Reúne T-MEC a la oposición
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Reúne T-MEC a la oposición

COMPARTIR

···
menu-trigger

Reúne T-MEC a la oposición

11/12/2019
Actualización 11/12/2019 - 4:02

La ocasión era propicia y Ricardo Monreal, coordinador de los senadores morenistas, no dejó pasar la oportunidad. Delante de los representantes de alto nivel de Estados Unidos y Canadá, aprovechó su turno al micrófono durante la ceremonia del protocolo modificatorio del T-MEC para decir al Presidente que, “por vez primera en su mandato, están aquí en Palacio Nacional todas las fuerzas políticas nacionales, todas”. López Obrador les dio las “gracias por actuar de manera responsable y patriota, poniendo por encima del interés partidista, el interés de la nación”. ¿Excepción o nuevo juego? Veremos.

No fue una ni dos, sino al menos tres ocasiones en las que el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, dirigió elogios ayer a López Obrador. Antes de usar la palabra, era el único del presídium que no aplaudía en los discursos. Pero esa aparente frialdad se convirtió en entusiasmo cuando, dijo, “realmente traigo los mejores deseos del presidente de Estados Unidos para usted”. Y añadió: “a nivel personal le quiero decir que hemos seguido su carrera. Me parece que es una carrera extraordinaria, todo mundo en nuestra administración le está echando porras”. Vaya cordialidad.

Mario Delgado ya se desesperó y nomás no puede con la chiquillada (los partidos minoritarios), para que acepten reducir en 50% los recursos que reciben del INE, como lo propone –por no decir lo exige– el Ejecutivo. “¡Ya hay un mensaje importante del Presidente para nuestros aliados, que no se hagan patos! ¡Hay que entrarle a la austeridad!”. Y de pleno fue más allá: “¡Se pierden unos cuantos pesos, pero se gana mucha autoridad moral. De aquí en adelante, para tener autoridad política, hay que tener autoridad moral…!” Al que le quede el saco…

Sorpresa en la bancada del PRI y enojo en la del PRD causó la sorpresiva determinación de los legisladores del PAN en el Congreso de la CDMX, que coordina Mauricio Tabe, de darle su “voto de confianza” a Ernestina Godoy en su nombramiento como titular de la nueva Fiscalía General capitalina. Incluso, nos dicen que al interior la menguada fracción de diputados perredistas, que dirige Víctor Hugo Lobo, ya analizan si mantienen su alianza legislativa con los azules, quienes en las últimas semanas se les ha visto más dispuestos a negociar con los diputados de Morena y con el Gobierno de Claudia Sheinbaum.

Quienes creían que con la queja se iban a quedar conformes, se equivocaron. Resulta que los descendientes de Emiliano Zapata y campesinos de la UNTA fueron más allá en su indignación por la pintura de Fabián Cháirez en la que el Caudillo del sur aparece desnudo, con zapatos de tacón y un sombrero rosa. Luego de irrumpir en Bellas Artes para protestar, Jorge Zapata González, nieto del general revolucionario, anunció que demandará al museo y al artista. Pero eso no fue todo, los campesinos agredieron a un grupo de activistas LGBT que llegaron para defender la pieza.

Bastó con que el presidente Andrés Manuel López Obrador les abriera la posibilidad a los secretarios de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo; de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, y de la Marina, Rafael Ojeda, para que abandonaran la conferencia matutina y así evitar el informe que supuestamente presentarían. Ante un micrófono todavía abierto, el Presidente preguntó: ¿No se quieren quedar? Durazo movió la cabeza para rechazar el ofrecimiento; “Bueno, como quieran”, contestó López Obrador y regresó a su estrado. Después de todo, la nota ayer estaba en otro lado.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.