ENTRE LINEAS
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

ENTRE LINEAS

COMPARTIR

···
menu-trigger

ENTRE LINEAS

18/03/2016

CASO KIA
Cuando no es una cosa, es otra.

Ahora resulta que a empresarios regiomontanos interesados en la distribución de autos KIA supuestamente les condicionaron que para otorgarles la concesión tenían que incluir a la familia del ex gobernador Rodrigo Medina de la Cruz en la sociedad para obtener este contrato.

Al parecer, uno de esos empresarios afectados es dueño de una distribuidora de Mercedes- Benz en San Pedro, Garza García.

Y trascendió que son varios los empresarios regiomontanos que se negaron a aceptar esas condiciones.

Los responsables de esas malas prácticas, según trascendió, apuntan hacia el ex Gobernador Rodrigo Medina y hacia el ex Secretario de Desarrollo Económico, Rolando Zubirán, y actual funcionario de la Secretaría de Economía del Gobierno Federal, quien fue el que armó los convenios de subsidios a KIA.

LENGUAJE Bronco
El estilo “bronco” de expresión del Gobernador Jaime Rodríguez Calderón, utilizando frecuentemente palabras altisonantes en eventos públicos y entrevistas, se está propagando a algunos de sus funcionarios de primer nivel.

Este es el caso de Fernando Turner Dávila, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico, quien al momento de ser entrevistado utiliza palabras como “chingado” o “chingaderas”, tal vez para soportar sus momentos de enfado o desesperación con los reporteros, quienes supuestamente no captan sus declaraciones.
Veremos si este estilo de hablar no se propaga a otros colaboradores del “Bronco”.

CONVENIO

Precisamente el titular de la SEDEC firmará hoy un convenio con dirigentes del Consejo Mexicano de Comercio Exterior para impulsar el desarrollo económico del Estado a través del fomento y apoyo en exportaciones e importaciones de las Pymes.

Por el COMCE Noreste firmará su presidente, José Francisco Gómez, así como otros funcionarios de la SEDEC y de este organismo empresarial.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.