Delgado hace enojar a los suyos
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Delgado hace enojar a los suyos

COMPARTIR

···
menu-trigger

Delgado hace enojar a los suyos

15/11/2019

Entre gritos, mentadas y hasta el abandono de la reunión, terminaron los diputados de Morena un cónclave la noche del miércoles. Indignados con su coordinador, Mario Delgado, reprocharon “el servilismo” frente al Ejecutivo y el “desdén” a sus compañeros legisladores. Hay quienes ya exigen –nos revelaron– su destitución. “Está en la tablita”, advierten. El documento que les dio a firmar para aprobar en forma unánime el Presupuesto 2020 de AMLO no gustó nada. Habrá que ver quiénes se ponen bravos a la hora de la verdad.

En las afueras de San Lázaro ya nadie controla a nadie, no hay liderazgos campesinos ni orden para la negociación con los diputados. Álvaro López Ríos, veterano luchador de la UNTA, decidió permitir el acceso al Palacio Legislativo, pero el diputado de Morena, Eraclio Rodríguez, presidente de la Comisión de Desarrollo Rural, se lo impidió. Entre gritos, mentadas y empujones, el morenista reclamó: “Yo no tengo por qué disciplinarme con nadie, ni con AMLO, yo sólo obedezco a los que votaron por mí, a los productores agrarios, y mantendremos cerrado hasta que haya respuestas a nuestras demandas”. Duro.

El Congreso de Baja California se está “haciendo pato”, pues no ha entregado a la Suprema Corte la copia certificada del Bando Solemne que debió expedir y publicar para dar a conocer la declaración de Jaime Bonilla como gobernador electo del estado. Ello obligó al ministro Fernando Franco a emplazar al Legislativo local para que, en tres días, entregue el documento –que, nos dicen, están haciendo como que se les perdió. De lo contrario, se le aplicarán las multas previstas en la ley. El documento es considerado prueba clave en las acciones de inconstitucionalidad y controversia constitucional promovidas contra la “ley Bonilla”, que amplió de 2 a 5 años el periodo de gobierno del morenista.

En la CNDH todo es incertidumbre tras la renuncia de cuatro consejeras y un miembro del Consejo Consultivo de ese organismo autónomo. Y es que eventualmente hoy se hará la entrega-recepción de la presidencia de esa institución entre el ombudsperson saliente, Luis Raúl González Pérez, y la titular entrante, Rosario Piedra Ibarra, para que a más tardar el sábado inicie la nueva etapa en la Comisión. Nadie sabe qué se viene, ni siquiera si continuará la desbandada. El primer paso de Piedra Ibarra será tratar de reconstruir la legitimidad en su presidencia, severamente dañada por el proceso legislativo que la llevó a su designación.

Ahora que los gobernadores de extracción panista de Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Tamaulipas, Guanajuato, Querétaro, Nayarit, Yucatán y Quintana Roo dijeron que no acatarán las recomendaciones de Rosario Piedra Ibarra, tal parece que se convirtió en el pretexto perfecto para ignorar también las recomendaciones que se han emitido en el ámbito local, pues en algunos casos, como en el gobierno de Martín Orozco –nos aseguran– tiene más de mil expedientes listos para ignorar.

El presidente López Obrador fue severo al criticar a los políticos que, durante el sexenio pasado, usaron camisetas para manifestar su apoyo a la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton. “¿Qué hicieron cuando las elecciones en Estados Unidos en México? Muchos se metieron a opinar, en el Congreso, me acuerdo que se pusieron hasta camisetas de uno de los candidatos”, reprochó. Lo que no recordó es quiénes eran esos legisladores, pues en noviembre de 2016 los entonces senadores del PRD, Dolores Padierna y Zoé Robledo, entre otros, usaron en el pleno de la Cámara alta camisetas azules con el mensaje: “Hillary for president 2016”.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.