Y este apenas es el inicio...
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Y este apenas es el inicio...

COMPARTIR

···

Y este apenas es el inicio...

30/05/2019

El futbol mexicano ha colapsado en el Mundial juvenil de Polonia. México firmó su peor actuación de la historia para una selección con límite de edad. Tres juegos, tres derrotas y este sólo es el comienzo de la gran catástrofe que se avecina. Hay falencias en el desarrollo de los jugadores. La Liga MX está copada por futbolistas extranjeros y no existe un proyecto sólido y serio de selecciones nacionales en la FMF. Lo de Polonia ha sido 'normal'. ¿Qué esperaban?

Este debe ser el comienzo de algo mucho peor...

Se consuma el fracaso del futbol juvenil mexicano en el Mundial de Polonia, pero la realidad es que a la industria del futbol mexicano le importa poco o nada...

¿Qué pensaban nuestros 'brillantes' dirigentes del futbol? ¿Qué el exceso de futbolistas extranjeros y las pocas opciones del mexicano terminarían por potencializar a nuestras selecciones nacionales? 'Genios'. Y este apenas es el inicio...

El futbol mexicano debe hacerse responsable de este fracaso de la selección juvenil. Este es el resultado de, entre otras cosas, tres aspectos fundamentales:

1.- Pobre trabajo de fuerzas básicas de clubes. Lo acaba de subrayar Ricardo La Volpe: “No se trabaja bien en la formación básica del futbolista”. Los clubes se han dedicado a contratar futbolistas extranjeros al por mayor. Generar jugadores no es una prioridad ni un negocio como sucede en otras partes del mundo.

2.- La descomunal cantidad de futbolistas extranjeros en la Liga MX. Los puestos claves están dominados por foráneos. El futbolista nativo tiene pocas oportunidades. La selección mexicana sub-20 y sus minutos en primera división: Higuera 90’, Meraz 855’, Orona 53’, Figueroa 400’, Domínguez 207’, JJ Macias 1902’, Lainez 2426’. Álvarez, León, Cárdenas, Sepúlveda, Lozano, De la Rosa no han debutado. ¿Cómo queremos que respondan si no juegan?

3.- El endeble proyecto de las selecciones mexicanas en la Federación Mexicana de Futbol. No hay una base sólida y el hombre que tenía esa responsabilidad -Guillermo Cantú- ha renunciado o lo renunciaron. ¿Hacía dónde se dirige ahora el proyecto? ¿Sólo les importa la selección mayor que es esencial para el negocio?

Que no me digan que en México no existe el talento suficiente. No me lo creo. Este futbol ha sido dos veces campeón mundial infantil y una vez campeón olímpico en los últimos 15 años. Talento, sobra. Lo que no existe es la administración y el trabajo adecuados. Hay un gran desperdicio de valores.

¿Qué pensaban nuestros 'brillantes' dirigentes del futbol? ¿Qué el exceso de futbolistas extranjeros y las pocas opciones del mexicano terminarían por potencializar a nuestras selecciones nacionales?

'Genios'. Y este apenas es el inicio...

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.