Colaborador Invitado

‘Nearshoring’ puede impulsar exportaciones en USD$35,300 millones

Las empresas, especialmente las estadounidenses, buscan socios de fabricación en otras regiones como México, América Central y Europa del Este.

Offshore o nearshore, esa es la cuestión. ¿Qué es más noble? ¿Sufrir problemas extremos en la cadena de suministro global, o tomar las armas contra un mar de desafíos y, mediante el nearshoring, acabar con ellos?

El nearshoring se considera a menudo una alternativa estratégica al offshoring, que implica mudar las fábricas del país de origen a uno cercano en el que todo sea más barato. Si bien el offshoring puede proporcionar ventajas de costos, el nearshoring tiene como objetivo equilibrar la reducción de costos con los beneficios de proximidad, lo que permite una colaboración más estrecha y una mejor alineación con las operaciones y la cultura de la empresa.

La popularidad del nearshoring se ha expandido en los últimos años. Según un estudio de Deloitte, se espera que este mercado crezca a una tasa anual compuesta (CAGR) del 10.3% de 2021 a 2025.

Respecto a América Latina y el Caribe, el nearshoring puede aumentar las exportaciones globales en 78,000 millones de dólares cada año. De acuerdo con proyecciones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) 35,300 millones corresponden a México, es decir, el 45%.

Factores que impulsan este crecimiento:

Aumento del costo de fabricación en China: A medida que la economía de ese país ha crecido, el costo de fabricación también ha aumentado. Por ello, las empresas, especialmente las estadounidenses, buscan socios de fabricación en otras regiones como México, América Central y Europa del Este.

Mayor disponibilidad y menor costo de automatización: La automatización se utiliza para tareas como ensamblaje, pruebas y empaquetado. Esto mejora la eficiencia y la precisión de los procesos de fabricación y reduce la necesidad de mano de obra humana.

Creciente importancia de la velocidad de comercialización: las empresas deben llevar sus productos al mercado rápidamente, en el escenario competitivo global. El nearshoring puede ayudar a las empresas a reducir el tiempo que lleva lanzar sus productos al mercado, ya que pueden fabricarse más cerca de sus mercados objetivo.

Necesidad de un mayor control de la cadena de suministro: cuando las empresas subcontratan la fabricación a países distantes, pueden perder el control sobre sus cadenas de suministro. Esto puede conducir a problemas como retrasos en el envío e inconvenientes de control de calidad. El nearshoring puede ayudar a las empresas a mantener un mayor control sobre sus cadenas de suministro.

Deseo de mejorar el servicio al cliente: al adoptar el nearshoring, las empresas pueden mejorar el servicio al cliente comunicándose de manera más efectiva con ellos y respondiendo a sus necesidades más rápidamente. Esto puede ser especialmente importante para las empresas que venden productos o servicios que requieren un alto nivel de interacción con el cliente.

Incentivos gubernamentales: algunos gobiernos ofrecen incentivos a las empresas que adoptan el nearshoring. Estos incentivos pueden incluir ventajas fiscales, subsidios y préstamos subsidiados.

Sostenibilidad y consideraciones ambientales: el nearshoring puede contribuir a prácticas comerciales sostenibles, al reducir la huella de carbono asociada con los viajes y el transporte de larga distancia. Las empresas pueden minimizar el impacto ambiental de sus cadenas de suministro y operaciones seleccionando ubicaciones cercanas.

Cuando las empresas de distribución compran a productores que han adoptado el nearshoring, pueden disfrutar de distintos beneficios:

Plazos de entrega reducidos: el nearshoring reduce la distancia entre la industria y el centro de distribución, lo que resulta en tiempos de envío más cortos. Esto conduce a tiempos de entrega de productos reducidos, lo que permite a las empresas de distribución cumplir con los pedidos de los clientes de manera más rápida y eficiente.

Mejor visibilidad de la cadena de suministro: la proximidad al sitio de fabricación brinda a las empresas de distribución una mejor visibilidad y control sobre la cadena de suministro. Pueden monitorear de cerca el progreso de la producción, el control de calidad y los niveles de inventario, lo que lleva a una mejor previsión y gestión de inventario.

Ahorro de costos: si bien el nearshoring puede no ofrecer los mismos ahorros de costos que el offshoring, aún puede proporcionar beneficios financieros específicos. La reducción de los costos de transporte, las tasas de importación / exportación más baja y los costos de mano de obra potencialmente más bajos en ubicaciones más cercanas pueden contribuir al ahorro de costos para las empresas de distribución.

Reducir los riesgos y las complejidades: el nearshoring ayuda a las empresas de distribución a mitigar los riesgos asociados con las cadenas de suministro globales. Al operar en países cercanos, pueden minimizar las interrupciones causadas por factores geopolíticos, desastres naturales o cuellos de botella de transporte que pueden afectar a las industrias más distantes. Esto puede aumentar la estabilidad operativa y reducir las complejidades en la gestión de la cadena de suministro.

Al observar las noticias recientes, está claro que las empresas se están dando cuenta de estos beneficios. Schneider Electric, que se especializa en automatización digital y gestión de energía, está expandiendo su presencia de fabricación en América del Norte. La compañía está abriendo dos nuevas plantas en Texas y México para satisfacer la creciente demanda de productos. Las nuevas plantas producirán diversos productos eléctricos y de automatización, incluidos interruptores de bajo voltaje, productos de distribución de energía y controles industriales. La expansión es parte de la estrategia de Schneider Electric para producir bienes más cerca de donde se venden.

Algunas empresas manufactureras que se han mudado recientemente o están en proceso de trasladar sus operaciones de China a México incluyen: Yazaki, Foxconn, Panasonic, LG Electronics, Samsung, Intel, Tesla, General Motors, Ford Motor Co., Honeywell, Siemens, ABB, Schneider Electric y Eaton.

Es probable que esta tendencia continúe a medida que las empresas busquen formas de reducir costos y mejorar la flexibilidad de su cadena de suministro.

COLUMNAS ANTERIORES

¿Transformación y progreso con los distritos de salud para el bienestar en México?
México en las urnas globales: El poder de la diáspora

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.