Colaborador Invitado

La antesala en la compra de activos tecnológicos

Si bien el ritmo de los acuerdos tecnológicos ha sido lento, desde el tercer trimestre de 2022, en línea con lo que pasa en el mercado en general, las salidas de inversiones en este sector también han disminuido.

El autor es Socio de Bain & Company.

El volumen de acuerdos por activos tecnológicos se ha desacelerado desde mediados de 2022. Parte de esto responde a la limitada disponibilidad de liquidez, en medio de tasas de interés en niveles elevados y caídas en los valores de los activos que han dejado a los compradores incapaces de cumplir con los precios de los vendedores.

Si bien el ritmo de los acuerdos tecnológicos ha sido lento, desde el tercer trimestre de 2022, en línea con lo que pasa en el mercado en general, las salidas también han disminuido.

En los primeros seis meses de 2023, las salidas promediaron alrededor de 20 mil millones de dólares, por trimestre. Es decir, por debajo de los 75 mil millones de dólares, por trimestre, en la primera parte de 2022 y de los 107 mil millones de dólares, por trimestre, en el primer semestre de 2021.

Más de 700 mil millones de dólares en activos tecnológicos, comprados entre 2018 y 2021, han llevado a un tiempo de retención más prolongado de las empresas de tecnología. En 2023, casi la mitad de las compañías tech ha estado en propiedad durante más de cuatro años y el 15% ha esperado más de seis años.

La acumulación de activos de cartera, mantenidos durante mucho tiempo, está creciendo y creará un mercado de compradores cuando la actividad se recupere.

Agregando valor

Con los múltiplos de las empresas en tendencia bajista y un mercado competitivo en el horizonte, los inversionistas deberían centrarse en agregar valor a los activos existentes mediante el aumento de ganancias, redefinición de procesos operativos, eficiencia con nuevas herramientas y búsqueda de áreas de crecimiento. Con ello, vemos varias tendencias en software:

• Mejorar los márgenes: a medida que las valoraciones del mercado han disminuido, los inversionistas han pasado de centrarse en el crecimiento –a cualquier precio– a recompensar la rentabilidad. Para ampliar los márgenes, las empresas necesitan aumentar la escalabilidad, automatización e impulsar la productividad. Todo ello gestionando, al mismo tiempo, los costos de crecimiento.

• Oportunidades de comercialización: una economía en desaceleración ha renovado el enfoque en las capacidades de ventas y marketing. Al sincronizar las funciones de ventas, marketing, operaciones y productos, las empresas pueden diseñar estrategias de ventas enfocadas y fáciles de replicar. Además, el surgimiento del crecimiento impulsado por productos permite a las compañías de software atraer a los clientes con un modelo de autoservicio.

• Evaluar la disrupción de la inteligencia artificial (IA) y mejoras de eficiencia: el reciente auge en el uso de la IA, por parte de los consumidores, y las aplicaciones de empresas para empresas (B2B) ha dado lugar a una variedad de casos de uso, específicamente en dos áreas clave: I+D (Investigación y Desarrollo) y herramientas de habilitación. Las empresas están evaluando el potencial de la IA generativa y están centrando sus esfuerzos de I+D en áreas de crecimiento, al tiempo que eliminan distracciones.

• Considerar nuevos caminos de crecimiento: las empresas están desarrollando la siguiente fase de sus estrategias de crecimiento, que debería incluir búsqueda de oportunidades en nuevas regiones, compras y construcciones a través de fusiones y adquisiciones.

Buscando el mejor timing

El activismo de cartera da sus frutos en cualquier punto del proceso de inversión, desde el due diligence en las primeras etapas hasta la preparación para la salida a Bolsa.

Los mayores beneficios se obtienen al involucrarse desde temprano, así como también más tarde, con planes para pasar de bueno a excelente.

• Participar desde temprano para fortalecer. Establecer una estrategia junto con un apoyo sustancial en la ejecución, a nivel de capacidad, puede mejorar las ganancias y aumentar el precio de salida.

• Participar más tarde con acciones específicas. Para las empresas que ya tienen un buen desempeño, las inversiones estratégicas que van de bueno a excelente pueden ofrecer el mayor impacto.

Los inversionistas y administradores de cartera que no añadan un valor significativo a sus activos de software tendrán dificultades para vender. Los inversionistas en tecnología que han hecho el trabajo necesario para mejorar las ganancias tienen más probabilidades de tener éxito en el próximo mercado de compradores con activos diferenciados y destacados.

Fuente: Preparing for Exit: A Buyer’s Market Is Coming for Tech Assets, en Technology Report. P. 10.

COLUMNAS ANTERIORES

Descaro, cinismo, conchudez, abuso y burla
Las iniciativas de reforma del presidente, un nuevo intento… una vieja estrategia

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.