Colaborador Invitado

Turismo, pilar para la reactivación económica

El golpe que significó la pandemia fue notorio para esta industria, dice Armando Zúñiga Salinas.

Por Armando Zúñiga Salinas, Presidente Coparmex Ciudad de México.

Hace dos años cuatro meses que México y el mundo fueron presas de un evento inesperado que desestabilizó casi todas las actividades económicas: la pandemia por COVID-19 arrasó por completo y el sector turístico no fue la excepción.

Mientras en el año 2019 nuestro país se ubicó en el top 10 a nivel mundial en cuanto al número de turistas que nos visitaron, con un total superior a los 45 millones, el golpe que significó la pandemia fue notorio para esta industria.

Tan sólo un dato que dice mucho al respecto: mientras para el año 2018 el valor del turismo en México representó 8.4% del Producto Interno Bruto y en el 2019 fue de 8.5%, para el 2020, cayó casi dos puntos porcentuales hasta el 6.7 por ciento.

Si bien es cierto que la caída fue y ha sido por el efecto que trajo consigo la pandemia, a más de dos años de iniciada, es momento de poner manos a la obra y recordar que el turismo fue, ha sido y será un pilar en la economía mexicana y más ahora para su reactivación.

¿Y por qué es el momento? Porque México lo tiene todo. De costa a costa hay playas, selvas, bosques, ríos, montañas, desiertos, pueblos mágicos, tradiciones, gastronomía, historia, cultura y muchas cosas más.

Además de todo lo que ofrece el país para el turismo local y el internacional, el titular del ramo Miguel Torruco Marqués pronosticó en febrero reciente que el consumo turístico será de 146 mil 886 millones de dólares al cierre de este año, 12.3% más que al cierre del 2021.

Con los resultados de la Cuenta Satélite del Turismo, que se publicarán en diciembre de 2022, la Secretaría del ramo espera que mejore la participación del PIB Turístico en el PIB Nacional, alcanzando un 7.1% en la economía nacional, y para el cierre de 2022, se retome la participación por arriba del 8.3%, tan solo tres décimas por debajo del 2019.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en su Estudio de Política Turística de México dio a conocer cuatro importantes recomendaciones de política turística para mejorar la actualidad en el sector.

  • Promover un enfoque más integrado y una gobernanza más sólida de la política turística.
  • Ampliar la conectividad para apoyar la diversificación del mercado y movilizar a los visitantes en todo el país.
  • Promover el crecimiento turístico incluyente, la diversificación de productos y el desarrollo de destinos.
  • Priorizar la inversión y financiamiento de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) en apoyo a la innovación de la oferta.

El último punto es fundamental para ayudar a la economía. Sin importar a qué industria o sector pertenezca, la cadena de valor que dan las pymes al turismo es primordial: productos y servicios utilizados en la gran industria turística provienen de una pequeña, chica o mediana empresa; tan sólo hay que recordar que el 99% de las empresas de este país… son pymes.

¿Y la CDMX?

Si ya se escribió líneas arriba que México en su totalidad es rico turísticamente hablando, la Ciudad de México, el corazón del país, es, específicamente, de lo más destacado.

La ciudad se ubica como la segunda con más museos en todo el mundo. Datos de la Secretaría de Turismo indican que la #CDMX cuenta con 170 museos y 43 galerías.

En gastronomía no se queda atrás. Según los Latin America’s 50 Best Restaurants 2021: Pasado y Futuro, ocho de esos 50 mejores se encuentran en la CDMX, sin contar, claro, toda la comida tradicional que va desde comida casera hasta diversos platillos populares y callejeros, donde uno también se chupa los dedos de lo rico que están y que, además, son un gran atractivo para los turistas.

¿Y qué nos dicen estos datos? Que la CDMX está más que preparada para reactivar la economía por medio del turismo. Y sí, sabemos que no todo es obra de magia. Por ello, la Comisión de Turismo de Coparmex CDMX, bajo el liderazgo de su presidente Armando Culebro, preparó el Programa Impulsa Turismo, que busca incrementar para fin de año la llegada en por lo menos cien mil turistas nacionales e internacionales más que los que actualmente se reciben.

La iniciativa privada está en la primera línea de batalla para lograr que la economía de la ciudad reviva para bienestar de todos. Sabemos que el turismo es una actividad fundamental para que empresas, trabajadores, prestadores de servicios y autoridades locales participen en la reactivación económica tan necesaria para todos. No lo dudemos más: Impulsemos el turismo capitalino.

COLUMNAS ANTERIORES

La Guardia Nacional: De la militarización de facto a la de ‘iure’
Escasez de chips: repercusiones alcanzan al sector financiero

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.