Nuevos partidos… ni tan nuevos
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nuevos partidos… ni tan nuevos

COMPARTIR

···
menu-trigger

Nuevos partidos… ni tan nuevos

10/01/2020

Resulta que los próximos partidos, ni son tan nuevos ni representan opciones políticas distintas. Y es que en un corte realizado ayer por parte del INE, Redes Sociales Progresistas, impulsado por Elba Esther Gordillo, así como Grupo Social Promotor de México, otrora Nueva Alianza, y Encuentro Solidario, antes Partido Encuentro Social (PES), son las agrupaciones que se perfilan para conseguir su registro como partidos políticos. Nos dicen que, en la recta final para solventar los requisitos legales para ese propósito, que vence el 1 de julio, las restantes 53 agrupaciones que buscan la tajada del pastel de financiamiento público a partidos, difícilmente aparecerán en las boletas electorales en los comicios federales de 2021. Ya veremos si en los próximos meses no se da una sorpresita.

Outsourcing, patear el bote

En diciembre pasado, una vez que la Comisión del Trabajo del Senado aprobó la iniciativa que regula el outsourcing, el líder de la bancada de Morena, Ricardo Monreal, ante la inconformidad de la iniciativa privada, metió el freno de mano a la reforma, impulsada por Napoleón Gómez Urrutia. La explicación fue que se realizaría un parlamento abierto, para escuchar a todos los sectores, en enero. Ese parlamento abierto se realizará, finalmente, en la primera semana de febrero, ya en periodo ordinario. La idea es que, si llega a haber reconsideraciones y se modifica el dictamen, se presenten reservas en el pleno para mejorarla.

Azteca 7, el reto de superarse

La pelea Canelo-Jacobs se convirtió en el programa en vivo más visto de todo 2019, con más de 18.4 millones de espectadores. La serie Hernán resultó todo un éxito en la pantalla chica. Programación como esta logró posicionar a Azteca 7 en los primeros lugares de audiencia. El canal de la empresa que dirige Benjamín Salinas tiene el reto de superar sus propias marcas este 2020, en la oferta de deportes y entretenimiento en la televisión del país.

Áñez quiere reconciliación

Primero fue el gesto de cesar al delegado presidencial Tuto Quiroga, quien llamó “cobarde matoncito” a AMLO. Y ayer, la presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, fue clara al decir que “nuestro gobierno quiere mantener las tradicionales relaciones de amistad y respeto mutuo tanto con los Gobiernos de México y España, como con los pueblos de ambos países con quienes nos unen lazos sólidos culturales, políticos, históricos y hasta familiares”. Habrá que ver si también cesa en su insistencia de que México le entregue a los funcionarios asilados de la administración de Evo Morales.

Youtubers y la publicidad oficial

Durante la mañanera de ayer, varios comunicadores, conocidos como ‘Youtubers’, reclamaron al presidente López Obrador por la falta de publicidad oficial para quienes difunden las buenas acciones de la 4T, a través de redes sociales. Lo que no valoraron es que, de aplicarse la fórmula que sugirieron, el Gobierno de la República tendría que enviar los recursos a Palo Alto, California, a las oficinas de Google, para que sean colocados comerciales en los videos de YouTube de los comunicadores, ya que los términos y condiciones de la plataforma les impiden comercializar y monetizar sus videos al mismo tiempo. Dicho sea de paso, tampoco podrían fomentar el odio o difamar a los medios y periodistas de los llamados ‘medios tradicionales’.

Van tras las novias de La Unión

El gobierno de la Ciudad de México lanzó el ofrecimiento de una recompensa de 2 millones de pesos a quien aporte información que lleve a la localización de Karina Itzel Morales Baltazar y Atzin Molina Salinas, quienes son novias de dos cabecillas del grupo criminal La Unión de Tepito, desaparecidas desde diciembre de 2018. Desde entonces, en la investigación que realiza la Procuraduría, hoy ya Fiscalía General, los resultados son infructuosos, por lo que se ha tenido que recurrir, una vez más, a la ciudadanía para alcanzar la justicia.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.