El detallito que se olvidaba del nuevo aeropuerto
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El detallito que se olvidaba del nuevo aeropuerto

COMPARTIR

···
menu-trigger

El detallito que se olvidaba del nuevo aeropuerto

28/05/2020
Actualización 28/05/2020 - 10:30
columnista
Darío Celis
La Cuarta Transformación

Según los cálculos de la Defensa Nacional, de Luis Crescencio Sandoval, el aeropuerto Felipe Ángeles, que se construye en lo que es la Base Aérea Militar de Santa Lucía, costará unos 172 mil millones de pesos.

Al tipo de cambio actual, equivale a unos 7 mil 700 millones de dólares, más lo que se acumule por trabajos adicionales, como tirar lo construido que estorba a las pistas y un museo para 60 mamuts.

Pero lo que no terminaba de quedar claro era el costo de las obras de conectividad terrestre con dos importantes centros de demanda: el actual Aeropuerto Internacional de la CDMX y el de Toluca.

Un Sistema Metropolitano de Aeropuertos debería estar interconectado, lo cual implica la construcción de vialidades y de acceso por ferrocarril para transportar pasajeros y trabajadores.

Entre el actual aeropuerto y el que se construye hay 50 kilómetros. Un tren mediano costaría cerca de 5 mil millones de dólares y una carretera elevada costaría unos 900 millones de dólares.

Entre el de Toluca y Santa Lucía hay 102 kilómetros, si la autopista México-Toluca fuera una vialidad idónea habría que hacer una carretera elevada entre Santa Fe y el monumento a La Raza.

En ese punto se podría interconectar con la vialidad hasta el Felipe Ángeles, que son unos 17 kilómetros, lo que implica el desembolso por parte del gobierno de la 4T de otros 290 millones de dólares.

Un tren tendría que aprovechar la actual infraestructura. Se habla de hacer una combinación que incluya la terminal de Observatorio del tren México-Toluca, a la que le faltan 25 mil millones de pesos de inversión.

De ahí, el usuario tomaría el Metro con vagones dedicados hasta Buenavista y de ahí se transbordaría al tren Buenavista-Huehuetoca-Tecámac-Santa Lucía, ramal del Buenavista-Cuautitlán aún no construido.

Especial

No obstante, estamos hablando más o menos de 7 mil 500 millones de dólares, una cantidad similar al presupuesto original de Santa Lucía.

Todo esto con cálculos muy austeros y pensando en aprovechar al máximo lo ya existente. Es decir: entre los 7 mil 700 millones de dólares originales y el presupuesto total, hay un excedente de 7 mil 500 millones.

Ese plus corresponde estrictamente a la infraestructura de conectividad. O sea que en el aeropuerto de Andrés Manuel López Obrador terminaría saliendo más caro el caldo que las albóndigas.

EL PLENO DE la Comisión Reguladora de Energía, que preside Leopoldo Melchi, discutirá y seguramente aprobará esta tarde nuevas disposiciones que afectarán a las empresas de autoabasto de energía. La propuesta que se analizará pretende ajustar los cargos que se cobran por el servicio de transmisión de electricidad de las plantas privadas de energía a los puntos de consumo de los socios de la central. Los proyectos que van a discutir los comisionados del ente regulador tienen dedicatoria para las empresas privadas y es una respuesta del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Rocío Nahle y Manuel Bartlett a los amparos interpuestos por los generadores de energías limpias. Esta medida afectaría a centrales eléctricas con fuentes de energía renovable y a centrales de ciclo combinado de alta eficiencia. Así que una raya más al tigre.

MAYO Y JUNIO serán de terror para venta de vehículos nuevos. Se esperan caídas arriba de 80 por ciento. De las más vulnerables Ford, de Héctor Pérez, y Fiat Chrysler, de Bruno Cattori. Más defensivos Volkswagen de Steffen Reiche y General Motors de Francisco Garza. Nissan, que encabeza José Román, se mantiene como líder en ventas, en tanto que Hyundai, de Claudia Márquez, y Kia, de Jong Kun Lee, castigadas por las fuertes inversiones en sus redes concesionarias. No así Toyota de Thomas Sullivan, Mazda que conduce Miguel Barbeyto y Suzuki al mando de Tadashi Tahara, que se ven como las mejores posicionadas frente al vendaval del Covid-19.

Especial

POR EL MISMO coronavirus y porque la OPEP obligó a México a bajar su producción petrolera, Pemex notificó a sus proveedores de plataformas marinas la suspensión de contratos y reducción de rentas mensuales. El plan de la empresa dirigida por Octavio Romero es bajar alrededor de 15 estructuras de aquí a diciembre. Están cerrando mayo con 43 plataformas y la meta es tener operando cuando mucho 28 en los próximos seis meses. El golpe va a ser para Perforadora Central de Patricio Álvarez Morphy, COSL que representa Liu Jian, Perforadora México de Germán Larrea, Seadrill de John Fredriksen, Perforadora Latina de Adolfo del Valle y Goimar de Humberto Issasi.

AYER LE REFERÍ emisoras que están incumpliendo pago de intereses de deuda bursátil. El más reciente fue Axo, el licenciatario de marcas de ropa y accesorios que dirige Alberto Fasja. El lunes incumplió la amortización de 80 millones de pesos y hace exactamente una semana la desarrolladora inmobiliaria Gicsa, de Abraham Cababié, no pagó 50 millones. El 12 de mayo a Radio Centro, de Francisco Aguirre, se le vencieron 300 millones de pesos de deuda y el 15 de mayo la viviendera Cadu, de Pedro Vaca, debió hacer un pago a capital y lo pateó a 2023 previo consentimiento de sus tenedores que le encarecieron el papel. Todos con dispensas de pago.

Especial

LA OPCIÓN QUE le queda a AHMSA es el concurso mercantil. La compañía de Alonso Ancira perdió toda posibilidad de ser rescatada vía una compra de algún competidor. La firma que tiene como presidente interino a James Pignatelli busca a toda costa la admisión a ese estatus de sus dos principales subsidiarias: Micare y Mimosa. Son las productoras de carbón, obligadas solidarias del crédito que la acerera dirigida por Luis Zamudio recibió de Cargill, que preside David MacLennan, y Grupo Villacero, de Julio Villarreal, en la última capitalización. La única fuente de ingreso son contratos de la CFE, que ahora les recortaron.

PUES CON LA novedad de que en Estados Unidos varios inversionistas de Walmart, que preside Doug McMillon, ya se están organizando para promover una demanda colectiva o class action, como se le denomina en el argot legal. Se trata de varios inversionistas representados por fondos de pensiones que están arguyendo negligencia de la subsidiaria mexicana a cargo de Guilherme Loureiro en el pago de sus obligaciones fiscales. Y es que la omisión que le reclamó el SAT de Raquel Buenrostro y la posterior liquidación de 8 mil 79 millones de pesos implicará una pérdida de valor de sus inversiones. Habrá que ver si muchos se suben.

GRUPO IUSA SE sumó al llamado del canciller Marcelo Ebrard, para que el sector privado colabore en el equipamiento de los hospitales públicos del país en el marco de la pandemia. Ayer se anunció que el conglomerado de Carlos Peralta entregó cien ventiladores de fabricación holandesa a distintos centros médicos en la CDMX, Sinaloa, Puebla y Estado de México. La operación corrió a cargo de la Fundación Mexicana para la Salud.

Especial

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.