Las cartas de OACI y Colegio de Pilotos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Las cartas de OACI y Colegio de Pilotos

COMPARTIR

···

Las cartas de OACI y Colegio de Pilotos

29/11/2018

A partir del sábado próximo, Víctor Hernández será el nuevo director de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam).

Este organismo será responsable de conseguir la certificación de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) para que el aeropuerto de Santa Lucía pueda operar simultáneamente con Toluca y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Los nuevos funcionarios de la SCT: Javier Jiménez Espriú y Carlos Morán Moguel, le han prometido a Andrés Manuel López Obrador cumplir su deseo de iniciar la obra el 3 de diciembre mismo.

Se amparan en la opinión supuestamente técnica de Hernández, quien asegura que no habrá ningún problema para que las tres terminales operen al mismo tiempo.

El ex controlador aéreo considera que con las nuevas tecnologías se podrá llegar a la máxima capacidad, es decir, más de cien millones de pasajeros. Pero las cosas se le pueden complicar.

Hernández fue staff de la oficina regional de la OACI instalada en México durante una década y media. Con esas credenciales cree que sería fácil lograr que ese organismo internacional le dé el aval en tiempo récord.

En octubre pasado, el director de Cooperación Técnica de la OACI, Jorge Vargas, en una carta a Gerardo Ruiz Esparza, con copia a Alfonso Romo, afirmó que se requieren estudios específicos del espacio aéreo.

Analizar el Valle de México, se calcula, tardaría de seis meses a un año y costaría unos 400 mil dólares, dinero que no se ve de dónde saldría, pues el Seneam tiene graves problemas de presupuesto.

Justo esta semana, el Colegio de Pilotos Aviadores de México dirigió otra carta al Consejo de la OACI para expresar, en primer lugar, su consternación ante el anuncio del nuevo gobierno.

Esa obstinación de operar en el mismo espacio aéreo tres aeropuertos sin haber logrado aún la certeza de que esa interacción sea segura y eficiente.

La base del colegio para afirmar esto es precisamente la normatividad de OACI en materia de Seguridad Operacional, específicamente el anexo 14.

En ese sentido, los pilotos ven con mucha preocupación los datos que se tienen al momento acerca de la pretendida operación simultánea de los tres aeropuertos, los que considera “no realistas e insuficientes”.

En particular, por las condiciones operacionales y de clima, por lo que se hará mucho más compleja la gestión del tránsito aéreo. Son nueve puntos los que incluyen como temas de preocupación.

La actividad no tendrá la conectividad requerida para la rentabilidad de la industria, y el AICM continuará saturado porque Toluca tiene graves inconvenientes para los operadores aéreos, por su altitud.

Esta opinión es respaldada por todos los colegios y organismos profesionales de la industria, que piden a la OACI que en su próxima visita al país sus especialistas expliquen la realidad a las nuevas autoridades.

Los técnicos de ese organismo internacional estarán aquí la siguiente semana.

A LOS QUE se les está complicando el cierre de su reestructura financiera es a los de MG Polímeros. A estas altura ya debió quedar acordado el esquema mediante el cual se ordenaría una pesadísima deuda de 900 millones de dólares, en la que el Bancomext, que dirige Francisco González, y Grupo Alfa, que preside Armando Garza Sada, llevan mano con 450 millones. Y es que el encarecimiento del dólar y el incremento en las tasas de interés trastocaron el esquema en el que también hay créditos del HSBC, Banorte, Santander, Banbajío y Monex. El entorno se enturbió tras de que López Obrador cancelara el aeropuerto de Texcoco.

ALDESA, LA FIRMA española que dirige Javier Pérez, está cambiando de nombre. Ahora se llamará AIMEF, que deviene de Aeropuertos, Infraestructura, Minería, Edificación y Ferrocarriles. Esta firma, que preside Antonio Fernández Rubio, había ganado la construcción de la torre de control del Nuevo Aeropuerto Internacional de México tras ofrecer mil 200 millones de pesos. Llegó a México en 2007 y entre otras concesiones tiene dos carreteras en Chiapas, parte de la Mazatlán-Durango, el Paso Express de Cuernavaca y los túneles de la Oaxaca-Puerto Escondido.

UNA DE LAS tantas herencias que tendrá Octavio Romero son los cientos de reclamaciones por contratos rescindidos durante las administraciones de Emilio Lozoya, José Antonio González Anaya y Carlos Treviño. En el caso particular del segundo, éstas se multiplicaron como parte del apretón que les dio a los contratistas, ya sea de barcos, vehículos, equipos de tecnología, plataformas, etcétera. Muchas no se han materializado en demandas ni arbitrajes, pero la posibilidad ahí está, a partir de la próxima semana, cuando tengamos un nuevo gobierno.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.