Termina la era Caixinha; comienza la de Peláez...
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Termina la era Caixinha; comienza la de Peláez...

COMPARTIR

···

Termina la era Caixinha; comienza la de Peláez...

03/09/2019

El entrenador portugués no había sido una decisión del Director Deportivo de Cruz Azul. Su sucesor, sí que lo será… Ricardo Peláez está ante una decisión fundamental en el futuro de todos, de Cruz Azul, de sus aficionados, de su actual plantel y hasta de Billy Álvarez en la cooperativa. Debe tomar el camino correcto. Buscar a la persona que pueda potencializar al máximo al grupo de futbolistas que posee y llevarlo hasta el campeonato que tanto se le ha negado la institución celeste. Peláez tiene la ocasión de comenzar formalmente su propia era en Cruz Azul y tomar las decisiones que antes tomaban otros influenciados por intereses personales y no tanto del club…

Formalmente, la era de Ricardo Peláez en Cruz Azul ha comenzado justamente cuando ha terminado la de Pedro Caixinha.

Peláez ha despedido a un entrenador que ya estaba en el puesto cuando él llegó a Cruz Azul. Ahora, su primera decisión importante será designar al sucesor del portugués. Y no puede equivocarse.

Como es normal, alrededor de Cruz Azul hay un buen número de candidatos. Sobran a quienes le hace ilusión dirigir a un equipo de esos tamaños históricos y aceptar el reto de contar con uno de los planteles más completos y una de las nóminas más elevadas del futbol mexicano. Pero Peláez no puede tomar una decisión basada en los colores o en la idiosincrasia del club o en el gusto o interés de algún directivo o promotor. Peláez debe tomar una decisión basado en la necesidad que tiene y que merece el aficionado azul de tener un equipo ganador y protagonista.

Del odio al amor hay… “Nunca volveré a trabajar con él…”

El rostro desencajado de Antonio Mohamed había provocado un silencio incómodo en la sala de café del ultimo piso del Hotel Camino Real de Tijuana. El entrenador argentino estaba enfundado en el jersey de los Rayados y la herida de lo que había sucedido en el América durante el Apertura 2014 seguía abierta. Mohamed estaba convencido de que su camino como director técnico jamás volvería a cruzarse con el de Ricardo Peláez. Parece que estaba equivocado.

“Amor y odio”, el título de una o de muchas novelas de televisión. La realidad es que Mohamed y Peláez demuestran que en el plano profesional no importa, muchas veces, el tener una buen a relación, 'química', un acercamiento personal. Lo que verdaderamente trasciende es colocar los intereses mutuos en beneficio -en este caso- en el beneficio de un club de futbol. Los dos tuvieron una éxito rápido y extraordinario en el América. Parece prudente que vuelvan a unirse para tratar de sacar a Cruz Azul del marasmo en el que se encuentra desee hace muchos años.

Mohamed está 'libre'. Tras su fracaso -no podemos llamarles de otra forma' en el Celta de Vigo de la Liga de España y un paso fugaz y tormentoso por el equipo de su cuna, el Huracán, estaría más que dispuesto a volver a México. Dirigir a un “grande” y protagónico en desgracia es un buen reto para retomar su carrera en el futbol donde mejores resultados ha tenido como entrenador.

El balón de futbol es como la vida misma, siempre está dando vueltas. El regreso de Mohamed es inminente y la dupla Peláez-Mohamed es garantía de competitividad. Nada parece ser mejor para Cruz Azul en este momento, pero, habrá que esperar…

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.