México y Suecia: una relación ganar-ganar
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

México y Suecia: una relación ganar-ganar

COMPARTIR

···

México y Suecia: una relación ganar-ganar

27/06/2018
logo Annika Thunborg
Embajadora de Suecia en México

México y Suecia juegan el último partido del Grupo F este miércoles. Como Embajadora de Suecia en México, estoy orgullosa de que Suecia logró clasificar para esta Copa Mundial 2018 y tiene el honor de enfrentar al tricolor mexicano. ¡Que gane el mejor! La Copa sirve como una plataforma para fortalecer aún más la excelente relación entre nuestros países y para promover a Suecia en México y a México en Suecia.

México y Suecia han tenido relaciones bilaterales desde 1850. Las empresas multinacionales suecas han estado en México por décadas — Ericsson desde 1904 cuando construyó la red de telecomunicaciones cubriendo todo el país; ABB, Alfa Laval, Atlas Copco (hoy también EPIROC), Electrolux, H&M, Sandvik, Scania, SKF, Tetra Pak y Volvo, por mencionar algunas otras.

Nuestros gobiernos han sido socios en las Naciones Unidas desde su creación en 1945; estamos comprometidos con la ley internacional, con las instituciones internacionales y con el multilateralismo; tenemos posiciones similares en cuanto al libre comercio, la migración, los derechos humanos, el cambio climático y el desarme, y creemos que nuestros países tendrán éxito si los valores consagrados en la ley internacional también se implementan a nivel nacional, estatal y municipal.

El modernizado Acuerdo Global negociado entre México y la Unión Europea (con sus 28 Estados Miembros, incluyendo Suecia) será una plataforma clave para que nuestras relaciones se desarrollen. El Acuerdo consiste en tres partes igualmente importantes — la comercial, la política y la de cooperación. Todos serán beneficiados con un libre y más rápido comercio, incluyendo el comercio digital. Nuevas áreas como compras públicas a nivel estatal y servicios financieros, de transporte y telecomunicaciones abrirán más posibilidades para aumentar nuestro comercio bilateral y atraer más inversión.

Es la primera vez que normas medioambientales y laborales son incluidas en nuestro Acuerdo — esto será clave para implementar nuestros valores comunes. Las empresas suecas están comprometidas con la Responsabilidad Social Empresarial, es decir con los derechos humanos y laborales, la sustentabilidad, la transparencia y la lucha contra la corrupción. El trabajo de la Cámara Nórdica de Comercio en México (que incluye como miembros a las empresas de los países nórdicos — Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia —) ha sido particularmente importante en cuanto a la igualdad de género: en octubre pasado, firmó el acuerdo #HeforShe con ONU Mujeres comprometiéndose con el empoderamiento de las mujeres en las empresas.

Sin embargo, hay más que podemos hacer juntos. La mayoría de las empresas suecas grandes y multinacionales tiene presencia aquí. Unicornios innovadores como Skype, Spotify y iZettle han tenido mucho éxito en México en los últimos años. Pero queremos que más empresas pequeñas y medianas encuentren el camino a través del Atlántico. En este contexto, es importante solucionar los retos que México enfrenta y todas las coaliciones políticas, han manifestado su compromiso para combatirlos. Y queremos también que más empresas mexicanas se establezcan en Suecia.

Team Sweden, es decir la Embajada junto con su oficina comercial Business Sweden, en colaboración con las empresas, trabaja con el sector gubernamental, privado, académico y de la sociedad civil en México para promover soluciones sustentables e integradas para ciudades inteligentes en áreas como la energía limpia, el transporte público, la seguridad, la conectividad y la digitalización, por mencionar algunas. Hay mucha creatividad, innovación, experiencia y espíritu emprendedor de ambos lados, lo que debe beneficiar y profundizar nuestra relación.

Una ilustración: estamos en el proceso de construir una nueva Embajada sueca en la Ciudad de México. Será un edificio con estándares medioambientales muy altos: por ejemplo, tendrá un sistema integrado y autosuficiente en cuanto a la producción y la conservación de energía (a través de paneles solares) y al reciclaje del agua y de la basura. Las soluciones serán innovadoras, creativas y verdes tanto en el área tecnológica como en la arquitectura y el diseño interior.

Trabajamos con arquitectos y diseñadores mexicanos y suecos, con empresas mexicanas y suecas. Esto es un ejemplo de la aplicación del modelo de triple hélice — la relación cercana entre el sector privado y académico, con el fuerte compromiso financiero del gobierno — y un área donde México y Suecia pueden fortalecer sus relaciones aún más.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.