Nace la Confederación Internacional de Trabajadores
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nace la Confederación Internacional de Trabajadores

COMPARTIR

···

Nace la Confederación Internacional de Trabajadores

06/02/2019
Actualización 06/02/2019 - 13:24

El próximo 13 de febrero surgirá la Confederación Internacional de Trabajadores (CIT), que encabezará Napoléon Gómez Urrutia, con un objetivo muy claro: reconfigurar el viejo movimiento obrero adscrito al PRI como un pilar del partido de masas que algún día fue y crear el “nuevo sindicalismo” de Morena, el cual se constituya en un movimiento amplio que sostenga las bases del nuevo partido.

El capitán de este equipo presentará a sus fichajes para la nueva temporada: el ferrocarrilero Víctor Flores; el nuevo morenista de CATEM, Pedro Haces; Reyes Soberanis, de la Confederación Obrera Revolucionaria (COR), y Abel Domínguez, de la Confederación de Trabajadores y Campesinos (CTC).

Además, se incluirá a los senadores morenistas Cristóbal Arias Solís, Miguel Ángel Navarro, Rocío Abreu Artiñano, Griselda Valencia de la Mora, Primo Dothé Mata y Eduardo Ramírez Aguilar, así como a la maestra Loretta Ortiz, candidata a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Se habla de traer nuevos jugadores procedentes de las filas sindicales independientes, como la UNT, el FAT, algunas organizaciones rezagadas del CT y de hasta 16 dirigentes estatales de diversos sindicatos, incluso de la CTM.

En síntesis: puro talento probado. Hay varios objetivos en esta nueva alineación. El primero, dislocar a la CTM, que capitanea Carlos Aceves del Olmo, también a la CROC de Isaías González, al líder minero Tereso Medina que le ha disputado a Napito el liderazgo en su propio territorio y también a organizaciones privadas como la Coparmex.

Por lo pronto, la agenda legislativa de este período de sesiones está nutrida de asuntos laborales. En las dos cámaras las fracciones de Morena tienen como primer tema la justicia laboral y la democracia sindical, al lado de otros asuntos menos relevantes, como pensiones y administración de justicia federal.

El resto de las fracciones parlamentarias no se queda atrás. El PAN en el Senado comparte con Morena la preocupación por la reforma a las pensiones para el retiro y en Diputados, además de las pensiones, exentar el pago del ISR a quienes ganen menos de 10 mil pesos, exigir mejores condiciones laborales y promover la creación de empleos.

El PRI ha redescubierto su vocación social y en Senadores promoverá una iniciativa de justicia laboral, así como “impulsar leyes que fortalezcan y mejoren la vida de trabajadores y campesinos”.

Los diputados del tricolor se enfocarán en garantizar los derechos de trabajadores subcontratados. El PRD impulsará reformas que garanticen el libre ejercicio de la autonomía, la libertad y democracia sindical y una contratación colectiva auténtica (es decir, la agenda de Morena).

De acuerdo con esta agenda, es evidente que las diversas fracciones se encontrarán luchando por la paternidad de siete ejes de ataque: mejoras salariales; participación de utilidades; reglamentación del outsourcing; rechazo a los contratos de protección; impulso de la democracia sindical con voto libre y secreto; rendición de cuentas con informe al fisco; retiro del control de las juntas de Conciliación y Arbitraje a los gobiernos estatales, y promoción del voto secreto en las revisiones contractuales.

Sin embargo, en esta realineación hay una novedad: el nuevo equipo piensa conectarse internacionalmente para jugar en grandes ligas. Sus aliados serán los norteamericanos de la poderosa AFL-CIO, los sindicatos canadienses y las organizaciones que apoyan al partido laborista inglés.

AHORA ES AT&T, que preside Randall Stephenson, la que está negociando con Telefónica de España la compra de su unidad mexicana Telefónica Movistar, que maneja Carlos Morales Paulín. Hasta finales del año pasado eran los de Cerberus Capital Management, de Steve Feiniberg, los que estaban muy cerca, pero nos dicen que a los ibéricos comandados por José María Alvarez-Pallete se les hizo bajo el ofrecimiento del fondo de capital. Por lo que se sabe, el operador que dirige en nuestro país Laurent Therivel puso en la mesa una cantidad más alta. Sin duda el reto va ser superar el tema de concentración, pues el mercado mexicano prácticamente sería dominado por un duopolio: América Móvil de Carlos Slim y la propia AT&T. Telefónica-Movistar podría alcanzar un valor de 2 mil millones de dólares. Morgan Stanley, que conduce Jaime Martínez-Negrete, funge como banco de inversión.

EL VIERNES PASADO, el Segundo Tribunal Unitario de Circuito de Monterrey revocó la sentencia de la jueza Carmen Leticia Hernández, que desde octubre tiene frenado el concurso mercantil del Grupo Senda. Esta compañía de Jaime Rodríguez, el principal consorcio camionero de autotransporte de pasajeros del norte del país, está tratando de reestructurar un crédito sindicado de 3 mil 500 millones de pesos, básicamente con BBVA-Bancomer que dirige Eduardo Osuna, Banorte de Carlos Hank González, HSBC que preside Nuno Matos y Credit Suisse que maneja Jorge Villarreal.

OTRA COMPAÑÍA QUE también podría terminar en concurso mercantil es Planfía. Desde hace meses sus acreedores están trabajando en una reestructura para hacer frente a un pasivo de unos mil 600 millones de pesos. Actinver, de Héctor Madero, es el asesor. Por un lado están Citibanamex de Ernesto Torres, Bancoppel de Enrique Coppel, Bancrea de Ernesto López Clariond y Bx+ de Antonio del Valle, principalmente, que buscan evitar ese proceso. Y por otro Invex, de Juan Guichard, que presiona el nombramiento de un visitador y un mecanismo más ordenado.

EL GRUPO SORDO Madaleno, que capitanea Javier Sordo Madaleno, y Simon Property Group, que comanda David Simon, acaban de firmar un acuerdo a 10 años para desarrollar diversos Premium Outlets en México. Hasta ahora se han construido tres centros comerciales en conjunto. Hablamos de Punta Norte en 2004, Querétaro que abre justo este año y Médica Sur que próximamente iniciará su edificación. En el estado que gobierna Pancho Domínguez se invirtieron alrededor de mil 100 millones de pesos, de los que 50 por ciento fueron aplicados por los mexicanos y el resto por los estadounidenses.

ALEJANDRA ARGAMASILLA F Bacardí habría vendido el año pasado sus dos departamentos de Coral Gables, Florida, en el irrisorio precio de 100 dólares cada uno a las empresas Monalta I y Monalta II, cuya beneficiaria es su hermana, Mónica. Según registros públicos, el valor real de los inmuebles ubicados en el 625 de Biltmore Way se estiman en más de 300 mil dólares cada uno. Alejandra y Mónica habrían creado estos vehículos para simular la venta de sus propiedades con el objetivo de evitar un embargo debido al presunto fraude realizado por Alfonso Caram Borge, esposo de Alejandra, por aproximadamente 500 millones de pesos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.