Pemex abre la caja de Pandora
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Pemex abre la caja de Pandora

COMPARTIR

···

Pemex abre la caja de Pandora

06/06/2019
Actualización 06/06/2019 - 9:48

Hay voluntad política del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y determinación de Octavio Romero para ir a fondo en asuntos relacionados con casos de corrupción en Pemex.

¿Ejemplos? Hay muchos: Odebrecht, Agronitrogenados, Repsol, Oceanografía, Evya, Seadrill, floteles y Akron, por mencionar solamente algunos.

Sobre el caso Akron, de Salvador Martínez Garza, y su relación con Pemex Refinación, se sabe que un robusto equipo jurídico está analizando detenidamente este expediente.

Desde el equipo legal de Pemex, hasta el Órgano Interno de Control, pasando por la Secretaría de la Función Pública de Irma Eréndira Sandoval y la Consejería Jurídica de la Presidencia.

El punto que desde hace semanas se está estudiando escrupulosamente es el último contrato privado firmado por Martínez Garza y José Agustín Portal, éste por Pemex Refinación.

Se avaló la disolución de la sociedad y se desistió de demandas penales por daño patrimonial de 100 mil millones de pesos, amén de aceptarse un leonino contrato de suministro de lubricantes.

El acuerdo otorgó ventajas comerciales a Akron, que dirige Joel Corona, como la venta preferente de 4.5 millones de productos petrolíferos por 10 años, del 2012 al 2022.

Por si todo lo anterior no fuera suficiente, la entonces paraestatal también se obligó a otorgar las mejores condiciones de precio, crédito y venta a la firma tapatía.

Incluso se concedió que una persona designada por Akron “atestiguara” en los laboratorios de Pemex las pruebas de calidad del producto que tendría que suministrarle.

Asimismo, de manera “obligatoria” la petrolera mexicana abastecería por un periodo de 10 años productos petrolíferos a Akron, tiempo que podrá prorrogarse.

Además, en caso de que Akron tuviera una reclamación o queja contra Pemex por la calidad del producto, ésta resarcirá los daños y gastos ocasionados mediante los ajustes que procedan.

Es un contrato ruinoso que plantea la pregunta de por qué se abandonó un negocio que dejaba utilidades por 4 mil 500 millones de pesos anuales y dio paso a una racha de pérdidas durante 20 años.

La industria de lubricantes y aceites en México ha crecido todos los años y actualmente tiene un valor de más de mil 200 millones de dólares y una producción de 426 millones de litros anuales.

Los principales jugadores son Roshfrans que dirige Sergio Platanoff, Repsol que comanda Esteban Gimeno, Exxon-Mobil que lleva Martín Proske y Shell que preside Alberto de la Fuente.

TESTIGO DE CALIDAD. Eso es Alfonso Romo en el caso de Alonso Ancira. El fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, le ha dado vuelo a la versión de que el dueño de AHMSA salió por carretera hasta la frontera y luego tomó su avión privado para huir a España, donde finalmente fue detenido en Mallorca. Hace exactamente una semana fue la asamblea de la Cámara Nacional del Hierro y el Acero a la que asistió como invitado el jefe de la Oficina de la Presidencia. Ancira le dijo a Romo que se retiraba antes de la comida porque debía volar a Nueva York para la graduación de su hija y que luego se iría de vacaciones unos días a España porque las negociaciones que culminaron en el acuerdo para liquidar a los acreedores de AHMSA habían sido muy intensas y estaba cansado. Lo mismo le dijo al senador morenista Armando Guadiana, presente también en ese evento celebrado en el hotel Presidente de la CDMX.

TAMBIÉN HACE EXACTAMENTE una semana, la oficial mayor de la Secretaría de Hacienda, Raquel Buenrostro, citó a los miembros de la Asociación Nacional de Distribuidores de Insumos de Salud (ANDIS), que preside Héctor González. Los asociados son Dimesa, de Alejandro Álvarez; Maypo, de Carlos Arenas; CPI y Cimsa, de Gerardo Morán; Ralca, de Alberto Ramírez de Aguilar; Pihcsa Médica, de Rogelio Pineda; Cominsa, de Salvador Bautista; Dinsa, de Mauricio Villanueva, y Brissa, de Carlos Álvarez. O sea, los distribuidores causantes según la 4T de la crisis de corrupción del sector. La realidad es que van a tener que apoyarse en ellos para garantizar el desplazamiento de las compras que arrancaron ayer.

LA PERCEPCIÓN GENERALIZADA es que a la delegación que encabeza el canciller Marcelo Ebrard no le fue muy bien ayer en su primer encuentro con el vicepresidente Mike Pence. Aunque hoy y quizás manaña seguirán las negociaciones para evitar que el próximo lunes se imponga un primer arancel de 5 por ciento a las exportaciones mexicanas, en tanto el gobierno no plantee una solución disruptiva para contener la migración difícilmente Donald Trump reconsiderará los impuestos compensatorios. Por lo pronto ayer Fitch Ratings degradó la nota soberana de BBB+ a BBB y Moody´s cambió de 'estable' a 'negativa' las perspectiva crediticia del país.

DOS EMPRESAS QUE están muy preocupadas por la posibilidad de que se tasen sus ventas al mercado estadounidense son Grupo Quimmco, que comanda Jesús Barrera, y Rassini, que capitanea Eugenio Madero. Ambas son grandes proveedoras de la industria automotriz terminal con ventas superiores a los mil millones de dólares. Puede decirse con son compañías 100 por ciento integradas al Tratado de Libre Comercio, que ha permitido a este sector potenciarse gracias a la integración de México y Estados Unidos. Las ventas del rubro automotor significan unos 93 mil millones de dólares anuales.

TANTO LA FRANCESA Technip, que preside Thierry Pilenko, como la mexicana Construcciones Tapia, de Juan Carlos Tapia, quedaron descartadas esta semana para ser invitadas a la construcción de la nueva refinería de Dos Bocas. Fueron inhabilitadas ayer por la misma Eréndira Sandoval por dos años y medio y multadas con más de 200 millones de pesos por falsear información. Technip se perfilaba para los paquetes 2 y 3, de plantas hidrodefulsoradoras y catalíticas, respectivamente, mientras que Tapia iba fuerte por el paquete 5, de equipos de almacenamiento y tendido de tuberías.

SE COMPLICA LA posición de Fermaca con la CFE. La empresa dirigida por Manuel Bartlett está renegociando los términos de los ductos de esa compañía que encabeza Fernando Calvillo y los de Carso de Carlos Slim, IEnova que comanda Carlos Ruiz Sacristán y TransCanada de Robert Jones. Pero en el caso de Fermaca su accionar es más vulnerable por las investigaciones de la Función Pública y la Unidad de Inteligencia Financiera por el supuesto conflicto de interés con Guillermo García Alcocer, el expresidente de la CRE.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.