Colaborador Invitado

Economía dinámica, con equidad y sustentabilidad (parte II)

Es necesario un enfoque integral que involucre a diferentes actores, incluyendo al gobierno, empresas, sociedad civil y ciudadanos, para lograr un cambio real y duradero.

En la entrega anterior escribí que en Coparmex Ciudad de México tenemos la certeza de avanzar en el camino de una economía con equidad y sustentabilidad, con Desarrollo Inclusivo, como se ha especificado en Coparmex Nacional, ya que es un desafío importante, pero alcanzable. Comparto más reflexiones y medidas que podrían contribuir a este objetivo:

1. Mejorar la educación y capacitación:

· Lograr la equidad económica través de una educación de calidad y el acceso a la capacitación laboral.

· La Ciudad de México debe invertir en la mejora de la calidad educativa y garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a oportunidades de aprendizaje y desarrollo de habilidades.

· Debemos enfocar esfuerzos para desdibujar el retraso educativo que generó la pandemia por COVID y apostar por acciones que permitan a todos en la Ciudad recibir conocimientos que les permitan ser más competitivos.

· Estamos seguros de que convenir por una capacitación profesional constante es clave para conseguir servicios de mayor calidad, un desarrollo económico más acelerado y, por ende, poner a la Ciudad en el foco de inversionistas.

· Transformar la manera de contar y brindar capacitación de mayor calidad y más accesible permitirá a los ciudadanos de esta Capital generar y acceder a mercados laborales superiores y más exigentes y productivos.

· Una capacitación y profesionalización a la vanguardia de los cambios mundiales admitirá la adopción, casi de forma natural, de nuevas perspectivas en temas de equidad y sustentabilidad para la Ciudad.

2. Fomentar la inversión responsable:

· Es importante atraer inversiones que generen empleo y desarrollo económico, pero también es fundamental asegurarse de que éstas sean social y ambientalmente responsables.

· La Ciudad de México puede establecer políticas y regulaciones que promuevan la inversión responsable y sostenible.

· Nosotros hablamos de empresas sustentables para la ciudad, porque problemas como la contaminación y la movilidad, hoy nos impiden traer plantas de manufactura como Tesla.

· La apuesta para la Capital del futuro debe ser atraer a las empresas realmente sustentables, incluso sus corporativos, tal como será el caso de Tesla, que llegará a Nuevo León, pero instalará sus oficinas en la Ciudad de México.

3. Vocaciones empresariales sustentables por alcaldía:

· Resulta fundamental que cada alcaldía en la Ciudad se comprometa ubicando su vocación y responsabilidad con la sustentabilidad para el desarrollo económico; ello implica, impulsar indicadores que lo mismo ayuden a solventar los desequilibrios climáticos y ambientales, que generar acciones de desarrollo económico.

· Por ejemplo: nos quedan muy pocos parques industriales, sólo nos queda Vallejo y un poco en Granjas México. Debemos definir exactamente qué es lo que queremos hacer ahí como Ciudad Capital, porque de Vallejo nos queda el 15% solamente.

· El clúster médico que se desarrolla en Tlalpan es una buena ruta. Esa es una gran oportunidad porque tenemos frente a los Estados Unidos o Canadá, países demandan muchos servicios médicos de alta calidad a costos razonables como los que se ofrecen en nuestra Ciudad.

· Es muy importante construir la infraestructura para promover el turismo médico hacia la Ciudad de México en Milpa Alta, Xochimilco, por ejemplo.

4. Desarrollo regional con visión de largo plazo:

· Es necesario realizar mesas de trabajo para analizar el futuro económico y empresarial de la Ciudad de México, como las realizadas por diversos actores e instituciones políticas.

· Una de las finalidades de estos ejercicios, debe ser promover la integración económica regional del centro del país, pues entre la Ciudad de México, Hidalgo, el Estado de México, Tlaxcala, Puebla y Morelos representamos más de una cuarta parte del PIB Nacional.

· La llegada de empresas de alta tecnología, debido al fenómeno irrepetible del nearshoring debe ser el pretexto perfecto para conjuntar esfuerzos con las extraordinarias universidades que tenemos en esta zona del país y así, dar mayores opciones de emprendimiento y desarrollo económico y social para sus habitantes.

5. Construir a través de la TRIPLE HÉLICE una ciudad solidaria, segura y próspera para las próximas generaciones:

· Las condiciones actuales, le demandan al sector empresarial acercarse como nunca a las universidades y a nuestro gobierno para trabajar en lo que se llama “la triple hélice”.

· Hay muchos proyectos que podemos convertir en empresas, sobre todo en materia de ciencia y tecnología, espacios en los que debemos incluir a más y más mujeres, si queremos que nuestra Ciudad alcance niveles de prosperidad óptimos.

· En Coparmex CDMX hemos estado promoviendo esto a través de nuestras Comisiones de Jóvenes Empresarios y sus capítulos universitarios, nuestra incubadora de negocios, el club de inversionistas y nuestros mentores de negocios, pero nos hace falta el compromiso del Gobierno y de los legisladores para construir un modelo formal y permanente que le dé certeza jurídica a iniciativas de esta naturaleza.

· Ejecutar acciones de este calado, nos permitirá aprovechar el fenómeno del nearshoring como ningún otro estado en el país.

6. No perder de vista la transición demográfica:

· Finalmente, es necesario entender que la Ciudad de México pasa por un proceso de transición demográfica y ello nos obliga a pensar en la infraestructura, la inversión, la salud, la movilidad, el empleo, la educación, la migración, los incentivos económicos, la oferta de bienes y servicios, y el transporte seguro, tanto por parte de la sociedad como del gobierno, en un horizonte de por lo menos los próximos 25 años.

· Es decir, no podemos ofrecer soluciones del pasado a oportunidades del futuro que debemos resolver hoy.

Estas son solo algunas de las medidas que podrían promover una economía con equidad y sustentabilidad en la Ciudad de México. Es necesario un enfoque integral que involucre a diferentes actores, incluyendo al gobierno, empresas, sociedad civil y ciudadanos, para lograr un cambio real y duradero.

La gran clave es la inclusión y justa integración de cada vez más personas a la dinámica de la economía. Lograr que ésta tenga un crecimiento fuerte en todos los sectores y estratos de la sociedad. Que nadie se quede sin las herramientas personales y sociales para salir adelante, junto con sus familias.

Armando Zúñiga Salinas es presidente Coparmex CDMX/Grupo IPS/ASUME.

X: @Armando_ZunigaS

COLUMNAS ANTERIORES

Situación financiera del IMSS y riesgos asociados a la atención médica
ABC tributario para potenciar las operaciones de ‘nearshoring’ en México

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.