La guerra que viene: control de sindicatos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La guerra que viene: control de sindicatos

COMPARTIR

···

La guerra que viene: control de sindicatos

01/02/2019
Actualización 01/02/2019 - 10:11

Viene una cruenta lucha de organizaciones obreras en pos del control político, las millonarias cuotas de los trabajadores y las tomas de nota de los sindicatos en las empresas.

En el epicentro gremios vinculados al PRI, los afines a la UNT (Unión Nacional de Trabajadores), al FAT (Frente Único del Trabajo), otros independientes y los afines a Morena: CATEM y de la industria minera.

Hay tres eventos relevantes que van a cambiar la vida sindical de México para siempre, y no necesariamente para bien: de entrada, la firma del Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo.

Pero también los compromisos laborales de México con Estados Unidos y Canadá en el T-MEC y las reformas a la Ley Federal del Trabajo que discutirán los diputados desde hoy que arranca el nuevo periodo.

El primer round se dio en Matamoros: más de 40 maquiladoras estallaron la huelga y 14 regresaron a trabajar tras recibir un aumento del 20 por ciento y un bono anual de 32 mil pesos, pagadero a partir de este día.

Detrás de este movimiento, que ya alcanzó también a la embotelladora Arca de la Coca-Cola, estuvo Juan Luis Zúñiga, un operador sindical del senador Napoleón Gómez Urrutia.

El segundo episodio lo inició Pedro Haces, el secretario general de la llamada CATEM (Confederación Autónoma de los Trabajadores y Empleados de México).

Desde el momento mismo que sustituyó a Germán Martínez en el Senado advirtió: “los días de la CTM están contados: se acabó la era de los cacicazgos, nunca más la imposición y el dedazo en los sindicatos”.

Haces ya recibió la visita de los exdirigentes y dirigentes de las centrales afiliadas al Congreso del Trabajo, empezando por el eterno líder charro Víctor Flores, del sindicato ferrocarrilero.

También Reyes Soberanis, Abel Domínguez, Miguel Angel Bastida, Pedro Chino, Nicolás Plascencia Alvíter y Jesús Llamas, todos del sindicalismo oficial de las mejores épocas del PRI.

Estos personajes representantes de un viejo sindicalismo pretenden transformar su anquilosada figura en la nueva 'cara' del sistema morenista, con su adhesión fervorosa a la CATEM.

Pero la tercera, la 'madre de todas las batallas', empezará en el momento en que se arme la nueva central que organiza Napito, uno de cuyos operadores es Haces. Pero no es el único.

Este personaje está siendo cobijado por la poderosa central sindical norteamericana, la AFL-CIO, que con otros sindicatos canadienses y el Partido Laborista británico, comenzará el viraje del sindicalismo.

El objetivo es acabar con las viejas centrales priistas, léase la CTM, CROC y anexas, para crear el modelo de central de la cuarta transformación de Andrés Manuel López Obrador.

En la esquina contraria están precisamente las centrales históricas priistas, la CTM que encabeza Carlos Aceves del Olmo, y la CROC, que capitanea Isaías González, que no están con los brazos cruzados.

Saben que tienen que hacer un relevo generacional y estar más cerca de sus bases. Tienen la amenaza de la desbandada interna de algunos líderes estatales, regionales y de industrias.

Un ejemplo es el caso del exsenador Tereso Medina Ramírez, quien pelea con Napoleón Gómez Urrutia uno a uno los contratos de la industria minera y maquiladora del país.

Este choque de trenes apenas empieza, el problema será el costo que esto representa para las empresas y la competitividad de México.

A SU LLEGADA a la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto se encontró con una carpeta de investigación que ni mandada hacer. La inició José Antonio Meade como secretario de Hacienda, quien tenía muy claro el desbordamiento del fenómeno del huachicol. Se investigaron a los principales gasolineros del país, entre ellos Hidrosina, de William y Paul Karam. Las pesquisas llevaron a emplazar a este grupo antes de que concluyera el sexenio de Enrique Peña Nieto. Los Karam fueron llamados tanto por Pemex Transformación Industrial, que entonces dirigía Carlos Murrieta, como por el SAT, comandado por Osvaldo Santín. ¿La razón? Una contingencia de 400 millones de pesos en el año 2017. Las compras de gasolina que Hidrosina registró ese año a Pemex, no cuadraban con las ventas que se reportaban al SAT. La discrepancia eran esos 400 millones de pesos. Nieto tiene, además, un garbanzo de a libra: los Karam fueron beneficiarios en más de una ocasión de las decisiones de Emilio Lozoya, con quien sostuvieron una sólida relación.

LA SECRETARÍA DE la Defensa, que comanda Luis Crescencio Sandoval, va a retomar este semestre la venta de terrenos del Campo Militar de Santa Fe. Los predios pudieran llegar a valer unos 500 millones de dólares, recursos con los que se buscará financiar la Guardia Nacional de Andrés Manuel López Obrador. Tres grupos que ya están sondeando son Fibra UNO que preside Moisés El-Man, GICSA de Abraham Cababié y Grupo Danhos de José Daniel. El proceso de venta está por retomarse una vez que se terminen de ultimar algunos detalles con el gobierno de la CDMX, que encabeza Claudia Sheinbaum.

PARA ACLARAR: EN el contrato de servicios de perforación en aguas someras que Pemex asignó a Marinsa y Grupo R por 650 millones de dólares, el primero de José Luis Zavala se quedó con 35 por ciento del paquete y el segundo de Ramiro Garza con 25 por ciento. Un 15 por ciento era para el tercer lugar, pero se declaró desierto. El restante 25 por ciento fue a una bolsa de desempeño. Por cierto que en Borr Drilling además de David Martínez y el magnate noruego Tor Olav Troim, ex-CFO de Seadrill, los acompañaba el empresario José Miguel Bejos, el fellow player de Enrique Peña.

EN MARZO SE va a cumplir un año que Promecap colocó en la Bolsa Mexicana de Valores, que dirige José Oriol Bosch, el segundo SPAC (Empresa de Adquisición con Propósito Especial). En todo este tiempo se han evaluado varios negocios. El proceso ya entró a su etapa final y le podemos adelantar que en esta recta quedaron tres compañías. En máximo tres semanas el fondo de Fernando Chico seleccionará a una y se hará la oferta de compra. La operación va andar por los 300 millones de dólares y se estima firmar la transacción a finales del mes de abril.

DE LAS 13 vicepresidencias que conforman la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, siete ya están cubiertas. He aquí sus titulares: Paola Fragoso, Sandro García, Edgar Bonilla y Marco Rodríguez, éstos ratificados por Adalberto Palma en sus respectivos cargos. De las nuevas incorporaciones al regulador financiero apunte a Margarita de la Cabada, José Antonio Quesada y David Esau López. El nuevo titular de esa instancia ya se reunió con los gremios de bancos, casas de bolsa, Sofomes y demás intermediarios. Un buen arranque para trabajar coordinados.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.