La Cuarta Transformación

Detienen compra de pruebas anti Covid-19

Hasta ahora la 4T no ha cedido a la presión de quienes piden que se permitan las pruebas rápidas porque no quieren que se repitan las historias de China y España.

Al interior del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador la postura que prevalece con respecto a la masificación de pruebas para detectar el Covid-19, es la de test seguros y probados.

Hasta ahora la 4T no ha cedido a la presión de gobernadores y otros sectores que claman porque se permitan las pruebas rápidas porque no quieren que se repitan las historias de China y España.

Lo que más teme el Consejo General de Salubridad son los falsos negativos que acelerarían la pandemia, de ahí que la compra consolidada para adquirir esos insumos esté detenida.

La Secretaría de Salud, de Jorge Alcocer, no le ha dado luz verde a la oficial mayor de Hacienda, Thalía Lagunas, porque se necesita identificar los distintos PCR (pruebas de diagnóstico).

Además se requieren comprar sistemas de toma de muestras 'sucias' para acelerar el tiempo en los casos que aplique y adquirir mascarillas, batas y equipo de seguridad para quienes las hagan.

La postura de un grupo, el que lidera el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, es que no se oponen a las pruebas, pero tienen que estar avaladas por el InDRE.

En el contexto de la emergencia llegaron pruebas que se han rechazado. Unas por no ser confiables y otras porque presentan fallas en el llenado de solicitudes y por errores en sus dossiers.

Dos laboratorios que sí han recorrido correctamente la ruta son los que le dije hace un par de días, Roche, que dirige Andrés Bruzual, y Abbott, que capitanea Carlos Fernández.

Chinos que están colocando pruebas rápidas, pero que el régimen de Xi-Jinping no las permite en el país, son las de Wondfo, Nantong Egens Biotchnology, Yixin Bio, Healgen Scientific y Sansure.

Algunos de estos laboratorios fueron contactados por intermediarios que han ido a tocar las puertas de gobernadores como el de Jalisco, Enrique Alfaro, y Nuevo León, Jaime Rodríguez.

Casi todas poseen permisos de exportación, pero no se pueden vender dentro de China y menos están pasando el filtro de la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios, de José Novelo.

En esa misma tesitura el magnate chino Jack Ma, dueño del motor de comercio electrónico Alibaba, acaba de hacer un donativo a México de 50 mil kits de pruebas para el Covid-19.

Así que la discusión está más encendida que nunca, porque ante la baja incidencia de casos de coronavirus en comparación, por ejemplo, con Estados Unidos, persiste la duda de nuestro conteo.

Esto cobra más relevancia a la luz del llamado angustioso que hace unos días hizo a las naciones el director de la Organización Mundial de Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

"No dejar de hacer test, test, test".

TOTAL HERMETISMO ALREDEDOR del plan económico para contener la crisis por el Covid-19. El gobierno de la 4T trabaja a marchas forzadas sin el acompañamiento del sector privado aglutinado en el Consejo Coordinador Empresarial. Hace 13 días la cúpula que preside Carlos Salazar presentó un pliego de 10 medidas urgentes a aplicar para mantener la planta productiva y laboral, pero hasta ahora no ha habido respuesta. Ello no quiere decir que no se haya tomado nota. Ooootra vez se está dando una lucha entre técnicos y básicamente un rudo. Los primeros son Arturo Herrera, Marcelo Ebrard, Julio Scherer y Alfonso Romo que están por apoyar fuertemente a las Pymes. Del otro lado Andrés Manuel López Obrador. El secretario de Hacienda tiene un paquete de ideas, pero por lo visto el Presidente ya no le tiene confianza. Cuidado, mucho cuidado.

TAL CUAL LE informamos, el Fonatur recibió ayer ofertas por el Tramo 1 del Tren Maya. Presentaron posturas 14 consorcios que agrupan a un total de 36 empresas. La más baja fue de un grupo integrado por Grupo Vázquez del Sur, CIACSA, Tierra y Asfalto y Rubau que puso 12 mil 925 millones de pesos; y la dupla integrada por Omega y ASCH que planteó 22 mil 920 millones. Conforme a los expertos, el tema podría ir por CICSA de Carlos Slim con 17 mil 740 millones de pesos y CAABSA de Mauricio Amodío con 15 mil 999 millones. Otros no descartan a China Communications que va con Mota-Engil que preside José Miguel o el China Railway Construction que lo hace con GIA de Hipólito Gerard. Los socios mexicanos no gustan a la 4T.

EL PRESIDENTE ANDRÉS Manuel López Obrador pidió el lunes al CEO global de Constellations Brands, Bill Newlands, que le prepara una propuesta para reparar el daño por la cancelación de la planta de cervezas de Mexicali, en Baja California. El planteamiento se empezará a trabajar ya con el equipo económico y legal de Alfonso Romo y una vez que se tenga se le presentará al tabasqueño. En Palacio Nacional no hay la menor duda de que se llegará a un acuerdo. Para como se han resuelto otros expedientes, no va a ser extraño que se busque una compensación financiera.

POR CIERTO QUE en medio de esta polémica situación, llama la atención que ninguna empresa haya levantado la voz para cuestionar la consulta 'patito' que llevó a la cancelación de una inversión superior a los mil 400 millones de dólares. En Baja California tienen presencia poderosas compañías como la firma de infraestructura energética Sempra de Jeffrey W. Martin, la camionera Paccar de Mark Pigott, el Grupo Caliente de Jorge Hank y las mencionadas SuKarne de Jesús Vizcarra y la cervecera holandesa Heineken que lleva Etienne Stripj. El que sí operó en contra fue el gobernador Jaime Bonilla.

SEGALMEX INFORMÓ QUE no reducirá la compra de leche durante Semana Santa, cuando suele bajar la demanda. De hecho, la agencia a cargo de Ignacio Ovalle mantendrá pedidos a los grandes y pequeños productores por igual. La dependencia estará adquiriendo unos 2.3 millones de litros diarios a fin de garantizar el buen funcionamiento del Programa de Abasto Social de Leche Diconsa en el contexto de la emergencia sanitaria, que podría llevar a problemas de abasto en Lala de Eduardo Tricio y Alpura de Jorge Aguilar.

AYER HUBO PLENO en el Instituto Federal de Telecomunicaciones, que preside Adolfo Cuevas. La sesión continuará hoy y un punto en la orden del día es decidir el diferimiento del plazo que se le otorgó a Disney para notificar la recepción de ofertas de compra de Fox Sports. Es para el 30 de abril. Lo que son las cosas, la emergencia sanitaria abriría al conglomerado que preside Bob Chapek la puerta para ganar más tiempo. La crisis financiera trastocó los múltiplos de las dos únicas ofertas que el encargado de la venta, Ben Payne, tiene en la mesa.

EN MEDIO DE la emergencia sanitaria, y cuando el gobierno de la 4T debería acopiar recursos para comprar medicinas e insumos para la salud, la Secretaría de Economía salió con un absurdo. A alguien en la dependencia de Graciela Márquez se le ocurrió que era momento de lanzar la licitación LA-010000999-E128-2020 para comprar computadoras, comunicaciones, servicios de migración de software y demás aplicativos. Se dispone de un presupuesto de 17 millones de dólares. Este proceso no lo lleva la Oficialía Mayor de Hacienda.

COLUMNAS ANTERIORES

El “embajador” Lozoya
Van por más grupos empresariales

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.