Colaborador Invitado

2024: Las empresas ante el reto de la incertidumbre

Las empresas deben seguir navegando por aguas turbulentas, donde las decisiones de una administración pueden tener un impacto directo en sus cadenas de suministro...

En el fulgor de un nuevo año, el escenario empresarial global se encuentra atrapado en una maraña de incertidumbres que amenaza con desencadenar una serie de eventos que desafían la estabilidad de las empresas a nivel mundial. La volatilidad geopolítica, las tensiones comerciales, el auge de la inteligencia artificial (IA), la gestión del talento humano y la polarización son riesgos que podrían redefinir las estrategias corporativas en 2024. Las empresas deben seguir navegando por aguas turbulentas, en las que las decisiones de una administración pueden tener un impacto directo en sus cadenas de suministro, inversiones, licencia social para operar y reputación.

En el informe LLYC, ‘Forecast Corporate Affairs 2024: Activismo corporativo para un año retador’, identificamos que el 75% de los directivos cree que el auge de los precios afectará negativamente a sus márgenes y ventas. El 59% afirma que la situación política puede tener un impacto alto en su actividad y un 58%, que la hiperregulación pasará factura al desarrollo sostenible de su negocio.

Otro dato que da pistas sobre las principales preocupaciones para los líderes en este nuevo año es que el 75% de los CEOs encuestados en la Flash Survey revelan que la atracción y la retención de talento son el tema que más les preocupa para el 2024 y según su percepción afectará de gran manera la productividad.

Una estabilidad que, a juicio de los CEOs encuestados, también se verá impactada por la inteligencia artificial, que lo seguirá impregnando todo y a todos. La disrupción de la IA generativa fue solo una probadita del costo para aquellas empresas que no se adaptan a las nuevas tecnologías. Por ello, siete de cada diez de los encuestados apuestan por soluciones de IA para la automatización y la data driven; la transformación digital está entre las tres principales preocupaciones en este año.

Pero, como toda moneda, la IA tiene dos caras y los algoritmos están ayudando a la creciente polarización que se ha convertido en sinónimo de desconfianza, confrontación y pérdida de credibilidad para las empresas y las marcas. Los CEOs calificaron el riesgo de polarización como el sexto desafío más importante para este nuevo año.

Ante este panorama retador, la resiliencia para la supervivencia empresarial se mantiene como la mejor alternativa para generar crecimiento en la compañía. La LLYC Deep Survey identifica las tres principales capacidades que los líderes identifican como importantes: ser flexible y adaptarse al cambio (90%), capacidad de anticipación (89%), capacidad de ser ágiles y actuar con rapidez (86%).

2024 es el año para que las organizaciones no solo resuelvan los desafíos y sobrevivan, es el año para que aprendamos a vivir e impulsar los negocios, potenciar la confianza de los grupos de interés y proteger la reputación en un contexto desafiante y de cambio permanente.

COLUMNAS ANTERIORES

México, la clave del ‘nearshoring’ en Norteamérica
¿De dónde saldrá el dinero para el pago de pensiones?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.