clientes, al contar con una plataforma más amigable y bajar los tiempos de entrega (actualmente con un promedio de 2 a 5 días).

Incluso, también integrarían la opción de recolectar la compra en tienda, una facilidad con la que aún no cuentan. Soriana busca que el e-commerce pese 4 por ciento en sus ingresos totales, desde el 1 por ciento actual.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.