Telmex, Thales y Cisco ganan contrato de 500 mdd
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Telmex, Thales y Cisco ganan contrato de 500 mdd

COMPARTIR

···
menu-trigger

Telmex, Thales y Cisco ganan contrato de 500 mdd

28/01/2019
Actualización 28/01/2019 - 10:13

Con la llegada de Claudia Sheinbaum a la jefatura de la CDMX, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pero sobre todo el canciller Marcelo Ebrard, retoma y amplía su proyecto Ciudad Segura.

Como jefe del Distrito Federal, Ebrard adjudicó a Telmex, de Carlos Slim, y a la francesa Thales, que preside Patrice Caine, un contrato de 460 millones de dólares que su sucesor, Miguel Ángel Mancera, truncó.

Este contrato se firmó originalmente en 2009 y su implementación se prospectó para los siguientes tres años. Constó de un centro de comando, control, comunicación, cómputo y calidad, el denominado C5 de la ciudad.

Hablamos de, además, cinco C2 (centros regionales de monitoreo y vigilancia), 850 cámaras de reconocimiento de placas vehiculares, 15 mil videocámaras, nueve mil 800 botones de pánico y 10 mil altavoces.

En noviembre del 2017 venció el último contrato de la dupla Telmex-Thales, que consistió en siete mil nuevas cámaras y se rubricó en 2014. Aunque las firmó Mancera, éste empezó a abrir la puerta a Seguritech.

La compañía de Ariel Picker se logró colar a Ciudad Segura con unas 501 mil alarmas vecinales que el ahora senador por el PRD le dio para el periodo marzo del 2014 a diciembre del 2018.

Piker se embolsó un contrato con sobreprecios de 2 mil 300 millones de pesos para alarmas que hoy no funcionan y Mancera estuvo a punto de asignarle otro para renovar las cámaras del C5 de Telmex-Thales.

Tras haber ganado las elecciones, Sheinbaum creó un Consejo Científico Asesor integrado por expertos como José Ignacio Chapela, Fabián García Nocetti, Christian Lemaitre, César Carlos Díaz, Daniela Alejandra Moctezuma, Salvador Botello, Sadot Arcieniega, Jorge Luis Orozco y María del Socorro Romero.

Dicho consejo entregó a mediados de noviembre pasado un diagnóstico de Ciudad Segura. Concluyó, entre muchas cosas, que a nueve años de creado, el C5 funciona aisladamente de la operación policial y de las tareas de protección civil.

Destacó el alto grado de obsolescencia tecnológica de seis mil 588 cámaras de videovilgilancia y de los equipos de monitoreo, procesamiento y almacenamiento, situación que se agravó por ser de tecnología propietaria.

El consejo planteó contar con cámaras de arquitectura abierta que puedan interoperar con otros conjuntos de videocámaras pertenecientes a otras dependencias o incluso de particulares, como las de tránsito, Metro, Metrobús, sistemas de fotomultas y centros comerciales.

Asimismo, recomendó, en calidad de urgente, revisar, actualizar y expandir el actual anillo de fibra óptica que desplegó Telmex y que une físicamente el C5 y los dos C2, pues ya está rebasado.

Se trata del elemento de infraestructura base para el intercambio de datos, imágenes e información. La intención es construir un backbone que ofrezca anchos de banda de 100 Gbps con vida útil para los próximos 10 años.

El contrato de modernización y ampliación de Ciudad Segura asciende a 500 millones de dólares. Sheinbaum se lo adjudicó a Thales y a Telmex, que a su vez integró a Cisco, que lleva Isidro Quintana.

Telmex, que dirige Héctor Slim, será el integrador de las comunicaciones y desarrollará los nuevos anillos de fibra óptica, mientras que Cisco proveerá los switches y ruteadores.

Pero el gran tecnólogo de la seguridad será Thales, que posee el software y la tecnología de algoritmos más avanzada para las videocámaras y demás alarmas que se conectarán al C5 y los C2.

En esa circunstancia, el otro grupo que se acercó e intentó pujar, el de Seguritech y Piker, nada pudo hacer.

OTRA MEGALICITACIÓN SOBRE la que le prendimos focos rojos el martes pasado es la de Pemex para la construcción e instalación de plataformas y servicios de perforación en aguas someras en el litoral de Tabasco. El viernes se entregaron las ofertas económicas y hoy se aperturan las técnicas. Fueron cinco consorcios. El de Germán Larrea, que va con Schlumberger, y que se fue a las nubes: mil 41 millones de dólares; Perforadora Latina, de Adolfo del Valle Ruiz, ofertó 960.2 millones; Grupo R, de Ramiro Garza, 664.1 millones; Borr Drilling, de David Martínez, 660.8 millones, y Marinsa, de José Luis Zavala, 648.9 millones de dólares. Son alrededor de 25 jack-ups las que Pemex estaría contratando. Y vienen esta semana más adjudicaciones de plataformas.

UNA EMPRESA QUE se está perdiendo este festín es Oro Negro. Acuérdese que trae pleito con Pemex desde la época de José Antonio González Anaya y después con Carlos Treviño. Incluso la demandaron por cancelarles contratos. Oro Negro tampoco está en el ánimo de la nueva administración de Octavio Romero. Hoy le traemos una buena. Gonzalo Gil, José Antonio Cañedo y Carlos Williamson hicieron un alto en el otro enfrentamiento que en paralelo sostienen con sus boldhonders que les reclaman el pago de 900 millones de dólares. Acaban de firmar en Nueva York un stand-still para que un tercero evalúe el estado en el que están las cinco jack-ups que se disputan. Ninguna parte puede ejercer una acción legal, al menos en lo que resta de enero y todo febrero.

MAÑANA HAY CAMBIO de estafetas en el Instituto Mexicano de Arbitraje. Cecilia Azar, socia de Galicia Abogados, asume la presidencia y Víctor Ruiz, fundador de Ruiz-Silva Abogados, la dirección general. Este gremio es muy influyente. Están allí afamados profesionales como Bernardo Sepúlveda, Julieta Ovalle, Alejandro Ogarrio, Tom Heather, Cecilia Flores, Emilio González de Castilla, Eduardo Siqueiros, Sofía Gómez, Luis Enrique Graham, Claus Von Wobeser, Carlos Loperena, Elsa Ortega, Gerardo Lozano, Rodrigo Zamora, entre otros. Su función es fomentar la cultura arbitral, básica para la resolución de controversias, que en esta era de la cuarta transformación vienen muchas, por cierto.

AQUÍ REGISTRAMOS DESDE el 10 de enero la advertencia de la industria farmacéutica: va haber desabasto de medicinas. La razón era y sigue siendo que la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios no libera los embarques que están detenidos en las aduanas. Algunos de los nuevos servidores públicos que llegaron con la cuarta transformación o son ignorantes o son ineptos. Lo que sí es seguro es que están causando mucho daño a la economía. Es el caso del doctor José Alonso Novelo, responsable de la llamada Cofepris. La Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica, que dirige Guillermo Funes, dice que ya son 45 días de espera.

DONDE TAMBIÉN SE están cumpliendo los temores de la industria es en el Infonavit. Siempre se advirtió que su nuevo director, Carlos Martínez Velázquez, no tenía ni el conocimiento ni el perfil para la encomienda que Andrés Manuel López Obrador le estaba encomendando. Grave error que dejó pasar Alfonso Romo. Pues bien, resulta que todo lo que va de este nuevo gobierno el Infonavit no le ha pagado a absolutamente ningún proveedor, ni de servicios, ni de arrendamientos, ni de construcción. Martínez tuvo la brillante idea de detener los pagos, sin importarle que está violando los contratos. Dice que los está revisando uno por uno. Que alguien le explique que el gasto del gobierno equivale al 15 por ciento del PIB.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.