La Cuarta Transformación

Las mañas del Insabi y la UNOPS para vetar

La Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos ahora está utilizando una cosa juzgada hace 10 años para dejar fuera de la compra consolidada de medicamentos a empresas incómodas a la 4T.

Resulta que la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) ahora está utilizando una cosa juzgada hace 10 años para dejar fuera de la compra consolidada de medicamentos a empresas incómodas a la 4T.

Es el caso de los principales proveedores de sueros, soluciones, insulinas, oncológicos y algunos tipos de antibióticos, a los que en 2006 la entonces Comisión Federal de Competencia (Cofeco) les abrió una investigación por prácticas monopólicas.

Hablamos de Eli Lilly que capitanea Carlos Baños, Probiomed de Jaime Uribe, Baxter que dirige Piero Novello, Cryopharma de Pedro Mirassou, Fresenius que maneja Fabián Rodríguez y PISA de Alfonso Álvarez Bermejillo.

Estos laboratorios fueron investigados cuatro años, de 2006 a 2010, y encontrados culpables de coludirse y acordar precios que afectaron patrimonialmente al IMSS. En 2012 concluyeron las pesquisas.

Pese a todo las compañías se mantuvieron como proveedoras del IMSS, instancia que incluso procedió en 2017 a embargarles activos para garantizar un daño calculado en más de 620 millones de pesos.

La cuestión es que ahora la UNOPS, instruido por el Instituto de Salud para el Bienestar, que dirige Juan Antonio Ferrer, está retrotrayendo el expediente 14 años después para cerrarles el paso.

Hace siete días el organismo que representa en México Guiseppe Mancinelli emplazó a Eli Lilly, Probiomed, Baxter, Cryopharma, Fresenius y PISA a entregar un reporte detallado en el que demuestren que subsanaron las prácticas y procedimientos que les cuestionaron hace 14 años.

El plazo para documentar a la UNOPS vence es unas horas, con lo cual esa instancia y la 4T de Andrés Manuel López Obrador decidirán si tales laboratorios son susceptibles no solo de participar en la compra consolidada, sino de ser proveedores del gobierno.

Ya se imaginará el ánimo de las compañías: que se les señale por la misma irregularidad de hace una década y que tengan que defenderse de la misma forma como ya lo hicieron ante el Poder Judicial.

Y todo porque el 16 de febrero, en su conferencia mañanera, el Presidente volvió a la carga contra PISA: en México había "mafias" que hoy continúan, "queriendo meterse para seguir ellos acaparando las compras, aún con la participación de la ONU".

HOY HACE SIETE años iniciaron las acciones concertadas por el gobierno de Enrique Peña, vía el entonces procurador Jesús Murillo Karam, Emilio Lozoya Austin y Citibanamex para llevar a la quiebra a Oceanografía. En este amplio plazo no se ha concluido el concurso mercantil, no obstante que se han firmado dos convenios en etapa de conciliación y dos en quiebra para sacar a flote a la contratista de Pemex. Siguen las impugnaciones contra la última aprobación, aun cuando Oceanografía ya dio en pago a sus acreedores siete barcos. Las dos denuncias penales iniciadas contra Amado Yáñez continúan y al parecer, lejos de llegar a sentencia que decida si hubo o no el fraude que alega Banamex. Ese banco, entonces dirigido por Javier Arrigunaga, inició reclamo ante juzgados federales para que le paguen sus 5 mil millones de pesos que dice perdió, y Oceanografía le exige más de mil 200 millones de pesos que le retuvo de IVA de las transacciones, cuyas facturas cobró, pero nunca entregó el impuesto ni al fisco ni a la naviera. También Oceanografía tiene reclamos por daños y perjuicios contra Citi y Citibanamex en Nueva York, derivado de la pérdida multimillonaria que sufrió por las acciones que hasta hoy no encuentran salida, esperando sea un tribunal de la urbe de hierro el que llame a juicio a Michael Corbat. Este caso, que se ha tornado emblemático en el sistema judicial mexicano, todavía no se resuelve.

AYER HUBO VOTACIONES en la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores y resultó electo como nuevo secretario general Humberto Gual, quien a partir del 4 de agosto relevará a Rafael Covarrubias. Su principal reto será recomponer a un gremio que quedó dividido tras la dura negociación con Aeroméxico que terminó con la entrega de ahorros por poco más de 300 millones de dólares en los próximos cuatro años. Gual ganó con 777 votos, pero lo increíble fue que su más cercano contendiente, José Manuel Fernández, obtuvo 543 sufragios. Se trata del capitán que en noviembre de 2017 organizó un paro en la Terminal 2 y que fue demandado por Aeroméxico. De hecho hace un par de semanas un tribunal lo condenó a pagar 30 millones de pesos a la aerolínea.

ESTE MES CINÉPOLIS presenta a acreedores un nuevo modelo de negocios que será el saque para iniciar la reestructura de su deuda que anda ya en 29 mil millones de pesos, solo de pasivo bancario, donde los más expuestos son el HSBC de Jorge Arce, Santander de Héctor Grisi, BBVA de Eduardo Osuna y Bank of America de Emilio Romano. Falta otro tramo con arrendadores de inmuebles, proveedores de alimentos y bebidas, equipos y productoras de películas. Solo financieros son más de 20, muchos internacionales, por la fuerte exposición que el grupo tiene fuera de México. Por ello sí es posible que la empresa de Alejandro Ramírez se pueda acoger a un Chapter 11 en Estados Unidos, como sucedió con Aeroméxico. Su asesor Skadden Arps ya lo evalúa.

KALTEX ES OTRO grupo que está en una especie de etapa de negación o "denial stage". Como Posadas, la de José Carlos Azcárraga, este conglomerado de seis plantas de producción de textiles y una plantilla de 4 mil 500 personas con sede en Tepeji del Rio, Hidalgo, también está en default desde el año pasado en el pago de intereses de su bono que se le vence en 2022 por alrededor de 320 millones de dólares. El grupo propiedad de Rafael Moisés Kalach está integrado verticalmente a través de divisiones de manufactura y distribución de hilo, tela, fibras sintéticas, prendas de vestir y productos para el hogar.

LA ALIANZA FEDERALISTA lanzó el viernes pasado una iniciativa para promover la inversión extranjera en el país, a través de una asociación a la que llamaron InvestinMX. Si bien es un buen esfuerzo que contrarresta la falta de estrategia e interés del tema por parte de la 4T, es un acto que se interpreta como descuidado y apresurado, ya que su iniciativa es prácticamente igual a InvestMx que es una marca registrada desde 2018 por la agencia de atracción de inversión dirigida por Tonatiuh Salinas, con sede en la ciudad de Querétaro, quien además es presidente del Comité de Promoción y atracción de Inversiones del COMCE.

COLUMNAS ANTERIORES

Televisa y Univision se unen vs. Netflix y Amazon
En CFE se abre boquete financiero de 5,500 mdp

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.