La 'maldita' Concacaf
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La 'maldita' Concacaf

COMPARTIR

···

La 'maldita' Concacaf

18/06/2019

El viernes comenzó la Copa América y el sábado la Copa Oro. Es evidente que el futbol mexicano no está cómodo donde juega o intenta desarrollar su talento futbolístico. Esta es la zona geográfica que le ha correspondido al futbol de México, pero no es el sitio donde podrá emerger como la gran potencia que sus aficionados sueñan con ser algún día. La Concacaf ha sido parte de ese atraso y hasta de una zona de confort con la que se conforman (y hasta bendicen) aquellos que están para cuidar los negocios y la prosperidad económica del futbol mexicano...

No soy de esas personas que suelen buscar responsables para todas mis carencias y defectos, pero creo que el futbol mexicano tiene todo el derecho de reclamar e incomodarse por el sitio que geográficamente le ha correspondido para jugar y desarrollar su juego.

La culpa no es toda de la Concacaf. En ello, estoy de acuerdo. Y, sin embargo, el confort que el futbol de México ha encontrado en esta zona futbolística ha terminado por perjudicar y atrofiar su crecimiento futbolístico. No soy de los que se conforman afirmando que “aquí nos tocó vivir” y tampoco de los que (con muy poca vergüenza) dicen que el nivel de esta área le ha permitido a México ser constante participante en los Mundiales.

Acercarse a Concacaf y alejarse de la Conmebol ha sido la peor noticia que el futbol mexicano pudo haber recibido en las últimas horas. La situación es clara: la Concacaf tiene al futbol mexicano sometido y amarrado de manos. Alrededor de ello, el clima político es poco favorable tras los escándalos de corrupción que involucraron a los dos organismos rectores del futbol en el continente. El rompimiento entre Concacaf y Conmebol tiene al futbol mexicano en ascuas, en una posición poco cómoda para defender y buscar sus propios intereses deportivos y económicos.

Nadie está hablando de mudarse de confederación. Es evidente que ello depende de una decisión de FIFA. De lo que se trata es de repetir la Copa América del 2016, la del Centenario, que logró reunir, en Estados Unidos, con un enorme éxito comercial y futbolístico, a los miembros de Conmebol y de la Concacaf. Esa es la única posibilidad que tiene México de unir su nombre, su fogueo y su preparación al mejor nivel posible del juego y no quedarse en la mediocridad que significa jugar ante Cuba, Martinica y hasta Canadá.

No sé si la Concacaf es la principal culpable del atraso futbolístico de México. De lo que sí estoy convencido es que su pobreza no ha ayudado a mejorar nuestro futbol y en cambio, se ha convertido en un refugio para que aquellos que cuidan el negocio y los dineros dentro del propio futbol mexicano, hayan encontrado su zona de confort.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.