Lainez llega a 'otro mundo'
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Lainez llega a 'otro mundo'

COMPARTIR

···
menu-trigger

Lainez llega a 'otro mundo'

16/01/2019

Muy pronto se dará cuenta el juvenil ex jugador del América las grandes diferencias que imperan entre un futbol y otro. Lo sabrá cuando “caliente” la banca del Benito Villamarín o cuando se limpie los restos de pasto de la boca después de ir al suelo. Aunque parece igual, el futbol de los niveles más desarrollados es diametralmente opuesto al que se juega en México. Su adaptación promete, al principio, ser rápida, luego, lenta, muy lenta, dramática y hasta que sus grandes facultades -esperamos- le guíen por el camino adecuado. Llega a un “mundo” diferente del juego. Tendrá que salir rápido del sueño, espabilarse y luchar por sus ilusiones...

La amplia sonrisa de Diego Lainez lo decía todo en el Benito Villamarín. Está cumpliendo un sueño, lleno de emociones, suspiros y palpitaciones, pero tendrá que espabilarse lo más rápido posible.

Diego Lainez no se equivocó. Escogió el camino que, en apariencia, es el más complicado, pero también el que puede desarrollar con mayor profundidad sus facultades futbolísticas. El Real Betis es “una puerta” y al mismo tiempo un reto.

Algunos expertos de cancha seguían lamentando el hecho de que el juvenil ex jugador del América no haya escogido el futbol holandés, la escuela del Ajax, preferida por algunas estrellas del juego como plataforma de lanzamiento para una carrera. Lainez ha caído en un equipo que está entre los primeros 10 de la competitiva Liga de España, que está vivo en la lucha por una posición europea, disputando la Copa del Rey y en una ronda adulta de la Liga de Europa. Llega, además, a una Liga donde afronta su propia “Champions”, la posibilidad de jugar dos veces por campaña ante cuadros poderosos como el Real Madrid, el Barcelona, el Atlético de Madrid, el Valencia o el clásico andaluz ante el Sevilla. Está en un sitio privilegiado.

A los 18 años pisa una de las Ligas más poderosas del mundo futbolístico. Lainez se dará cuenta pronto de cómo el juego es diferente (aparentemente es el mismo en reglas, en 22 futbolistas, un balón y dos porterías), con un cambio poderoso en el ritmo, la intensidad, las formas del juego, la exigencia, la disciplina, los entrenamientos, la alimentación. Lainez llega a un futbol diferente. Tendrá que estar muy concentrado para no dejar pasar las oportunidades. El entrenador del Betis, Quique Setién, que conoce bien esas dificultades de adaptación, ha salido a decir que tendrán mucha paciencia con el mexicano, que hay que darle sus tiempos y sus espacios para adaptarse al nuevo futbol que afrontará.

Cada futbolista es diferente, cada caso es particular, pero habrá que recordar la última gran transferencia del América al futbol de España. El arribo de Raúl Jiménez al Atlético de Madrid. Un día estaba jugando con el América en Puebla y a la semana siguiente debutando con el entonces campeón de España. El cambio abrupto terminó desfavoreciendo a Jiménez que hubo de abortar la experiencia española por el futbol de Portugal. Hoy, unos años después, está encontrando la continuidad, finalmente, en el futbol de Inglaterra.

Lo de Lainez promete ser rápido y luego lento, muy lento. Tendrá que encontrar el ritmo, entender a su entrenador y compañeros, recibir algunas patadas, levantarse, recuperarse y seguir corriendo. Así es el futbol de la más alta escala competitiva. Bienvenido a ella, Diego Lainez.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.