Colaborador Invitado

Movilidad Laboral en la Era Post-Pandemia

En la actualidad, la economía global ha dejado atrás los modelos tradicionales basados en recursos naturales y mano de obra, dando paso a una era donde el conocimiento y la innovación son los principales impulsores del progreso.

En el paisaje empresarial contemporáneo, la movilidad laboral y la estrategia de capital humano emergen como pilares fundamentales para el éxito y la competitividad en un mundo globalizado y dinámico. El estudio “Decodificando el talento global 2021″, fruto de la colaboración entre el Comité de Capital Humano de la Asociación de Internet MX, OCCMundial, Boston Consulting Group (BCG) y The Network, arroja luz sobre las preferencias laborales a nivel mundial y proporciona una visión reveladora de las tendencias actuales en el mercado laboral. Con la participación de 208 mil profesionales de todo el mundo, incluidos 2,307 encuestados en México y otros distribuidos en 190 países, este estudio ofrece una perspectiva amplia y diversa sobre las preferencias y actitudes de los trabajadores globales.

Una de las conclusiones más destacadas del estudio es la tendencia hacia la movilidad laboral, aunque se observa una ligera disminución en comparación con años anteriores. Esta tendencia refleja una realidad en la que los profesionales buscan oportunidades de crecimiento y desarrollo en diferentes partes del mundo, con un interés cada vez mayor en explorar opciones laborales en el extranjero.

Países como Canadá, Estados Unidos y Australia son identificados como destinos laborales ideales, impulsados por factores como la percepción de seguridad, la calidad de vida y las oportunidades profesionales disponibles en estos lugares, sin embargo desde la óptica de la empresa se trata de destinos con las más altas implicaciones en torno a los permisos laborales, de residencia y económicos.

El estudio resalta un fenómeno emergente en el contexto de la pandemia: el creciente interés por el trabajo remoto. Esta tendencia se manifiesta de manera especialmente pronunciada entre los profesionales mexicanos, quienes muestran una marcada preferencia por opciones de empleo a distancia en el extranjero. Este cambio en las preferencias laborales refleja no solo la adaptación a las nuevas realidades impuestas por la crisis sanitaria, sino también una reevaluación de las prioridades y aspiraciones profesionales en un mundo cada vez más conectado digitalmente.

En este contexto, cobra una importancia aún mayor la estrategia de movilidad global del personal. Si bien esta ha sido subestimada por muchas empresas, su relevancia es innegable en un entorno empresarial globalizado y altamente competitivo. La falta de una planificación estratégica en este ámbito puede acarrear una serie de desafíos y riesgos, desde la dificultad para atraer y retener talento clave hasta problemas relacionados con visados y permisos de trabajo, así como conflictos culturales y de comunicación en equipos dispersos geográficamente.

Para abordar estos desafíos de manera efectiva, es crucial realizar una evaluación integral de diversos factores que influyen en la movilidad laboral. Entre estos factores se incluyen la nacionalidad de origen del empleado, el número de visados vigentes, el país de destino, la situación de relaciones internacionales, las regulaciones laborales y migratorias, el grado de asimilación cultural y las distancias geográficas. Al considerar estos elementos de manera holística, las empresas pueden tomar decisiones informadas y diseñar estrategias efectivas para gestionar la movilidad global del personal.

Ejemplos de empresas líderes como Facebook, Amazon y Microsoft ilustran cómo una gestión eficaz de la movilidad del personal puede ser un diferenciador clave en el éxito empresarial. Estas empresas han demostrado cómo priorizar la eficiencia operativa y anticipar obstáculos pueden conducir a ganancias significativas de productividad y competitividad en un mercado global cada vez más complejo.

En conclusión, la figura del estratega de movilidad global emerge como una solución indispensable para enfrentar los desafíos asociados con las políticas migratorias en la industria tecnológica y más allá. Al adoptar un enfoque proactivo y estratégico hacia la movilidad internacional de empleados, las empresas pueden capitalizar las oportunidades y mantener su competitividad en un entorno empresarial diverso y dinámico. La movilidad laboral, impulsada por una estrategia bien diseñada y ejecutada, se convierte así en un componente esencial para el éxito en la economía global del siglo XXI.

COLUMNAS ANTERIORES

La dejan sola
México 2024: las visas como termómetro de tensiones regionales

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.