menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La NOM-035-STPS-2018, factores de riesgo psicosocial en el trabajo

COMPARTIR

···
menu-trigger

La NOM-035-STPS-2018, factores de riesgo psicosocial en el trabajo

05/11/2020

Por Alejandro Caro, Associate Partner, EY Law – Laboral

La evolución del Derecho del Trabajo en nuestro país ha estado marcada por diferentes momentos clave, sin embargo, todos los avances o mejoras se habían centrado en el bienestar físico del trabajador y de su familia y, salvo lo relacionado con discriminación, hostigamiento y acoso, ninguno contemplaba el bienestar emocional, psíquico y social del trabajador. La NOM-035-STPS-2018, Factores de riesgo psicosocial en el trabajo, vigente a partir de octubre de 2019, vino a llenar ese vacío.

¿Por qué era necesario implementar la NOM-035-STPS-2018 en México?

Si observamos experiencias internacionales, son muchos los países que han trabajado de manera importante en impulsar este tipo de regulaciones, las cuales han generado grandes beneficios para los trabajadores y las empresas. Frente a esta realidad, México venía un tanto atrás; sobre todo considerando la relevancia que el país ha tomado en términos comerciales tras la firma del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), y la tan mencionada posición geográfica privilegiada. En perspectiva de mercado y competitividad, nuestro país necesitaba avanzar en este sentido para estar en igualdad de condiciones para ofrecer beneficios a la fuerza laboral, similares a los de otros países, cuyas empresas pueden invertir en México.

La NOM-035 propone una metodología para disminuir los factores de riesgo psicosocial en el trabajo y transitar hacia un entorno organizacional favorable; esta implica mayormente obligaciones para los patrones, aunque también algunas para los trabajadores; el enfoque de este texto está centrado en las primeras.

Una parte de las obligaciones patronales entraron en vigor el 23 de octubre de 2019 y la segunda fase de cumplimiento entró en vigor el 23 de octubre de 2020, e incluye:

• Centros de trabajo entre 16 y 50 trabajadores: aplicar una encuesta para identificar los factores de riesgo psicosocial.

•Centros de trabajo con más de 50 trabajadores: aplicar una encuesta para identificar los factores de riesgo psicosocial y evaluar el entorno organizacional.

•Para todos los centros de trabajo con 16 o más trabajadores: practicar exámenes médicos y evaluaciones psicológicas a los trabajadores expuestos a violencia laboral y/o a los factores de riesgo psicosocial, cuando existan signos o síntomas que denoten alguna alteración a su salud.

La encuesta de evaluación de los factores de riesgo psicosocial y entorno organizacional debe aplicarse al menos una vez cada dos años, y arroja un nivel para cada uno de los factores de riesgo: nulo, bajo, medio, alto o muy alto. En caso de que alguno de los factores de riesgo sea evaluado en un nivel superior a bajo, el patrón deberá implementar un programa para la atención de los factores de riesgo psicosocial con una duración de dos años, luego de los cuales se volverá a aplicar la encuesta para medir la efectividad del programa.

¿Quién vigila el cumplimiento de la NOM-035 a los patrones y sanciona el incumplimiento?

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) tiene a su cargo la vigilancia de esta NOM, a través de la Inspección del Trabajo. La NOM-035 no establece expresamente una sanción por incumplimiento, sin embargo, se trata de una disposición de seguridad y salud en el trabajo y, las sanciones por incumplimiento a este tipo de disposiciones se encuentran en la Ley Federal del Trabajo, y van de las 250 a las cinco mil UMAs.

Durante el presente sexenio, la STPS ha sido muy activa en inspecciones del trabajo. De acuerdo con datos del informe de labores del Ejecutivo federal en su segundo año de gobierno, en el último año llevaron a cabo 26 mil 844 inspecciones en un total de 23 mil 909 centros de trabajo.

Si bien el hacerse acreedores a sanciones por incumplimiento puede ser un motivador para que las empresas implementen las medidas establecidas por la norma, es importante considerar que este tipo de regulaciones nos dan la oportunidad de mejorar el entorno organizacional, lo cual a su vez y abona a la competitividad de las organizaciones.

Para 2020 la UMA equivale a 86.88 pesos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.