Colaborador Invitado

Oportunidad y desafíos para el mercado laboral mexicano en 2023

Las empresas comenzaron el año con mayores costos en materia laboral, en especial con el incremento a las cuotas y aportaciones patronales de cesantía y vejez ante el IMSS.

Las oportunidades de crecimiento para empresas mexicanas podrían incrementarse en 2023 ante una mayor competitividad laboral y atracción de inversiones.

El mercado laboral en México ha sido resiliente en los últimos 12 meses, a pesar de un panorama macroeconómico desafiante. De acuerdo con datos del INEGI, la tasa de desocupación se ubicó en 3.0 por ciento al cierre de diciembre de 2022, impulsada por una mayor generación de empleos formales; de hecho, el año pasado se crearon 752 mil 749 puestos de trabajo, lo que representó un crecimiento anual del 3.7 por ciento, según cifras del IMSS.

Asimismo, las empresas comenzaron el año con mayores costos en materia laboral, en especial con el incremento a las cuotas y aportaciones patronales de cesantía y vejez ante el IMSS. Desde mi perspectiva, existen áreas de oportunidad para las empresas que buscan cumplir cabalmente con las regulaciones y, al mismo tiempo, ofrecer beneficios para aumentar la competitividad y desarrollo del talento. Las describo a continuación:

Incremento en las cuotas de cesantía y vejez

En el primer trimestre del año, las empresas observarán un aumento de la cuota patronal por concepto de cesantía y vejez entre un rango de 3.15 a 4.24 por ciento, tomando en consideración el salario base de cotización del trabajador. Si las empresas no realizaron correctamente u omitieron la prospectiva de sus costos laborales, podrían tener una presión para llevar a cabo este cumplimiento.

Recordemos que la cuota aumentará gradualmente comenzando del 1 de enero de 2023 hasta 2030 en un nivel de 11.85 por ciento. Al respecto, los resultados de la encuesta Global CEO Survey 2023, edición México destacan que 65 por ciento de los directores generales encuestados consideran que, en gran medida, los cambios regulatorios pueden generar problemas en la rentabilidad de su industria.

Vacaciones dignas y aumento al aguinaldo

Un punto importante en el que México progresó en materia laboral fue en el aumento de los días de vacaciones. De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), nuestro país era el único que otorgaba seis días de vacaciones como mínimo; en contraste, países como España o Nueva Zelanda el periodo mínimo de descanso es de 20 días. A partir de este año, la Ley Federal del Trabajo estipula que los días de descanso serán de 12 días durante el primer año laboral y cada año el empleado tendrá derecho a dos días más de descanso.

Por otro lado, en el Senado de la República se propuso una iniciativa de ley para reformar el artículo 87 de la Ley Federal de Trabajo para así otorgar un pago mínimo de 30 días de aguinaldo. Actualmente, se establece que el mínimo de dicha prestación es de 15 días.

Tanto el posible aumento al aguinaldo como el incremento de los días de vacaciones podrían dar un “piso parejo” para las empresas, tanto pequeñas, medianas y grandes en otorgar las mismas prestaciones de ley y aumentar su competitividad laboral en el mercado; sin embargo, esto también podría generar un mayor costo para las Pymes.

Vale la pena señalar que, seis de cada diez directores ejecutivos encuestados en México para la Global CEO Survey 2023 señalaron que no planean realizar despidos en los próximos 12 meses y cinco de cada diez no están contemplando la congelación de contrataciones en ese mismo periodo.

Oportunidades ante un mayor cumplimiento

Más allá de vislumbrar estos cambios regulatorios desde una perspectiva desafiante, las organizaciones pueden trabajar para convertirlos en una oportunidad de optimizar su oferta laboral. Nuestra encuesta Workforce Hopes and Fears 2022 reveló que 75 por ciento del talento afirmó estar satisfecho con su empleo actual; no obstante, ocho de cada diez encuestados indicaron que pediría un aumento y/o ascenso.

Asimismo, el crecimiento del nearshoring en el país podría ser una ventaja para la fuerza laboral, pues a mayor inversión en sectores como el manufacturero, el inmobiliario o de la construcción, mayores oportunidades de empleo directo e indirecto. En este aspecto, la capacitación del talento será un aspecto clave. De hecho, siete de cada diez CEO encuestados en la Global CEO Survey 2023 planean invertir en capacitar a sus empleados en áreas prioritarias.

Si bien, las reformas mencionadas requieren un trabajo profundo de prospectiva para analizar sus implicaciones en los costos de operación, también ofrecen la oportunidad de elevar la competitividad de las empresas en la búsqueda del mejor talento y en la productividad de sus colaboradores.

Roberto Soto, Managing Director de Deals en PwC México.

COLUMNAS ANTERIORES

¿Transformación y progreso con los distritos de salud para el bienestar en México?
México en las urnas globales: El poder de la diáspora

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.