Ningún desafío impedirá los pasos del avance de China
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ningún desafío impedirá los pasos del avance de China

COMPARTIR

···

Ningún desafío impedirá los pasos del avance de China

04/06/2019
logo Zhu Qingqiao
Embajador de China en México

¡Saludos lectores de El Financiero! Este es mi primer artículo de opinión al asumir el cargo de embajador chino en México. De ahora en adelante, les informaré con frecuencia del desarrollo de China y de las relaciones chino-mexicanas. Espero contar con su amable atención y apoyo.

La actual fricción comercial China-EU es la cuestión que más preocupa a la comunidad internacional. Existen varios rumores respecto a los altibajos de las negociaciones. Aclarando la verdad, el gobierno chino emitió el 2 de junio un libro blanco titulado “Posición de China sobre Consultas Económicas y Comerciales China-EU”. Por lo que, aprovechando la oportunidad, quisiera hacerles una interpretación sobre éste.

El bullying económico de EU perjudica severamente el interés de la comunidad internacional. La globalización económica es la tendencia de los tiempos y la aspiración común de todos los pueblos. Las naciones del mundo están interconectadas y son inseparables. Tomando como ejemplo las relaciones China-EU, en 2018, el comercio bilateral de bienes y servicios superó los 750 mil millones de dólares, y la inversión bidireccional llegó a cerca de 160 mil millones de dólares. Las dos economías son altamente integradas y comparten beneficios mutuos. No obstante, haciéndose de la vista gorda respecto a la naturaleza de la estructura económica global y la etapa de desarrollo en ambos países, así como a la realidad de la división industrial internacional del trabajo, EU insiste en las “pérdidas” de la cooperación. Inició la investigación unilateral bajo la Sección 301 y utiliza los aranceles como un “gran garrote” frente a China y sus otros socios comerciales. Este es un hecho que trastorna el panorama económico y comercial global, socava el sistema de comercio multilateral, afecta las cadenas industriales y de suministros y representa un serio desafío para la recuperación económica global. La Organización Mundial del Comercio bajó sus previsiones de crecimiento del comercio mundial para este año del 3.7 al 2.6 por ciento. EU, en vez de ser el mayor contribuyente, se ha convertido en la mayor fuente de inestabilidad para la economía mundial.

EU es el responsable del retroceso en las consultas comerciales. Tras el inicio de las negociaciones, ambas partes han realizado varias rondas de diálogo y han tenido importantes avances. China siempre se basa en la igualdad, el beneficio mutuo y la sinceridad para estabilizar los vínculos económicos y comerciales bilaterales. Sin embargo, la parte norteamericana incumplió los consensos alcanzados. Insistió recientemente en la inclusión en el acuerdo de algunas demandas coercitivas relacionadas con la soberanía de China, que viola gravemente nuestro interés fundamental. Acusó de forma irresponsable a China de “dar marcha atrás”, intentando echarle la culpa por las negociaciones inconclusas. La cooperación requiere de principios y hay límites para las consultas. China no retrocederá en las cuestiones de los principios importantes. Para nuestros países, el más desarrollado y el mayor en desarrollo, la cooperación sirve a los intereses de los dos, el conflicto sólo puede perjudicar a ambos y la cooperación es la única opción correcta. China y EU deben trabajar sobre la base del respeto mutuo, la igualdad y el beneficio mutuo, y avanzar en la misma dirección con sinceridad, para impulsar los lazos bilaterales que tienen como tono general, la coordinación, cooperación y estabilidad. No sólo coincide con el interés común de ambas partes, sino que también favorece la estabilidad y el desarrollo del mundo.

La guerra comercial no frenará el desarrollo de China. Frente a los riesgos y retos, China tiene la confianza de afrontarlos y convertirlos en oportunidades. China se mantiene comprometida con su propia causa sin importar cómo cambie el entorno externo. Seguirá impulsando la reforma estructural del lado de la oferta, acelerará la transformación y actualización industrial, liberará el potencial de la demanda interna, y mejorará las fuerzas endógenas y la resiliencia de la economía. Además, abrirá aún más la puerta de la cooperación, lo cual constituye la esencia para enfrentarse a las fricciones comerciales. En el recién celebrado segundo Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, el presidente Xi Jinping anunció una serie de medidas importantes para la reforma y apertura que China adoptará, como, expandir el acceso a los mercados para las inversiones extranjeras en ámbitos más amplios, fortalecer la cooperación internacional en materia de protección de la propiedad intelectual, aumentar las importaciones de mercancías y servicios, implementar de manera más efectiva la coordinación internacional de políticas macroeconómicas y poner un mayor énfasis en la aplicación de las políticas de apertura. Una China más abierta tendrá interacciones más positivas con el mundo, lo que a su vez hará avanzar el desarrollo y la prosperidad tanto de China como del mundo.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.