Lozoya, testigo protegido
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Lozoya, testigo protegido

COMPARTIR

···

Lozoya, testigo protegido

20/06/2019
Actualización 20/06/2019 - 9:54

Una de las teorías que existe sobre la pérdida de rumbo de Emilio Lozoya Austin, es que realmente creyó que podía ser presidente. Que le alcanzaba para ser el relevo de Enrique Peña.

Desde su posición en Pemex, y asediado por el poder económico, quitó y repartió contratos bajo la promesa de que los beneficiarios de éstos lo catapultarían a la primera magistratura.

Esa seguridad, aunado a su característica soberbia y saberse protegido por su amigo, el presidente, lo llevaron a actuar con tal desdén que hoy el mínimo detalle de su accionar se le está revirtiendo.

La relación de Lozoya y Peña era simbiótica, fundada en la complicidad, algo que no soportaba Luis Videgaray, el celoso alter ego de éste último, que terminó por dinamitar esa simbiósis.

Agronitrogenados, Fertinal, Odebrecht, Repsol, Seadrill, Astillero Barreras, Evya, Oceanografía, le decíamos hace unos días, son algunos de los expedientes que están ya sobre la mesa de la 4T.

Como dice el abogado de Lozoya, el afamado litigante Javier Coello Trejo, el exdirector de la petrolera no se mandaba solo. Peña directamente, o a través de Videgaray, daban las instrucciones.

La persecución que de Lozoya detonó el régimen de Andrés Manuel López Obrador le vino como anillo al dedo a Estados Unidos, particularmente al fiscal del distrito sur de Nueva York.

Sin proponérselo, AMLO abrió la caja de Pandora, porque el fiscal federal Geoffrey Berman va ahora tras Peña Nieto y Lozoya podría convertirse en un testigo protegido muy valioso.

No se equivoque: Lozoya no está proporcionando, al menos por ahora, información sensible del sofisticado entramado financiero con el que se hicieron grandes negocios en el sexenio pasado.

Ilustraciones de Nelly Vega

El fiscal Berman tiene en su esfera el combate a la corrupción y casos de lavado de dinero. Es, para quien no lo sepa, el que lleva la investigación de Odebrecht que ha tirado gobiernos en Sudamérica.

El régimen de la 4T le dio a Berman la hoja de ruta para llegar a Peña, y Lozoya, con tal de evitar la cárcel, no sería extraño que pida asilo y protección al fiscal a cambio de información.

Voluntaria o involuntariamente, López Obrador va ser el beneficiario final del golpe de tres bandas que parece imparable ya de Berman, que en paralelo, quiere ser gobernador de Nueva Jersey.

LA SECRETARÍA DE Energía, que capitanea Rocío Nahle, empieza a girar hoy las invitaciones a los consorcios que pujarán por los cinco paquetes para los contratos de ingeniería, procura y construcción de la nueva refinería de Dos Bocas, Tabasco. Se convocarán restringidamente a solo siete empresas, cuyos nombres ya le habíamos adelantado aquí. Apunte a Bechtel de Brendan Bechtel, Wood Group de Robin Watson, Jacobs de Steven J. Demetriou, KBR de Stuart Bradie, Saipem de Stefano Cao, Samsung que encabeza Kim Ki Nam y Fluor que lidera Carlos S. Hernández. A cada participante se le invitará a tres paquetes y podrá aspirar a ganar máximo dos. Tendrán que amarrarse con una empresa nacional, que por lo menos tendrá 40 por ciento de la sociedad. 

VA SER HOY cuando la CFE, que dirige Manuel Bartlett, defina qué empresas calificaron para participar en la subasta para la adquisición de medidores. El asunto está de lo más caliente. El área de Distribución, a cargo de Guillermo Nevárez, se está yendo con pies de plomo, dado que IUSA se perfila para llevarse la mayoría del contrato valorado en alrededor de 95 millones de dólares. Además del grupo de Carlos Peralta es muy probable que pasen CONYMED de Andrés Tort, Protecsa de Rubén Sánchez y Electrometer de Enrique Milanés. Se duda de BP que dirige Angélica Ruiz y la china Holley que representa César Santos. La subasta en reversa será mañana a las 10 horas y los fallos se darán a conocer a las 5 de la tarde.

EL PRESIDENTE DE la Asociación Mexicana de Arrendadores de Vehículos, David Madrigal, dice que lejos de estar preocupados por la desaparición del Contrato Marco que rigió en el sexenio de Enrique Peña, están entusiasmados de ver que el gobierno de la 4T continúe arrendando vehículos, “porque creemos que es el más competitivo para las dependencias, el erario y para los mexicanos”. Asegura que entre los más de 12 socios hay varias empresas con un enfoque a proveer servicios de primer nivel al gobierno federal y gobiernos estatales que cumplen con las mejores prácticas de arrendamiento y servicios. El arrendamiento es en términos de costos el mejor producto para la administración y renovación del parque vehicular.

Ilustraciones de Nelly Vega

LE REFERÍA AYER que mediante una licitación pública la Administración Portuaria Integral (API) de Tamaulipas adjudicó al Grupo R, que preside Ramiro Garza, un contrato para el uso de una superficie de 620 mil metros cuadrados. Este contrato tiene programada una inversión superior a los 700 millones de pesos y generará mas de 700 empleos directos e indirectos en ese estado que gobierna Francisco García Cabeza de Vaca. BHP Billiton, que preside Andrew Mackenzie; Shell, que comanda Alberto de la Fuente, y la misma Pemex de Octavio Romero se verán beneficiadas, firmas que actualmente solo tienen como opción el puerto de Tampico para sus trabajos de carga y aprovisionamiento.

FINSA, DE SERGIO Argüelles, está vendiendo un portafolios de propiedades industriales. Contempla unos 40 activos en plazas que van de Tijuana a Puebla, pasando por Matamoros, Ciudad Juárez y Reynosa. Walton Street Capital, que maneja Rodrigo Cueto, es accionista también de esa plataforma. Algunos de los interesados en comprarlo son Fibra UNO que dirige Gonzalo Robina, Fibra Macquarie que conduce Juan Monroy, Fibra Prologis que capitanea Luis Gutiérrez y Thor Equities de Joseph Sitt, entre otros.

Y MAÑANA VIERNES Citibanamex, que encabeza Ernesto Torres Cantú, recibe las propuestas finales por su edificio de la Afore, el de Reforma 390. El inmueble tiene 31 mil 377 metros cuadrados de área construida, 23 mil metros de área rentable y 214 cajones de estacionamiento. Hay cinco ofertas por la propiedad que se estima puede alcanzar un valor de 55 millones de dólares. Jones Lang LaSalle, que preside Pedro Azcué, es el agente vendedor.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.