Se chamaquearon a ConMéxico
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Se chamaquearon a ConMéxico

COMPARTIR

···

Se chamaquearon a ConMéxico

03/10/2019
Actualización 03/10/2019 - 11:40

Ayer cónclave en las oficinas del Consejo Nacional de Autoregulación (Conar), este gremio que aglutina a anunciantes, agencias de publicidad y medios de comunicación.

Asistieron representantes de cámaras empresariales e industriales severamente afectadas con el nuevo formato de etiquetado que apenas en la víspera aprobaron los diputados.

​Como aquí referimos el 11 de septiembre, la debacle de la industria de productos de consumo se debe al sistemático incumplimiento de compromisos con el gobierno federal.

Pero desde luego también a la negociación con varios interlocutores, donde ConMéxico llevaba un discurso y narrativa distinta con cada actor, lo que acabó haciendo crisis.

Todavía ayer Jaime Zabludovsky aseguraba a sus afiliados que había un acuerdo con Julio Scherer y con Alfonso Romo para que el nuevo etiquetado no entrara en vigor inmediatamente.

El directivo aseguraba que había un compromiso con el Consejero Jurídico y con el jefe de la Oficina de la Presidencia, para que la nueva ley se aplicara un año después de su aprobación.

Y ciertamente en abono para Zabludovsky, un diputado de Morena, que aún preside la cuestionada Yeidckol Polevnsky, presentó una reserva, pero nadie, de ningún partido, la apoyó.

De hecho, nadie apoyó a la industria: la votación fue 445 a favor del nuevo etiquetado contra cero, con lo que el cabildeo que hizo la industria de alimentos y bebidas fracasó estrepitosamente.

Pero a la par también el apoyo que ConMéxico pidió al Consejo Coordinador Empresarial de Carlos Salazar, la Concamin de Francisco Cervantes y Coparmex de Gustavo de Hoyos.

En la junta de ayer se acordó intensificar el cabildeo con el Senado para frenar la reforma. Pero si repiten la misma estrategia, con los mismos actores, parecen estar destinados al fracaso.

Ilustraciones de Nelly Vega

En realidad los cambios se veían venir desde hace tres años, impulsados por la Fundación de Michel Bloomberg, y la industria no hizo nada sustantivo para mejorar su posición frente al gobierno.

Y por supuesto los agremiados a ConMéxico, especialmente los refresqueros agrupados en la Anprac, que tampoco estuvieron dispuestos a hacer más explícita la información calórica.

Ahora todos empiezan a dimensionar el nivel de afectaciones y caen en cuenta de lo costoso de una fallida operación.

HABLANDO DE EMPRESAS de consumo, le cuento que Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), que dirige Ignacio Ovalle, ya cerró los acuerdos con fabricantes y comercializadores de productos que surtirán a esta agencia que fusionó a Diconsa y Liconsa. De tres mil 126 compañías se achicó a solo 46 que suministrarán 40 artículos de canasta básica en 178 diferentes variedades de distintas presentaciones y marcas. Estos proveedores tendrán contratos por alrededor de 6 mil millones de pesos anuales. Apunte a Maseca de Juan Antonio González en harina de maíz, PepsiCo que preside Roberto Martínez en galletas, Nestlé que comanda Fausto Costa en café soluble, Bimbo de Daniel Servitje en pan de caja, Kimberly Clark de Pablo González Guajardo en toallas y papel sanitario, Procter & Gamble que encabeza Marcio Andreazzi en pasta de dientes, La Moderna de Luis Miguel Monroy en sopas de pasta y La Corona de Antonio González en jabones, entre otras firmas más.

NADIE SE OPONE a que el gobierno de la 4T incremente la recaudación fiscal del país. Pero la mejor forma de llevarlo a cabo es con reglas claras, sencillas y sobre todo equitativas. Es fundamental que la Secretaría de Hacienda que maneja Arturo Herrera realice un verdadero esfuerzo para ampliar la base de causantes, incorporando a quienes no pagan, esto es, al sector informal. Sin embargo la peor forma de lograrlo es metiendo a la cárcel de forma preventiva oficiosa a personas físicas, incautándoles sus propiedades a los que sí pagan a la mínima sospecha que tengan los sabuesos del Servicio de Administración Tributaria, que preside Margarita Ríos-Farjat. Los diputados tienen la enorme oportunidad de corregir este grave yerro. 

PEMEX YA HABÍA manifestado a Talos su decisión de inciar la perforación de Zama 1 en noviembre. Para la 4T desarrollarlo es un asunto estratégico. La firma de Timothy S. Duncan hizo el descubrimiento tras haber ganado hace 4 años la primera ronda de la Reforma Energética. El 40% del yacimiento se extiende a la zona que es propiedad de Pemex, de ahí las negociaciones para la unificación de pozos. Sin embargo, en medio de dudas sobre la legítima forma en que los privados ganaron el que es considerado el octavo yacimiento más grande, interrogante que hace dos años expresó como diputada Rocío Nahle, ayer sorpresivamente Talos renunció a ese bloque petrolero, argumentando que las perforaciones no fueron exitosas.

POR CIERTO QUE ayer se presentaron las ofertas para Maloob, otro bloque en aguas someras para tendido de ductos y extracción de petróleo. Solo dos consorcios se presentaron. El integrado por CICSA de Carlos Slim aliado a Grupo Protexa de Ramiro Lobo y el conformado por Grupo R de Ramiro Garza asociado a la italiana Micoperi de Silvio Bartolotti. La oferta más alta es la de los primeros y bordea los 800 millones de dólares. El fallo por parte de la petrolera al mando de Octavio Romero debe salir este mes.

OTRA BAJA EN la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Rocío Robles acaba de renunciar a la dirección de Supervisión de Modelos Novedosos. Tenía a su cargo a las nuevas empresas de tecnología financiera, las famosas Fintech. Hace apenas una semana el regulador cerró el proceso de inscripción y llegaron 85. Le decía hace un par de días que otros cuatro funcionarios se van este mes: Liliana MarcosAlejandro HaroErika Alvarado y Denisse MejanGamaliel Patiño también dejó la CNBV esta semana.

HUGHES ARRANCA HOY en Villahermosa un roadshow por 12 estados del país. El proveedor de Internet satelital va llevar el servicio de inicio a 88 mil hogares en la entidad que gobierna Arturo Núñez y después llegará a 4 millones de las otras 11 entidades que conforman la fase inicial. HughesNet atacará el mercado residencial con una plataforma novedosa que está habilitada para cubrir el 95% de la población nacional. En México el promedio de la velocidad de internet es de 6 megabits por segundo contra 200 de países desarrollados.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.