menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

México, el futuro líder en “open banking”

COMPARTIR

···
menu-trigger

México, el futuro líder en “open banking”

27/03/2018
Actualización 27/03/2018 - 1:00
logo Ankit Sharma / Amrita BahriSharma
Financial Services Advisory, PwC México / Profesora Asociada de Derecho, ITAM Universidad

La Cámara de Diputados aprobó la Ley FinTech hace algunas semanas. El principal desafío que enfrenta la efectividad de la ley es la forma en que se implementa y se hace cumplir. Sin embargo, debemos tener presente el hecho de que México se encuentra en una posición ventajosa, ya que otros países ya han formulado leyes relacionadas con FinTech y México puede aprender de ellos especialmente Reino Unido (RU) para convertirse en un líder de FinTech. Las leyes de FinTech de RU y su concepto de “Open Banking” es un ejemplo fundamental de progreso e innovación.

Curiosamente, el concepto de “Open Banking” se encuentra mencionado en la Ley FinTech mexicana. En el Reino Unido, “Open Banking” ha hecho obligatorio que sus principales bancos brinden acceso a terceros a los detalles de la cuenta del cliente, siempre que éstos les otorguen su consentimiento.

En el Reino Unido, “Open Banking” entró en vigor en enero de este año. Para desarrollar una ruta de implementación clara para las reformas bancarias abiertas, Reno Unido ha establecido una Entidad de Implementación de Banca Abierta (OBIE, por sus siglas en inglés). De manera similar, México debe establecer una organización independiente.

Además, para asegurar que los clientes conozcan los beneficios y las limitaciones de “Open Banking”, el Reino Unido se ha enfocado en crear canales para brindar educación financiera a las masas. Los consumidores mexicanos pueden beneficiarse de un enfoque similar.

Sin embargo, siguen existiendo desafíos importantes, como el hecho de que las normas británicas aún ignoran muchos aspectos de cómo determinar la responsabilidad por la violación de datos o sobre cómo crear confianza entre los clientes para el nuevo sistema. En áreas donde las regulaciones no han madurado completamente, muchos expertos han estado promulgando la idea de la “co-creación de regulación”. Es un concepto novedoso que promueve la idea de que las personas y/u organizaciones que necesitan ser reguladas también deben contribuir a la definición de la regulación. Ciertos países han comenzado a jugar con esta idea de “crowdsourcing” en tanto a las regulaciones, y México puede hacer lo mismo.

Ahora, queda por ver cómo y en qué medida cambiará la industria financiera, ¿Quién hubiera creído que Uber usando Google maps se convertirá hoy en el taxi de todos? La clave del éxito dependerá de cómo se fusionen las nuevas fuentes de datos abiertos y compartidos, con las tradicionales, y a la vez se manifestará el inicio de una exploración digital.

México debe aprender de la experiencia del Reino Unido en particular y del mundo en general. Adicionalmente, debe ser ágil para los nuevos desarrollos y, lo más importante, continuar investigando e implementando nuevos modelos comerciales para poder convertirse en un líder de FinTech y “Open Banking.”

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.