La prueba de Covid y la responsabilidad
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La prueba de Covid y la responsabilidad

COMPARTIR

···
menu-trigger

La prueba de Covid y la responsabilidad

07/07/2020

Luego de meses de rehusarse a practicarse un examen de detección de coronavirus, pese a haber estado en contacto con personas infectadas, ayer López Orador dijo que, con motivo de su viaje a Estados Unidos, finalmente se hará el test. “Ahora que voy a salir me voy a hacer la prueba, porque no puedo ir enfermo, sería irresponsable”, señaló. La acotación, sin embargo, le valió severas críticas, como la de la diputada Martha Tagle, quien señaló: “Dice el Presidente en su conferencia de hoy que se hará la prueba de Covid-19, pues sería irresponsable ir enfermo a EU. Pregunto, ¿no es irresponsable tener giras al interior del país sin la certeza de que no tiene Covid, aunque sea asintomático?”

T-MEC, en la agenda, pese a no ir Trudeau

Si bien la preferencia del Gobierno mexicano era que Canadá participara en la reunión sobre T-MEC a celebrarse en Washington, el objetivo de promover, expandir y aprovechar el acuerdo comercial se mantiene para la reunión bilateral México-EU, países que en 2019 se consolidaron como el mayor socio comercial el uno del otro y que cada día comercian más de mil 600 millones de dólares.

Austeridad asfixia a la ciencia

Por primera vez en 17 años, y a pesar de haber ganado un amparo, el Foro Consultivo, Científico y Tecnológico sigue sin recibir del Conacyt –que encabeza María Elena Álvarez-Buylla– los recursos que le corresponden. Por ello, en una declaración pública, ayer la titular de esta instancia, Julia Tagüeña, renunció a su cargo. De paso, acusó la creación de un organismo paralelo al que incluso lo bautizaron con el mismo nombre, pero que carece de autonomía. “Ningún órgano puede tener un papel asesor si está subordinado a la autoridad”, advirtió la física, y dejó en claro que “un país sin ciencia, tecnología e innovación no tiene futuro”.

‘Guajolota’ para desayunar

Nada como la “Vitamina T” para después de la mañanera, o al menos así piensa Andrés Manuel López Obrador, quien presumió comerse una “guajolota”, para el desayuno, es decir, una torta de tamal. Queda claro que ni el propio Presidente escucha ya a su médico de cabecera, Hugo López-Gatell, quien este fin de semana recetó a los mexicanos dejar las bebidas azucaradas y la comida chatarra –alta en contenido calórico y de nulo valor nutricional– para evitar complicaciones con el coronavirus.

Alcaldesa de Acapulco, en la mira

El puerto de Acapulco no sólo ha dado nota por los contagios desbordados de Covid-19 o por las aguas negras en las playas, sino también por el cuestionado gobierno de la alcaldesa Adela Román Ocampo. Nos dicen que hasta Palacio Nacional, el Congreso, la Auditoría Superior de la Federación y la Función Pública han llegado quejas y señalamientos de presuntos desvíos de recursos en el ayuntamiento. Funcionarios como la síndica Leticia Castro han hecho públicas las acusaciones de presuntas irregularidades.

Vuelta a clases, en suspenso

Para un eventual regreso a clases que podría darse a mediados de agosto, la SEP ya adelantó a los padres de familia que, además de comprar uniformes y largas listas de útiles escolares, también deberán proveer a sus hijos de cubrebocas, aditamento que la dependencia considerará tan indispensable como el uniforme. Sin embargo, dado que el tan esperado ciclo escolar 2020-21 tiene como requisito que el semáforo epidemiológico se encuentre en verde, mucho se teme que la anhelada vuelta a clases termine siendo pasado el invierno, para febrero o marzo.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.