menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cooperativas y sindicatos a capilla

COMPARTIR

···
menu-trigger

Cooperativas y sindicatos a capilla

28/11/2020
columnista
Darío Celis
La Cuarta Transformación

Al interior de la 4T existe un debate de si el Gobierno debe o no ir a fondo en el combate a la evasión y elusión fiscal, la precarización de los salarios y de la seguridad social, así como en la rendición de cuentas de las dirigencias sindicales y principales cooperativas del país.

Se estima que el quebranto fiscal de líderes sindicales y cooperativistas que utilizan el sistema de simulación podría alcanzar hasta 3 mil 500 millones de pesos, de los 21 mil millones que la Procuraduría Fiscal considera que cada año se escatiman y causan un daño grave a las finanzas públicas.

Datos conservadores revelan que al menos el 10 por ciento de la planta laboral sindicalizada en México, unos 500 mil trabajadores, estarían en un esquema precario, tanto por una temporalidad incierta e inseguridad en el empleo, como por bajos salarios y prestaciones mínimas.

El Procurador Fiscal, Carlos Romero, informó en un Parlamento Abierto, organizado por la Cámara de Diputados, que existen 6 mil empresas de subcontratación ilegal que causan un daño al erario público por 21 mil millones de pesos cada año.

También calcula que existen mil 200 empresas con posibles esquemas de outsourcing ilegal que contratan a casi 900 mil trabajadores que se ven afectados en sus derechos laborales.

En México, la Población Económicamente Activa registrada ante el IMSS, que comanda Zoé Robledo, es de alrededor de 23 millones, de los cuales apenas poco menos de 4.5 millones están sindicalizados en unas 2 mil 900 organizaciones agrupadas en diversas federaciones.

Alrededor de 2 millones pertenecen a empresas del Estado que tampoco están exentas de estas prácticas.

Debido a que los sindicatos en México no son auditados por el SAT, sino que sólo tienen la obligación de transparentar sus operaciones, pero no que sean fiscalizadas, la figura del sindicato ha servido para que empresas y dirigencias sindicales se beneficien de los huecos legales y mantengan sus nóminas oficiales en el mínimo.

En paralelo compensan a los trabajadores vía ayudas sindicales como “bonos de productividad”, “actividades culturales, deportivas o sociales” y otros rubros, por los cuales los comités ejecutivos de algunas agrupaciones laborales entregan comprobantes, pero no pagan impuestos.

De este modo resarcen a sus agremiados con un porcentaje en efectivo y sin impuestos, y la dirigencia sindical se queda con una comisión y en algunos casos hasta le regresan dinero en efectivo a la empresa.

Debido al régimen especial que tienen los sindicatos, algunos líderes han sugerido que sean estos los que manejen en exclusiva los empleos temporales de las empresas, pero ahora Raquel Buenrostro quiere ir con todo en contra de este estatus de excepción que está permitiendo la fuga de millones de pesos.

Los duros de Morena creen que a los sindicatos no debe tocárserle ni con el pétalo de una reforma, porque constituyen la base más importante de financiamiento para la campaña del 2021.

Sin embargo, hay un compromiso con los gobiernos de Canadá y Estados Unidos de democratizar la vida sindical en México y esta pasa por la transparencia en el manejo de los recursos de los sindicatos, particularmente de sus líderes.

Y lo mismo para los identificados con la 4T, como Napoleón Gómez Urrutia, Pedro Haces y Arturo Alcalde, que los históricos plegados al viejo régimen, como Víctor Flores, Francisco Hernández Juárez o Carlos Aceves del Olmo.

LA 4T ESTÁ empeñada en ahuyentar a BlackRock, el gestor de fondos privados más influyente del planeta, que tiene como mandamás a Larry Fink. No repuestos todavía del portazo que a su oferta para quedarse con el Tramo 5 del Tren Maya le dio Andrés Manuel López Obrador, ahora fue Claudia Sheinbaum la que se les atravesó. BlackRock era el financiero de la española CAF, cuya oferta por la rehabilitación y modernización de la Línea 1 del Metro de la CDMX fue apabulladamente aplastada ayer por la china CRRC Zhuzhou Locomotive. La primera ofertó 46 mil 657 millones de pesos y la segunda 32 mil 219 millones. Ambas ya conocían las posturas económicas y BlackRock tocó y tocó en los últimos días la puerta de Florencia Serranía, la directora del Metro, para preguntar si era factible tasar la oferta en Udis, pues con ello el fondo podía bajar sustancialmente su cotización. Pero la puerta nunca se abrió y la pupila de Sheinbaum le abrió el camino a los chinos, que dicho sea de paso, no los quieren nada en Estados Unidos. CRRC fue al ganador del millonario contrato del GCDMX.

LA REELECCIÓN DE Carlos Salazar en el Consejo Coordinador Empresarial se va poner a prueba la próxima semana. El exdirectivo de FEMSA ha tenido en el último mes dos oportunidades para medirle la temperatura a sus agremiados y en ninguna le fue muy bien. Primero en una reunión cuasi presencial con los miembros de la Comisión Ejecutiva y después en un encuentro virtual con el Consejo Directivo. Hay muchos que ya no quieren que repita por un tercer año a partir de marzo próximo. ¿Por qué la prueba la próxima semana? Porque vienen dos eventos: la muy probable aprobación de la iniciativa de la Ley de Outsourcing tal y como la pidió Andrés Manuel López Obrador, lo que implicaría otra derrota para los empresarios. Y la presentación del tercer paquete de proyectos de infraestructura, donde los hombres de negocio quieren más apertura en el sector energético, hoy custodiado por los “cadeneros” de este sector, Rocío Nahle, Manuel Bartlett y Octavio Romero.

Cuartoscuro

EN LA SEMANA, Julio Scherer le llevó a Andrés Manuel López Obrador una carpeta con información de Miguel Osorio Chong. Nos cuentan que el Presidente de plano le dijo a su Consejero Jurídico que ya no sigan abriendo expedientes sin cerrar los que tienen abiertos. En realidad el tabasqueño no está nada a gusto con el curso que está tomando la Fiscalía General de la República, porque creyó que tras la entrega de Emilio Lozoya, las pesquisas se irían contra el PAN y especialmente hacia Felipe Calderón, pero no: todos los dardos se están dirigiendo a Enrique Peña y su primer círculo, incluido Luis Videgaray, a quienes al Presidente no le interesa afectar. En Palacio Nacional dicen que no hay fiscal, pues Alejandro Gertz despacha desde su casa por el Covid.

EL GRUPO DE los 10 de Monterrey quedó profundamente molesto con el PAN luego de que rompiera la alianza con el PRI para ir juntos, incluido el PRD, con un candidato único por la gubernatura de Nuevo León. Y es que en el sector privado están convencidos que solo con coaliciones será posible derrotar a Morena. Integran ese grupo FEMSA de José Antonio Fernández Carbajal, Alfa de Armando Garza Sada, Cemex de Rogelio Zambrano, Llamosa de Federico Toussaint, Soriana de Ricardo Martín Bringas, Xignux de Juan Ignacio Garza, Proeza de Enrique Zambrano, Frisa de Eduardo Garza T. y Softtek de Blanca Treviño.

EL LUNES SE regresa a Hong Kong el que fuera negociador del T-MEC y subsecretario para América del Norte, Jesús Seade. Va ser consultor privado de inversionistas chinos que quieran hacer negocios en México y de nacionales que quieran expandirse a ese país. También será asesor del Gobierno de la 4T.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.