Un líder sin credibilidad
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Un líder sin credibilidad

COMPARTIR

···
menu-trigger

Un líder sin credibilidad

23/01/2019

Ello no quiere decir que Chivas esté inmerecidamente donde está. Ha ganado tres partidos de Liga y dos de Copa, lo cual ha alimentado su confianza interna. Lo que ocurrió alrededor de su último triunfo no ayuda en la búsqueda de esa certeza de que volverá a una faceta competitiva. Chivas venció al Toluca con una decisión llena de controversia y de incertidumbre sobre si este futbol está preocupado y ocupado en que un equipo grande como Chivas vuelva a un nivel protagónico para cuidar el negocio que su nombre y marca significan.

Chivas tiene un paso perfecto, nueve puntos y el liderato general del torneo. Lo que no tiene, todavía, es credibilidad futbolística.

El balón que se paseó caprichosamente el domingo por la línea de gol y la determinación de los árbitros y del VAR de prácticamente sacar una pelota que se había metido en la portería, no ayudó al Guadalajara, pero le brindó confianza con un nuevo resultado positivo.

Lo increíble es que Chivas ha coleccionado victorias ante Cruz Azul y Toluca, dos equipos metidos en el grupo de grandes favoritos del torneo -junto con América, Tigres y Rayados- y aun así no le ha alcanzado para extender la certidumbre en la mayor parte de los expertos.

Hernán Cristante, el entrenador del afectado Toluca, tuvo una respuesta rápida y lapidaria: “El VAR siempre estará dispuesto a ayudar a los equipos más grandes”.

El futbol ha vivido casi eternamente bajo ese mismo estigma: que los árbitros se equivocan -porque son seres humanos- y tal parece que la llegada de la alta tecnología sirve sólo para proteger esa condición. Es decir, en su papel de tonto, por no llamarle idiota, en lugar de admitir que se trata de cuidar y proteger ciertos intereses del juego. Se supone que la llegada del VAR ayudaría a generar más transparencia, y por ende justicia en el futbol mexicano, pero lo que está dejando es la misma o más incertidumbre. A final del día, la tecnología es controlada y/o manipulada por seres humanos. Detrás de ellos, hay también personas que cuidan y protegen ciertos negocios. Para nadie es un secreto que el futbol mexicano está urgido de que el Guadalajara vuelva a un papel protagónico y no se ausente de una Liguilla por cuarta temporada consecutiva. ¿Cuántas televisoras hay detrás de Chivas? ¿Cuánto se perdería con un Chivas manteniendo una faceta mediocre?

Volvemos al escenario eterno del futbol mexicano: ¿Somos idiotas o mal intencionados? Lo que es seguro es que en ninguno de los dos contextos saldremos bien librados.

Chivas ha mejorado futbolísticamente. Lo va enseñando poco a poco. Alan Pulido se ha reconcentrado con el gol y el aparato defensivo del Guadalajara, con las adiciones de Hiram Mier y de Jesús Molina luce mucho más sólido en comparación a temporadas anteriores. Pero Chivas no tiene por ahora certeza de nada y lo que ocurrió alrededor de su triunfo tampoco colabora en nada. El líder del torneo, tras tres fechas, carece de credibilidad, pero la puede tener, algún día.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.