De Jefes

QuintoAndar va por mercado mexicano de vivienda

La startup brasileña dedicada a la venta, renta y administración de inmuebles, alista su llegada a México, donde ofrecerá sus servicios de búsqueda de propiedades.

La startup brasileña QuintoAndar, dedicada a la venta, renta y administración de inmuebles, alista su llegada a México, donde ofrecerá sus servicios de búsqueda de propiedades, con la promesa de menos burocracia y un aumento en la digitalización de los procesos, apoyada en la reciente adquisición de la plataforma de anuncios clasificados Grupo Navent.

La empresa brasileña se hizo de las operaciones inmobiliarias del Grupo Navent, que incluye ZonaProp, en Argentina; Imovelweb, Wimoveis y Union Softwares, en Brasil; Plusvalia, en Ecuador; Compreoalquile, en Panamá; AdondeVivir y Urbania, en Perú; Inmuebles24, en México; y Tokko Broker Software, que opera en todos estos mercados.

“Con Navent e Inmuebles24 estamos preparándonos para el lanzamiento de QuintoAndar en nuestra propuesta de valor en el mercado mexicano, todavía no tenemos una fecha, pero muy pronto vamos a llegar”, anticipó Bruno Rossini, director de comunicación de QuintoAndar.

La compañía pasó de convertirse en un unicornio a tener un valor actual de más de 5 mil 100 millones de dólares, con activos administrados en renta de cerca de 18 mil millones de dólares, más de 10 mil contratos de alquiler firmados cada mes y 150 mil contratos activos.

“No hay por qué cambiar como opera Inmuebles24, es el líder en el mercado mexicano, sigue creciendo desde la adquisición, queremos simplemente aportar fuerza e inversión para que siga creciendo en el mercado, Inmuebles24 sigue operando sin cambios con su enfoque a los clasificados”, aseguró.

Con la mira puesta en los índices ASG

Cada vez son más las empresas que buscan alinear sus operaciones con criterios que sean congruentes no solo con un buen propósito corporativo, sino también con los Objetivos de Desarrollo Sustentable que ha promovido la Organización de las Naciones Unidas, que encabeza el portugués António Guterres.

Esto es seguido muy de cerca por los inversionistas institucionales, que entre sus políticas tienen la deferencia por aquellas compañías que se ocupan de reducir el impacto de sus operaciones.

Una compañía mexicana que ha venido destacando es medix®, la farmacéutica que fundó Federico Hoth Gorletti y que hoy dirige Carlos López Patán, bajo la presidencia en el consejo de Abraham del Valle Gutiérrez, que ha venido dando pasos acelerados para posicionarse como una compañía socialmente responsable.

En el informe de sostenibilidad de 2021, publicado recientemente, se da cuenta que la compañía reafirma el compromiso con la operación en las áreas de calidad, medioambiente y salud laboral, además de lograr resultados interesantes en materia de agua, energía, residuos peligrosos, residuos sólidos urbanos y en reducción de emisiones.

Alpek compra Octal

Hace un par de días, Alpek, que encabeza José de Jesús Valdez Simancas, anuncio que compró a Octal, una firma que le permitirá integrar a su portafolio de negocios la venta de lámina de PET, en una operación que costó cerca de 620 millones de dólares y que será pagada con efectivo disponible del balance general de la compañía.

La adquisición de Octal contempla más de un millón de toneladas de capacidad instalada, distribuidas de esta forma: en lámina PET, la cual contempla hasta 400 mil toneladas, ubicada en Omán; el reciclado de lámina PET, con una capacidad de 33 mil toneladas, en Estados Unidos, además de empaque de termoformado PET, que considera 11 mil toneladas en Arabia Saudita y resina PET de hasta 576 mil toneladas, ubicada en Omán.

“La noticia resulta positiva para Alpek, ya que esta operación le permitirá diversificar su portafolio de negocios, así como una mayor generación de flujos en el mediano y largo plazos”, reveló en un reporte Monex.

COLUMNAS ANTERIORES

Sport City busca aumentar hasta 6% membresías
Scotiabank ‘acelera’ financiamiento automotriz

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.