Lo bueno, lo malo y lo feo de la 4T
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Lo bueno, lo malo y lo feo de la 4T

COMPARTIR

···
menu-trigger

Lo bueno, lo malo y lo feo de la 4T

11/03/2019
Actualización 11/03/2019 - 9:05
columnista
Darío Celis
La Cuarta Transformación

Para el director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional, Alejandro Werner, los primeros cien días de la 4T tienen lados buenos, malos y unos francamente feos.

Werner, subsecretario de Hacienda en casi todo el gobierno de Felipe Calderón y después director de Banca Corporativa y de Inversión del BBVA-Bancomer, habló el jueves en la Plenaria de Citibanamex.

Los buenos: la estabilidad macroeconómica, el respeto a la autonomía del Banco de México y el compromiso con la sostenibilidad fiscal, que cree lo trae en el ADN la actual administración.

Los malos: aunque no las menciona como tal, la cancelación del nuevo aeropuerto y las rondas petroleras, que influyeron en una caída en la inversión pública; otro, la reducción de impuestos en la frontera norte.

Los feos: “algunas políticas sectoriales que todavía no están claramente estructuradas y que representan un cambio importante con algo que nosotros habíamos visto como muy positivo para México”.

Werner mencionó específicamente la cancelación de las reformas energética y educativa del presidente Enrique Peña Nieto y de regresar a políticas que generan distorsión en la asignación de recursos públicos.

Aunque tampoco las refiere expresamente, se colige que se trata del programa de precios de garantía para productores de arroz, maíz, frijol y trigo harinero que diseña la Secretaría de Agricultura de Víctor Villalobos.

Ilustraciones de Nelly Vega

El economista del ITAM y doctorado por el Instituto Tecnológico de Masschusetts no se explica cómo los de la 4T podrán financiar un Estado que dé más cobertura social sin incurrir en una carga fiscal más alta.

“Si la intención del gobierno es tener una política fiscal más progresiva, que incluya mayor provisión de servicios públicos de calidad y de manera universal, va a implicar, siendo realistas, más impuestos”.

México, dice Werner, necesita un gobierno que redistribuya más, pero la pregunta es cómo lo hacemos. Generando eficiencias. Y propone: “el impuesto predial es una fuente que debe pensarse”.

EL INSTITUTO FEDERAL de Telecomunicaciones ya no tiene para dónde hacerse y no puede seguir difiriendo. Hoy los pupilos de Gabriel Contreras deben autorizar la fusión de Disney y Fox. Las mismas multinacionales que presiden Bob Iger y Rupert Murdoch están presionándolos y no se diga ahora el mismo AMLO y hasta integrantes del Congreso que están cargando la balanza para que el fusionante, o sea Disney, escinda de la operación los canales deportivos, es decir, los de Fox. Pero hay un dato que no debe perder de vista. El regulador mexicano habría violado la Ley de Competencia al enviar el 20 de febrero pasado al Consejo Administrativo de Defensa Económica de Brasil, que preside Alexandre Barreto, el proyecto de lo que se resolverá este día.

PEMEX ESTÁ POR nombrar a Carmelina Esquer, directora de Pemex Procurement International. Se trata de la hija de Alejandro Esquer, el secretario particular de Andrés Manuel López Obrador. Dos asuntos que llaman la atención: se habla de una oficina basada en Estados Unidos cuya función es centralizar compras de insumos, como pudieron ser las famosas pipas, y contratos con proveedores. Y llama la atención porque Procura, la unidad que creó Emilio Lozoya y en la que puso a Arturo Enriquez Autrey, desde la cual se hicieron muchos negocios cuestionables, supuestamente la estaba cerrando Octavio Romero. Temporalmente la llevó Salvador Escobedo, quien renunció para dar paso a Esquer.

ATENTO CON WALMART, que preside Guilherme Loureiro, y la CROC. No hay gran avance y sí crece más la preocupación en el corporativo de Bentonville, donde despacha Doug McMillon. Los abogados de la compañía de Sam Walton, los laboralistas Santiago Marván de Marván Muñoz y Abogados, y Gustavo Zavala de Sánchez y García, creen que el líder sindical Isaías González aceptará menos del 20 por ciento que solicitó su base y otras prestaciones diferentes al 4 por ciento de las ventas. Pero no podría ser necesariamente así. El de la CROC no se va a ablandar, máxime por la competencia que trae con Napoleón Gómez Urrutia y Pedro Haces en eso de dar resultados a sus huestes y quedar bien con la 4T.

UNO DE LOS lastres que dejó el gobierno de Enrique Peña fue la enorme deuda del ISSSTE, que ahora lleva Luis Antonio Ramírez. El último corte arroja un pasivo de 15 mil millones de pesos con laboratorios y proveedores de insumos para la salud. Hay pendientes todavía del 2016. En 2017, siendo su director José Reyes Baeza, la Secretaría de Hacienda entonces capitaneada por José Antonio González Anaya le transfirió mil 500 millones de pesos que Reyes hizo perdidizos. Nadie rinde cuentas. El punto es que hay mucha preocupación en la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica, que preside Guillermo Funes, porque hay sospechas fundadas de que la 4T va desconocer esas deudas.

HABLANDO DE MEDICINAS, viene otra compra consolidada. No es de 5 mil millones como le habíamos reportado. Será de 6 mil 500 millones de pesos y no la va a coordinar ni el Seguro Popular, que dirige Angélica Ivonne Cisneros, ni mucho menos el IMSS, que lleva Germán Martínez, el organismo que las lideró en los últimos diez años. La va a operar directamente la Secretaría de Hacienda de Carlos Urzúa, vía su Oficial Mayor, Raquel Buenrostro, con el apoyo de la Secretaría de Salud, que encabeza Jorge Alcocer. Las compras se van a hacer en mayo.

UNA PRECISIÓN: EL concurso mercantil de MG Polímeros aún no es admitido. En efecto la solicitud ya está en el Juzgado Noveno Civil de la CDMX, pero su titular todavía no lo resuelve. El tema es crucial para reestructurar un pasivo de aproximadamente 900 millones de dólares en el que Bancomext, de Eugenio Nájera, y Alpek, que dirige José de Jesus Valdez, son los principales acreedores. Pero también Banorte de Carlos Hank González, Santander de Héctor Grisi, HSBC de Nuno Matos, BanBajío de Salvador Oñate y Monex de Héctor Lagos. Ya casi sale.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.