Bonistas del NAIM rechazan oferta
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bonistas del NAIM rechazan oferta

COMPARTIR

···
menu-trigger

Bonistas del NAIM rechazan oferta

19/12/2018
Actualización 19/12/2018 - 12:44

Hoy se cumple un plazo relevante en la oferta de recompra de mil 800 millones de dólares de los 6 mil millones de bonos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Es casi un hecho que los tenedores de la deuda rechazarán el segundo ofrecimiento que hizo la Secretaría de Hacienda, que comanda Carlos Urzúa, y seguro que ésta ya no se moverá ni un ápice.

Ayer, el reporte que tenían JPMorgan, Citi y HSBC, los colocadores originales del bono y quienes ahora diseñaron el esquema de recompra, no era para nada optimista. El porcentaje de aceptación era bajísimo.

Con todo y los incentivos de pagar a par y un premio adicional, en una serie solo 28 por ciento de los bonistas estaban de acuerdo, en una segunda serie lo aprobaban 17 por ciento y en las dos restantes no llegaban ni a 10 por ciento.

Uno de los bondholders más molestos con la inexperiencia de Hogan Lovells, que llevan Federico de Noriega y Ron Silverman, es BlackRock. El fondo de Larry Fink tiene cerca de 400 millones de dólares invertidos.

Nos dicen que ya se hartaron de sus abogados y que están contratando a White & Case para que los represente. En Nueva York su asesora es Taisa Markus y en México es Vicente Corta.

La señal que BlackRock manda es que el famoso comité ad hoc se está dividiendo, lo que podría dar pie a que algunos bonistas originales empiecen a vender en el mercado secundario sus tenencias.

La entrada de los famosos fondos buitre no se ve próxima. Estos aparecen cuando el bono ya tiene calidad de papel basura y cotizan alrededor de los 60 centavos de dólar. Ahora rondan los 90.

Lo que sí es un hecho es que cerca de 450 millones de dólares ya fueron ganancias en cosa de un mes, cuando los bonos alcanzaron su precio más bajo de aproximadamente 74 centavos.

Así que habrá que esperar al día de hoy, cuando vence el primer tender anticipado voluntario. La oferta como tal fenece el 4 de enero. Pero el virtual rechazo que se externaría hoy va sentar un precedente.

A ver cuál es el siguiente paso que dan el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, y el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, que apenas el mes pasado creía que podía controlar los mercados.

SE ACABÓ 2018 y el caso que seguirá litigándose el año próximo es el de Oro Negro. La compañía de Gonzalo Gil y José Antonio Cañedo White tiene conflicto tanto con sus acreedores de un bono de 900 millones de dólares, como con Pemex y el gobierno mexicano, al que demandó bajo el Tratado de Libre Comercio. Un aspecto que ocupa al conciliador de su concurso mercantil, Fernando Pérez Correa, son los excesivos gastos de abogados que se pagan con recursos de la compañía. Se estiman en 1.5 millones de dólares al mes. El bufete californiano Quinn Emanuel, representado por Juan Morillo, es su principal asesor.

VAYA PLEITO EL que traen la multinacional Johnson & Johnson, que dirige aquí Roger Brownrigg, y el Grupo Sordo Madaleno. Resulta que la influyente farmacéutica estadounidense recién demandó ni más ni menos que por fraude a la empresa de Javier Sordo Madaleno y éste contrademandó a la compañía por incumplimiento de contrato. El conflicto se deriva del derrumbe de una de las estructuras del complejo comercial Artz en julio pasado. Johnson & Johnson había tomado alrededor de 8 mil metros de oficinas y exigió al desarrollador un dictamen técnico de la obra, mismo que Sordo se negó a entregar.

CON LA LLEGADA de Claudia Scheinbaum al gobierno de la CDMX, la construcción de nuevos edificios quedó en suspenso. Un proyecto afectado es Reforma 432, que impulsa María Asunción Aramburuzabala. Se trata de una torre de más de 50 pisos cuyo proyecto desarrolló el arquitecto Michael Edmonds. La exaccionista de Grupo Modelo ya había convencido a Citibanamex, que dirige Ernesto Torres Cantú, de mudar su corporativo de Santa Fe al corredor Reforma-Centro, donde ya están BBVA Bancomer de Eduardo Osuna, HSBC de Nuno Matos y pronto Santander de Héctor Grisi. Sin embargo el megaproyecto se frenó.

LUEGO DE SIETE años de litigio con el Aeropuerto Internacional de la CDMX, Aviacsa perdió uno de sus tres hangares. El recinto, de 16 mil 300 metros cuadrados, ya fue asumido por Aeroméxico, que dirige Andrés Conesa. La desaparecida aerolínea, fundada en 1988 por el gobierno chiapaneco de Patrocinio González Garrido, sigue litigando con la terminal que dirige Miguel Peláez otros dos hangares de 12 mil 700 y 7 mil metros cuadrados. La misma empresa de Eduardo Tricio, así como Interjet de Miguel Alemán, Volaris de Enrique Beltranena y Viva Aerobús de Roberto Alcántara están interesados.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.